Vitra y las sillas icónicas en miniatura para los amantes del diseño

Vitra
Sillas en miniatura de Vitra. /Foto: Vitra

Hace unos 20 años, el Vitra Design Museum, propiedad de la marca Vitra de muebles de diseño, ubicado en Weil am Rhein (Alemania) comenzó a realizar réplicas en miniatura de esos muebles de su colección que se han convertido en grandes hitos del diseño. De esta manera ha dado vida a una suerte de curioso resumen de la historia del diseño de mobiliario industrial, pasando del historicismo y el art nouveau a la nueva objetividad de la Bauhaus y el diseño radical, y desde el posmodernismo hasta la actualidad. Así, la colección ha crecido hasta incluir más de 100 piezas.

Todas las sillas tienen una sexta parte del tamaño de los originales históricos. Todas son fieles a la escala y reproducen los originales hasta el más mínimo detalle de construcción, material y color. Así, no solo se han traducido las claves del diseño en las versiones en miniatura, sino que también se han tenido en cuenta detalles como los materiales, la veta natural de la madera, la reproducción de tornillos y su elaborada artesanía. Todo ello ha convertido las piezas de la colección de miniaturas en populares piezas de colección. Al mismo tiempo, brindan a las personas interesadas en la cultura y el diseño valiosa información sobre la historia de los entornos que creamos. Algunas de nuestras sillas favoritas son:

Miniatura MR 90 Barcelona de Mies van der Roh

Vitra
Miniature MR 90 Barcelona Mies van der Rohe. /Foto: Vitra

Mies van der Rohe diseñó el pabellón alemán y el mobiliario correspondiente para la feria mundial de 1929 de Barcelona. Entre otras cosas, su pabellón sirvió de escenario para la ceremonia inaugural presidida por la pareja real española, Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Si bien Mies van der Rohe implementó sus ideas de arquitectura de vanguardia en acero y vidrio para el diseño de edificios, se inspiró para los muebles en modelos históricos. Mies van der Rohe tomó como punto de partida la antigua silla plegable plegable en forma de tijera, ya un símbolo de poder entre los gobernantes egipcios. En consonancia con la ocasión, adoptó las cualidades representativas de la silla de tijera, aunque prescinde de la función de plegado y la interpreta de nuevo. Para igualar la impresión general de lujo en el pabellón, Mies van der Rohe optó por no usar madera como los modelos históricos, sino que empleó tiras de acero cromado y tapicería de cuero con costuras de botones. El pabellón fue derribado después de la feria. Sin embargo, junto con el mobiliario, fue reconocido retrospectivamente como un escaparate del Estilo Internacional que se había arraigado en todo el mundo. El pabellón de Barcelona fue reconstruido en 1986. Esta miniatura histórica tiene un precio de 449 euros en la web del museo Vitra.

Miniature Lounge Chair & Ottoman de Charles & Ray Eames, 1956

Vitra
Miniature Lounge Chair & Ottoman Charles & Ray Eames. /Foto: Vitra

El Lounge Chair es una de las creaciones más conocidas de Charles y Ray Eames. Creado en 1956, se ha convertido en un clásico en la historia del mueble moderno. La versión en miniatura es un codiciado accesorio y coleccionable, reproducido en detalle exacto con una artesanía excepcional. Tiene un precio de 659 euros en la web del museo.

Miniature Aluminium Chair Charles & Ray Eames, 1958

Miniature Aluminium Chair Charles & Ray Eames, 1958
Miniature Aluminium Chair Charles & Ray Eames. /Foto: Vitra

Alexander Girard conocido cariñosamente como Sandro, fue arquitecto, diseñador de interiores, diseñador de muebles, diseñador industrial y diseñador textil. Junto con el arquitecto estadounidense de origen finlandés Eero Saarinen, hizo la casa del actor Irvin Miller. Ambos se quejaban de que, aunque había una buena elección de muebles para interiores, no había nada que adornase los atractivos patios. El  arquitecto, diseñador y director de cine estadounidense, Charles Eames, se preocupó por este problema hasta que un día, durante un vuelo, se le ocurrió la idea de una estructura de aluminio combinada. Quería desarrollar un diseño que siguiera las líneas naturales del cuerpo. Experimentos con diferentes materiales de recubrimiento dieron como resultado una construcción en sándwich tapizada que consta de dos capas de piel con un relleno fino de espuma de vinilo y guata cosidas a intervalos utilizando una técnica de soldadura de alta frecuencia. Concebidos originalmente para uso exterior, los primeros sillones de aluminio fabricados en serie se utilizan hoy únicamente en interiores. La miniatura del diseño de Eames tiene en la tienda del museo Vitra un precio de 579 euros.

Miniature Wiggle Side Chair Frank Gehry, 1972

Vitra
Miniature Wiggle Side Chair Frank Gehry. /Foto: Vitra

En la década de 1960, los muebles de cartón surgieron como una alternativa barata y ligera a los muebles tradicionales. En ese momento, se utilizaron ranuras y plegados, así como soportes para asegurar que el cartón pudiera resistir el peso suficiente. Sin embargo, los muebles de cartón apenas tenían posibilidades frente a los de plástico, que eran igualmente ligeros. El arquitecto canadiense asentado en Estados Unidos, ganador del Premio Pritzker, Frank O. Gehry, descubrió un proceso que permitía fabricar muebles de cartón en bloques macizos. «Un día vi una pila de cartón ondulado en mi oficina; fue el material que usé para construir mis modelos arquitectónicos. Y empecé a jugar con él, pegándolo y luego cortándolo con una sierra de mano y una navaja», reconoce el artista. Gehry llamó al material hecho de cartón ondulado pegado en capas «Edge Board». En 1972 sacó una serie de muebles de cartón extraordinariamente estables llamados «Easy Edges». Hoy, por 129 euros, la miniatura que ves en la imagen se puede conseguir en el Vitra Museum

Miniature Gala de Albini, 1950

Vitra
Miniature Gala de Albini, 1950. /Foto: Vitra

El arquitecto Franco Albini fue uno de los principales protagonistas del neoracionalismo italiano. Su trabajo ofrece una visión profunda de un movimiento importante en la arquitectura y el diseño italianos durante la década de 1950. La escasez de materiales durante los primeros años de la posguerra inspiró a los diseñadores industriales a combinar la artesanía tradicional y las formas orgánicas y naturales con diseños innovadores. Albini hizo una contribución sobresaliente a la arquitectura y el diseño utilizando materias primas económicas y fácilmente disponibles, con las que creó sillas claramente modernas, como el sillón Gala. Esta silla representa una síntesis única de minimalismo, elegancia y maestría formal. Esta miniatura tiene un precio de 629 euros en la web del museo.

Miniature Bocca de Studio 65, 1970

Vitra
Miniature Bocca de Studio 65, 1970. /Foto: Vitra

El uso de poliuretano expandido en frío hace que los métodos tradicionales de construcción de muebles sean superfluos. Entre los diseños de mobiliario del grupo «Studio 65» destaca una serie de muebles escultóricos, que hacen un uso radical de la libertad de diseño que permite este nuevo material. El estilo de este mueble muestra características originarias de las artes pictóricas de los años 60: el ablandamiento del escultor, pionero del Pop Art, Claes Oldenburg, la estilización ingenua que se encuentra en el cómic y el arte comercial, o las dimensiones gigantes e intoxicadas que asumen los objetos de los años 60. Junto a un sillón en forma de templo griego con pilares y un santuario babilónico como sistema de juego para niños, la contribución de Studio 65 al «diseño radical» incluyó un sofá en forma de boca de mujer. El subtítulo que Studio 65 le dio a su Sofá Bocca: «alias labios, alias Marylin», es una referencia a la inspiración de este diseño y su simbolismo. Salvador Dalí, a quien se le ha atribuido la idea de un diseño de este tipo, fue citado por Studio 65 en este contexto de la siguiente manera: «Los objetos con función simbólica no dejan lugar a consideraciones formales. Se caracterizan solo por la idea de amor de cada individuo y están por encima de cualquier noción de forma». Esta miniatura tiene un precio de 239 euros en la tienda online del museo.

Miniature Taliesin West Chair de Frank Lloyd Wright, 1946

Vitra
Miniature Taliesin West Chair de Frank Lloyd Wright. /Foto: Vitra

Entre los numerosos diseños de asientos del arquitecto, diseñador de interiores, escritor, y educador estadounidense, Frank Lloyd Wright, el sillón Taliesin West, que tiene cuatro variantes, es uno de los más inusuales y también uno de los más cómodos. Diseñado por Frank Lloyd Wright para su propia residencia en Taliesin West, Scottsdale (Arizona) este sillón tapizado único y ergonómicamente cómodo fue diseñado para ser fabricado a partir de un solo panel de madera laminada laminada de 1,2 x 2,4 metros. La silla utiliza múltiples formas geométricas, incluidos paneles laterales trapezoidales interiores y exteriores y formas triangulares de 60 grados para brazos y piernas. Esta miniatura tiene un precio de 299 euros en la tienda online del museo.

Puedes colocar estas sillas en un lugar privilegiado en tu librería. Serán el foco en el que pongan el ojo tus invitados más curiosos y tú siempre tendrás una buena y cultural historia que contar.