El rascacielos del estudio Zaha Hadid que se construirá en China

'Tower C' en Hong Kong/ Foto: Zaha Hadid Architects
'Tower C' en Hong Kong_Foto: Zaha Hadid Architects

Tower C‘ será un impactante rascacielos -compuesto por dos torres unidas- que formará parte del Shenzhen Bay Super Headquarters Base: un importante centro financiero y de negocios en la opulenta ciudad china de Shenzhen. Un proyecto que contará con 400 metros de altura y que liderará el prestigioso estudio de arquitectura anglo-iraquí, Zaha Hadid.

La 'Tower C'/Foto: Zaha Hadid Architects
La ‘Tower C’/Foto: Zaha Hadid Architects

Un diseño que tiene previsto unir dos grandes torres doradas unidas con un podio de varios pisos. Contará con fastuosas terrazas repletas de vegetación. Una estructura que hará que le aporte una estética única y una relación con la naturaleza muy en consonancia con lo que dictan las últimas tendencias en arquitectura en 2021. «El podio escalonado de la Torre C se integra con el parque para crear un nuevo espacio público para esta ciudad dinámica que ha crecido hasta convertirse en un centro global de innovación tecnológica», explican desde el prestigioso estudio que lo llevará a cabo.

El rascacielos del estudio Zaha Hadid que se construirá en China

El impactante diseño de Zaha Hadid presentado en recreaciones 3D muestra la creación de dos torres unidas de casi 400 m con espacio para oficinas dotadas -gracias a su disposición-de luz natural y espacios para locales de tiendas, entretenimiento y servicios gastronómicos, además de un hotel, un centro de convenciones e instalaciones culturales con galerías de exhibición.

Este rascacielos contará con una cortina de vidrio de exclusivo acabado y  escalonado, ideado para ayudar al edificio a tener sombra. Este acristalamiento también tendrá cavidades que facilitarán la ventilación natural del edificio. Y su interior promete: espacios diáfanos sin columnas y con abundante iluminación natural.

Proyecto ‘eco’

El proyecto 'Tower C' en Shenzhen, China
El proyecto ‘Tower C’ en Shenzhen, China

Desde Zaha Architecs explican que los materiales utilizados en toda la construcción incluyen aquellos serán reciclados o poseerán una baja cantidad de carbono incorporado. Además de contar para su climatización con controles ambientales interiores que se ajustarán en tiempo real para reducir el consumo de energía con equipos de alta eficiencia y optimización de plantas de enfriamiento.

La recolección y el reciclaje de agua, la energía fotovoltaica para recolectar energía solar y los bonitos jardines que, presentes en todos los niveles de las terrazas, filtrarán biológicamente los agentes contaminantes serán, las características que convertirán a Tower C en un proyecto de lo más ecofriendly.

Sobre el ‘Bay Super Headquarters Base’

Este novedoso edifico se integrará en la ciudad y la naturaleza dentro del llamado ‘eje verde central’ en plena columna vertebral de la ciudad de Shenzhen. Auguran que se convertirá en «la torre del futuro» dentro de la Super Headquarters Base, el importante centro financiero y de negocios donde se situará.

Un proyecto que prestará servicios al área metropolitana de la Bahía de Guangdong. Hong Kong y Macao y albergará sedes corporativas con una capacidad para albergar a alrededor de unos 300.000 empleados al día. Este proyecto incluirá también lugares destinados a la celebración de conferencias internacionales, exhibiciones, programas culturales y artísticos. Todo esto en una localización puntera como lo es la moderna metrópolis china de Shenzhen. 

Zaha Hadid Architects

Con sede en Londres, este estudio de arquitectura premium creador de ‘Tower C’ goza de una reputación impoluta. Su alma máter, la arquitecta iraní Zaha Hadid (fallecida de manera repentina en 2016 con 56 años) fue un referente en la corriente del desconstructivimo (creaciones no lineales con formas no rectilíneas) y la primera mujer en recibir, en el año 2004,  el prestigioso Premio Pritzker. 950 proyectos en 44 países les avalan: «Trabajamos a todas las escalas y en todos los sectores. Creamos espacios transformadores  culturales, corporativos, residenciales y otros que funcionan de manera sincrónica con el entorno», aseguran.