El edificio ucraniano suspendido en las copas de los árboles de los Cárpatos

Foto: Viktor Zelen
Foto: Viktor Zelen

Los edificios que marcan la diferencia por su diseño, nos apasionan. Y el que alberga la National Geographical Society de Ucrania es, sencillamente, impresionante. Una construcción situada en los Cárpatos ucranianos que se alza como si estuviera suspendido en las frondosas copas de los árboles.

El edificio ucraniano suspendido en las copas de los árboles de los Cárpatos

El concepto del edificio de la National Geographical Society:  La casa está ubicada en los Cárpatos ucranianos y objetivo de su uso es estudiar, investigar y preservar la flora y fauna de la región. Este es un lugar donde los investigadores viven y realizan contribuciones importantes a su trabajo.

El edificio ucraniano suspendido en las copas de los árboles de los Cárpatos

La principal tarea del proyecto es intentar no perturbar la naturaleza en lo más mínimo. Es por eso que la estructura portante principal es un soporte al que se suspende la casa mediante cables por encima de los árboles. Dentro del soporte hay escaleras. La casa también tiene un pequeño teleférico y por tanto, se puede acceder a ella fácilmente.

El edificio ucraniano suspendido en las copas de los árboles de los Cárpatos

El interior de la casa de los investigadores es un espacio abierto con áreas de trabajo, cocina, descanso y sueño. También hay una gran terraza donde habrá una variedad de instalaciones para explorar la naturaleza .

Con la situación actual,  la naturaleza necesita  de nuestra protección. Para hacer esto, hacer este tipo de construcciones que se fusionan con el entorno y en las que convivirán investigadores, científicos y ecologistas, supone de alguna poner poner nuestro granito de arena.

El edificio ucraniano suspendido en las copas de los árboles de los Cárpatos

El edificio ucraniano suspendido en las copas de los árboles de los Cárpatos

Las tendencias en arquitectura son claras: la importancia del contacto -y el respeto-por lo natural es primordial y el la posibilidad de conectar el interior con el exterior, es clave. En un lugar así, rodeados de un bosque frondoso en plenos Cárpatos, estudiar la flora y la fauna se hace, sin lugar a dudas, más fácil.