Micropigmentación capilar : hablamos con el doctor Víctor Salagaray

Micropigmentación
Un hombre adulto posa para la firma Brunello Cucinelli. /Foto: Imaxtree

Por supuesto que no. No solo las mujeres se preocupan por lucir una melena perfecta siguiendo los consejos de los profesionales y depositando su confianza en gurús de belleza como Claudia Di Paolo, por ejemplo. Los hombres se preocupan cada vez más por su físico. Ya sea por el cuidado de su barba, apostando por las máquinas de afeitar más exclusivas del mercado, como por el cuidado de su cuero cabelludo. Parece que está de moda eso de pasar unos días en Turquía para volver con el problema resuelto pero ¿sabes que existen otras soluciones y alternativas a la cirugía? A lo largo de este artículo, de la mano de Víctor Salagaray, doctor especializado en el tratamiento de la alopecia y la realización de trasplantes capilares para hombres, mujeres y niños director de la Clínica Salagaray, te vamos a hablar de la micropigmentación capilar. ¡Toma nota!

Pregunta: ¿En qué casos se emplea o recomienda la micropigmentación?

Respuesta: La micropigmentación se utiliza en medicina para diferentes cosas. Se hace por ejemplo la reconstrucción de las areolas de mujeres con cáncer. Ese fue el inicio. En Sudamérica se utilizaba mucho en las cejas. En España cada vez es más habitual. Sobre todo en pacientes que se han depilado mucho o que han sufrido quemaduras, por ejemplo. Los injertos en cejas y pestañas son cirugías complicadas que no quedan muy bien así que recomendamos combinar con micropigmentación.

Micropigmentación
Zidane. /Foto: Getty

P: ¿Recurren los hombres a la micropigmentación en cejas?

R: En hombres cada vez se demanda más una ceja gruesa. También la solicitan quienes tienen lesiones provocadas por la varicela por ejemplo. Ofrece un resultado inmediato y queda muy bien.

P: ¿Y en el caso del pelo?

R: También. A quienes llevan la cabeza afeitada por alopecia se les ve un sombreado gris en la zona de, como la llaman los pacientes, “el rodapié”. Con la micropigmentación se consigue un sombreado en toda la cabeza de manera que parece que van afeitados pero que tienen pelo. Queda muy conseguido y también es útil para disimular cicatrices en la cabeza, por ejemplo.

Micropigmentación
David Beckham. /Foto: Getty

P: ¿En qué casos se recomienda?

R: Sobre todo a pacientes que no tienen una buena opción de cirugía. Bien porque no quieren someterse a ella o porque no tienen suficiente zona donante. No se recomienda sin embargo en caso de sufrir alopecias cicatriciales primarias.

P:¿En qué otras zonas puede hacerse?

Se puede hacer en la barba. De hecho, también recurren a la micropigmentación hombres imberbes o con pocas patillas. Sin embargo creo, personalmente, que en estas zonas el resultado es poco natural con el tiempo.

P:¿Qué edad de media tienen los hombres que recurren a la micropigmentación?

R: La solicitan entre los “veintimuchos” y los “treintaipocos”. Cuando empecé con esto, mis pacientes eran “cuarentones” y, simplemente, querían verse jóvenes. Ahora hay mucho paciente de entre 20 y 30 años que acude con sus padres agobiado e incluso con depresión, con problemas de ansiedad. Diría que entre el 25 y el 30% de mis pacientes son varones de entre 20 y 30 años y creo que las redes sociales tienen gran parte de la culpa de su inseguridad. Hay pacientes que sufren incluso dismorfofobia. Un trastorno obsesivo compulsivo. Hay que ayudarles y evitar que tomen decisiones precipitadas porque en general el paciente de 20 años no quiere esperar. Hay que estudiar cada caso.

Micropigmentación capilar
Hombres charlando, campaña de Brunello Cucinelli. /Foto: Imaxtree

P:¿El resultado de la micropigmentación es para siempre?

R: En medicina, los pigmentos tienen que ser reabsorbibles y naturales así que la durabilidad del tratamiento es entre uno y dos años. Va perdiendo tono.

P:Si no estamos satisfechos con el resultado, ¿podemos retirar el pigmento?

R: Se puede acelerar el retirado con un proceso de láser como el que se emplea para quitar un tatuaje. De todas formas, siempre se dan sesiones progresivas para que el paciente vaya decidiendo el tono del pigmento.

P:¿Cuántas sesiones de media solicitan los pacientes?

R: En una sola sesión suelen quedar satisfechos.

P:Si nos queremos dar una segunda sesión, ¿cuánto tiempo tiene que pasar?

R: Recomendamos dejar dos o tres meses entre cada sesión para que el paciente se vaya acostumbrando al resultado. Así, además, la piel se muestra más receptiva.

P:¿Cuál es el precio del tratamiento?

R: Entre 500 y 1500 euros dependiendo de la zona.

P:¿Lleváis mucho tiempo haciendo este tipo de tratamientos?

R: Llevamos cuatro o cinco años haciéndolo en cejas y cicatrices y unos dos tres haciéndoselo a pacientes calvos. Hay muy poca gente que lo haga bien porque es un tratamiento prácticamente virgen en España. Por eso, recomendamos antes de nada que vayas a tu médico para que trate tu problema. Después, ponte en manos de un técnico capacitado y con experiencia pues en el caso, por ejemplo, de pacientes con calvas atróficas, es decir, esas calvas que parece que brillan, la micropigmentación puede quedar como un manchón. Por lo que hay que tener mucha habilidad.

P:Una recomendación final

R: Que no se tomen decisiones precipitadas. Hay mucha gente que se va a aplicar a Turquía la ya famosa técnica FUE, de las siglas en inglés Follicular Unit Extraction (Extracción de Unidad Folicular), que consiste en extraer unidades foliculares de zonas con buena densidad de cabello, a las que llamamos zonas donantes, para implantarlas en zonas con baja densidad o alopécicas, llamadas zonas receptoras. Muchos de estos hombres vienen con nucas despobladas a la clínica. Con los llamados White Dots, agujeros blancos y la zona donante poco poblada.

P: ¡No es oro todo lo que reluce!

R: Para nada. Hay que tener cuidado. ¡Se ven cosas que ni te imaginarías!

P: Nos daría para un artículo aparte.

R: Desde luego.