Monte de Soledad: el acogedor refugio encallado en un glaciar

Foto: Viktoria Nyerges Architect
Foto: Viktoria Nyerges Architect

La arquitectura es al final, arte e inspiración constante y de la creatividad de los grandes de este sector nacen diseños extraordinarios e inspiradores. Mount Solitude, ‘Monte de Soledad’, es buen ejemplo de ello. El diseño de una casa soñada encallada en un glaciar (que podría ser en cualquier punto gélido del mundo) ideada con una construcción geométrica de amplios ventanales abiertos a la inmensidad del océano que conquista y que tiene sello femenino: la joven arquitecta húngara, Viktoria Nyerges.

Este proyecto es un verdadero sueño. A través del diseño de esta particular casa, esta arquitecta húngara proyectó el deseo de sentirse en paz con su soledad y poder reconectar con su interior.  Todos los elementos se encuentran pensados para que la experiencia dentro sea diferente y deje huella. La sensación de estar al borde del abismo pero a su vez, protegidos, es la clave de Monte de Soledad.

«Imaginé un lugar en medio de la nada, encima de todo. Me preguntaba si vería las estrellas desde mi cama y las montañas desde mi baño, nunca dejaría este lugar. En el curso del diseño, mi objetivo era alcanzar la sensación de completo aislamiento y tranquilidad dentro del observador.», asegura la reconocida profesional haciendo gala de una sensibilidad extraordinaria que también, refleja en sus obras.

Foto: Viktoria-Nyerges Architect
Foto: Viktoria-Nyerges Architect

Una excéntrica vivienda cuya forma se integra a la perfección con el aventurero entorno elegido: un inmenso glaciar ficticio que se impone cual gigante ante un mar bravío. Como si de un cubo de hielo en la cima de la montaña se tratase, la idea impacta y es digna de ser admirada. «Coincidiendo con el ambiente frío, en este caso, utilicé materiales fríos como hormigón, acero y vidrio», explica la autora.

Vistas panorámicas

En este proyecto evocador nada es casual. La autora pretende crear una dualidad marcada entre el exterior y el interior del Monte de Soledad: «Durante el corte de la forma del cubo regular, las superficies sesgadas resultantes se diseñaron con vidrio para proporcionar una vista panorámica desde el interior. En contraste con el áspero mundo exterior, el edificio tiene un ambiente cálido con vegetación en el interior para que el lugar se sienta acogedor».

Bajo la luz de las estrellas

Monte de Soledad/Foto: Viktoria-Nyerges
Monte de Soledad/Foto: Viktoria-Nyerges

Toda la construcción de esta vivienda va enfocada a las vistas, a poder admirar el desolado exterior desde este particular refugio personal. Al caer la noche, la idea en las imágenes de las ilustraciones en render son aún más espectaculares. El ocaso y su posterior oscuridad en esta vivienda son, otra historia y la luz de las estrellas, un elemento decorativo más.

Interior acogedor

Interior de 'Monte de Solediad'/Foto: Viktoria Nyerges Architect
Interior de ‘Monte de Solediad’/Foto: Viktoria Nyerges Architect

Los interiores de este proyecto arquitectónico único son acogedores e invitan al sosiego. Desconectar en su interior y perderse entre sus cálidos ambientes e imponentes vistas, no es complicado. Con una decoración de corte rústico en el que materiales nobles como la madera o el cuero son los protagonistas, el diseño roza la exquisitez e invita a sentirse como en casa.

Monte de Soledad: el acogedor refugio encallado en un glaciar

La bañera de porcelanato y cristal que mira incesante a esas montañas nevadas también contribuyen de manera icónica a esa necesidad de escape que plantea la autora. El Mount Solitude está pensado para huir del bullicio, de la rutina y de la gente en sí y disfrutar de la agradable compañía de nuestra soledad.

Monte de Soledad: el acogedor refugio encallado en un glaciar

La chimenea a leña que nace de las alturas y se alza flotante de manera reinante, es fundamental en la composición de los elementos. Un plus de calidez que hace que Monte de Soledad tenga un corazón cálido en medio de tanto frío.

Sobre Viktoria Nyerges

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Viktória Nyerges (@vixi.mix)

La autora de esta atípica e idílica creación aquitectónica es una joven profesional húngara cuyo estudio se encuentra en Budapest. Diseñadora gráfica y arquitecta, la innovación en sus trabajos es la clave de su temprano éxito. «Siempre busco soluciones de diseño sustentable y oportunidades para aportar ideas. La eficiencia, la estética y la creatividad son aspectos importantes en mis actividades profesionales», explica en su página web.  La joven se  ocupo de proyectos de arquitectura, diseño de interiores, modelado y visualización 3d, diseño de producto, diseño gráfico, branding e identidad corporativa.