Interiores en tonos neutros

Habitación en tonos neutros
Salón en tonos neutros/ Foto: Armani Casa/armani.com

Apostar por tonos neutros en la decoración del interior de nuestro hogar puede hacer que las estancias se muestren demasiado aburridas o tal vez muy serias o formales. Esto está bien si es el efecto que buscamos, pero ¿y si deseamos efectuar un cambio y añadir un toque de color o romper la monotonía? Entonces deberemos ser cautelosos, pues no todo vale. Si introducimos tonalidades más alegres a través del mobiliario o de accesorios como lámparas e incluso jugamos con las texturas, obtendremos un resultado más vistoso. Sin embargo, hay que saber hacerlo. Te contamos cómo.

Elegancia

Los tonos neutros aportan un aire de sofisticación, y dan la imagen de un hogar moderno y contemporáneo. Se usan mucho en la decoración nórdica y minimalista. Son muy socorridos pues permiten combinaciones fáciles. Se consideran colores neutros, el blanco, el negro, el gris, el beige, el marrón, el marfil, el caqui, el cognac, los ocres y las tonalidades “desérticas”. Todos ellos combinados en una habitación dan un resultado muy elegante, pero se corre el riesgo de ser demasiado formal.

Salón
Salón./Foto: Unsplash

Se sabe que los colores cálidos generan un efecto estimulante, mientras que los fríos tienden a relajar. Si hemos optado por estos últimos, podremos crear un hogar muy acogedor a la par que distinguido, pero si jugamos bien con todos los elementos de decoración que tenemos a nuestro alcance.

Salón
Salón./Foto: Pexels

La combinación de texturas a través de los elementos decorativos como las alfombras, el textil de los sofás o incluso el dibujo de suelos y paredes, rompe la pauta de estas tonalidades y provoca que las estancias sean menos monótonas.

Salón
Salón./Foto: Pexels

Jugar con la iluminación

La iluminación puede contribuir a romper el equilibrio en su justa medida, para ello hay que elegir una lámpara que no desentone, pero que a la vez aporte un toque distintivo y diferencie a la habitación con la que queremos jugar. Si emite una luz tenue el efecto de armonía será inmediato. De igual modo, añadir elementos de madera aporta una mayor candidez.

Tonos neutros
Lámpara en suspensión/ Foto: nedgis.com

Materiales variados

La utilización de materiales variados en los accesorios o parte del mobiliario contribuye a romper la monotonía.

Silla de ratán/ Foto: House of Flora
Silla de ratán/ Foto: House of Flora

En la imagen apreciamos una silla de House of Flora, hecha con tiras de ratán sostenible laterales y horizontales creando un patrón geométrico que acentúa las curvas distintivas del asiento. El ribete de ratán negro y las patas de hierro negro proporcionan un contrapunto tonal.

Distintas intensidades

De igual modo, jugar con distintas intensidades de un mismo color da mucho juego y se consiguen resultados muy vistosos. Si por ejemplo hemos escogido el gris para nuestro dormitorio, como en la propuesta de MY Forniture, es posible dar algo de alegría a la habitación incorporando plantas de interior cuyo verde contrasta llamativamente con el grisáceo y negro predominantes.

Salón
Salón./Foto: Pexels

Pósteres enmarcados

Para dar vida a paredes neutras, un conjunto de carteles o pósteres enmarcados con diseños modernos y de distintos tamaños como los de Desenio, dan lugar a un espacio más disonante, pero a la par estiloso.

Póster en blanco y negro con el logo de Prada Marfa de Desenio
Póster en blanco y negro con el logo de Prada Marfa de Desenio./Foto: Desenio