Treehotel: cuando dormir en una «casa del árbol» es todo un lujo

Treehotel
Treehotel. /Foto: Treehotel.

Treehotel, que abrió sus puertas en 2010, es un reducto sueco de paz a 40 minutos en coche de Boden y la ciudad costera de Lulea. Los comercios más cercanos se hallan a dos kilómetros, en la localidad de Harads. A pesar de tener que recorrer desde España una larga distancia para dar con este idílico lugar, el hotel lo tiene todo para hacernos sentir en casa.

Treehotel: cuando dormir en una «casa del árbol» es todo un lujo

Se trata de un complejo de siete construcciones diferentes que nos invita a desconectar de la rutina para conectar con la naturaleza. Este hotel ensalza los valores de la ecología, el confort, la arquitectura y el diseño moderno y nos invita a vivir una inolvidable aventura entre árboles. Sus habitaciones se construyen precisamente en la copa de estos. Están perfectamente integradas en el bosque y cuentan con la altura suficiente como para brindarnos la oportunidad de vislumbrar, desde sus enormes ventanales, la aurora boreal entre septiembre y marzo.

Treehotel: cuando dormir en una «casa del árbol» es todo un lujo

El Treehotel ofrece aventuras, un relajante descanso y una oportunidad inigualable de recapacitar acerca de la belleza del mundo. Como te contábamos, se divide en diferentes construcciones, cada cual con su personalidad:

  • Mirrorcube: es una habitación cubicular cubierta de espejos sobre los que se refleja el bosque.
  • Bird’s Nest: una habitación con forma de nido de pájaro espectacular.
  • The Cabin: que emula la cabina de un teleférico.
  • The Ufo: que hace las veces de nave espacial.
  • Dragon Fly: formada por diferentes cubículos en un acero cortén color rojo.
  • The Blue Cone: que podría recordar a la casa de los gnomos en la famosa serie de animación.

En el vídeo que te mostramos bajo estas líneas puedes verlas todas mejor.

Además de las mencionadas habitaciones, merece sección aparte la denominada The 7th Room (Habitación Siete). Se trata de una construcción que ofrece «diferentes niveles de experiencia». La parte inferior de la habitación muestra una foto a tamaño natural de las copas de los pinos antes de que la habitación estuviera aquí. Las escaleras que conducen a la habitación tienen varias plantas con miradores y ya dentro de la habitación, sorprenden las ventanas con espectaculares vistas panorámicas. Por si fuera poco, las habitaciones tienen tragaluces a través de los que se puede apreciar el brillante cielo nocturno de verano y en el centro de la construcción hay una terraza, formada por un suelo de red con un pino de crecimiento natural en el medio. A través del piso de red se puede ver, a 10 metros bajo nuestros pies, la vasta extensión del valle del río Lule. ¿Podemos pedir más?

La «casa» tiene un tamaño total de 100 metros cuadrados, de los cuales el alojamiento ocupa unos 75. Dispone de dos dormitorios con dos camas cada uno y una cama supletoria en el salón. Hay un baño y una ducha construidos a partir de materiales ecológicos.  A todas estas comodidades hay que sumar la exquisita decoración de The 7th Room, diseñada por la firma noruega Snöhetta. La madera y los textiles escandinavos acaparan nuestra atención. Lo hace también la chimenea, ideal para las noches más frescas de invierno.

Te dejamos a continuación un vídeo espectacular para que acabes de enamorarte por completo.

La estancia de una noche para cinco personas en la Habitación Siete de Treehotel tiene un precio aproximado de 1.240 euros en temporada baja. ¿Te animas? Este es uno de los lugares que hay que visitar al menos una vez en la vida.