Hablamos con Alejandra Pombo, la joven interiorista madrileña que causa sensación

Joven, apasionada, exitosa en lo suyo y madre de una familia numerosa. Así es Alejandra Pombo, la reconocida interiorista madrileña que hoy entrevistamos en COOL. Sus creaciones, tanto en viviendas como en reconocidos restaurantes (Numa Pompilio y hasta incluso, centros de belleza como el de Maribel Yébenes) causan sensación, y llevan de manera inevitable su toque único y muy reconocible. Sitios con alma que ella idea y decora consiguiendo espacios que se prestan al disfrute, tanto en un hogar como en un lugar de ocio. 11 años de carrera que lleva con orgullo recordando con especial cariño a esos primeros clientes de viviendas particulares que confiaron en ella dejando en sus manos algo tan personal como sus preciadas casas. Una joven que destaca en un sector cada vez más ‘democrático’: «Cuando trabajaba con Pascua Ortega, el interiorismo era para unos pocos. Ahora, acude a nosotros todo el mundo. Cada vez más gente acude a un profesional para sacarle partido a su casa o su negocio», comenta al inicio de la charla.

La interiorista Alejandra Pombo diseñando en su estudio
La interiorista Alejandra Pombo diseñando en su estudio

Nos recibe en el epicentro de su mundo creativo: lo que ella misma llama su «casa-estudio», un lugar que respira buen gusto por los cuatro costados y que habla mucho de la que es una de sus premisas básicas: «Casas y lugares con alma para ser vividos y disfrutados». Sonriente, encantadora y amante de su trabajo, esta joven graduada con honores en la Politécnica de Madrid, dio sus primeros pasos en la profesión con el reputado Pascua Ortega, algo que califica como «una gran suerte». «Salir de la carrera y estar con el mejor porque, para mí es un maestro, fue como hacerme el gran máster», explica orgullosa. Una experiencia gratificante que acabó dejándole una buena base unos cimientos firmes que, años después, la llevarían a montar su propio (y ahora exitoso) estudio de interiorismo.

Casas ‘vividas’

Alejandra Pombo en su entrevista con COOL
Alejandra Pombo en su entrevista con COOL

La situación generada a raíz de la Covid 19 ha cambiado también las reglas del juego en el sector: «Las casas no solo deben ser bonitas para ser enseñadas. Hay mucho tiempo para vivir en esas casas. Ahora, con la pandemia, hemos aprendido que hay mucho tiempo parar vivirlas. La gente está teletrabajando más, viviendo más sus hogares… la palabra hogar con exclamaciones creo que es lo que ha quedado después de la pandemia». Y, de hacer de los hogares y locales de sus clientes lugares apetecibles, cómodos y bonitos, se encarga Alejandra junto a un equipo de profesionales excepcionales que valora y reconoce en todo momento.

Restaurantes y espacios con sello ‘Alejandra Pombo’

Hotel VINCCI SOHO Málaga/Foto: Alejandra Pombo
Hotel VINCCI SOHO Málaga/Foto: Alejandra Pombo

Producto de su indiscutible gusto y buen hacer son, por ejemplo, el aspecto de restaurantes de renombre como el italiano NUMA Pompilio o, el también madrileño Fismuler o, el coqueto Cuartel del Mar en Chiclana de la Frontera. Pombo crea espacios únicos que impregna con su creatividad y su gusto refinado y chic. Considerando que siempre (sobre todo en la vivienda) el hilo conductor es la persona, sabe entender y ver los locales que se le encargan para conseguir el diseño de interiores perfecto. «Para mí es muy importante exprimir y sacar la personalidad de las personas y lugares. Siempre tiene que haber una historia. Algo sin alma detrás pierde toda la gracia».

Restaurante NUMA POMPILIO/Foto: alejandra_pombo_interiorismo
Restaurante NUMA POMPILIO/Foto: alejandra_pombo_interiorismo

Sus fuentes de inspiración 

Nuestra entrevistada sabe que las redes sociales como fuentes de ideas son útiles y recurrentes pero, se niega a seguir esa estela. Alejandra Pombo prefiere salirse de la norma e ir más allá. La cotidianidad la seduce más que una cuenta de Instagram: «Crear espacios bonitos es algo que sabemos todos. Tenemos que saber ir más allá porque si yo tengo la misma inspiración que el resto de estudios, al final, vamos a tender todos a hacer lo mismo. Recomiendo inspirarnos en el día a día para marcar la diferencia. Huir de las redes para eso. Yo, lógicamente veo Instagram a diario, pero prefiero fijarme en nuestro día a día y observar más allá del móvil «, nos asegura sabiamente Pombo con esa amplia sonrisa que tanto le caracteriza.