El tabaco como estilo de vida

Dos mujeres fumando en 1918. /Foto:Getty
Dos mujeres fumando en 1918. /Foto:Getty

Cristóbal Colón descubrió América (y el tabaco) en 1492. Encontró que en la isla de Cuba muchos hombres y mujeres aspiraban el humo de unos cilindros de hojas secas a las que atribuían cualidades curativas. Los chamanes los utilizaban en sus rituales y había tribus que los consumían como alimento. Mucho ha llovido desde entonces pero de una manera u otra el tabaco sigue definiéndose como un estilo de vida. Hoy hay quienes, a sabiendas de que se trata de un producto perjudicial para la salud, lo disfrutan con un cóctel o un buen café. Así a lo largo de este artículo te contamos cuál ha sido su evolución y revivimos su clímax con los anuncios televisivos que han marcado a toda una generación.

Datos históricos del tabaco que quizá desconocías

No fue hasta el siglo XIX cuando finalmente nació la industria tabaquera como tal. Aquello sucedió gracias a la implantación en Cuba de los llamados “chinchales” (pequeños talleres de torcido de cigarros) y durante la segunda mitad del siglo empiezan a consolidarse las grandes marcas clásicas.

Humphrey De Forest Bogart en 1953./Foto: Getty
Humphrey De Forest Bogart en 1953./Foto: Getty

Parece ser que el español Hernández de Oviedo, gobernador de la isla de Santo Domingo, fue quien llevó las primeras hojas de tabaco al continente europeo allá por  1510. Según dicen, fue el embajador francés en Lisboa, Jean Nicot quien, al aconsejar el uso del tabaco a Catalina de Médicis para curar sus migrañas, favoreció su difusión. En 1880, nace la máquina Bonsack para la fabricación automatizada de cigarrillos. Mientras las operarias de las fábricas enrollaban alrededor de 200 por turno, la nueva máquina producía 120 mil al día. Su creador patrocinó carreras, concursos de belleza y colocó anuncios en las primeras revistas de moda ilustradas. Así el tabaco de producción mecanizada venció al de mascar, que hasta entonces gozaba de más popularidad.

John Wayne en 1957. /Foto: Getty
John Wayne en 1957. /Foto: Getty

En el siglo XX el cigarro se convirtió en un hábito que, por mucho tiempo, significó estatus. Las campañas comerciales mostraban a hombres y mujeres que al humo del cigarrillo se sentían seductores y seguros de si mismos. Sin duda una de las campaña más exitosas fue la de Marlboro, que mostraba a hombres rudos y curtidos por el sol montando caballos salvajes. Hubo otros muchos spots que sin duda reflejan de qué manera el tabaco se convirtió en un estilo de vida. Te mostramos a continuación algunos de ellos.

Los anuncios televisivos que determinaron el auge del cigarrillo

Hoy todo ha cambiado. Vivimos en una búsqueda permanente de productos y servicios que faciliten nuestro día a día y hagan nuestra vida más cómoda. En este escenario, en el que la tecnología es la protagonista, surgen nuevas alternativas de consumo. Entre esas alternativas destacan los vaporizadores. Según nos cuentan desde Altadis, la empresa líder del sector del tabaco en España, que cuenta con una amplia proyección internacional como parte del grupo Imperial Tobacco (al que hemos hecho alusión con Duke), el mercado del vapeo está experimentando un imparable crecimiento y sus datos de ventas en los últimos años evidencian que, ahora sí, este producto ha venido para quedarse. La facturación es un claro indicativo: en 2017, el sector facturó 70,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 28,2% respecto al año anterior. 

Sophia Loren en 1961. /Foto: Getty
Sophia Loren en 1961. /Foto: Getty

Todos conocemos los efectos negativos del tabaco pero seguimos de alguna manera asociando un puro y un whisky en copa de balón al lujo, a la clase y la varonilidad. Por suerte somos conscientes de que fumar perjudica seriamente nuestra salud y la de los que están a nuestro alrededor sin embargo hay ciertas imágenes en las que el cigarro se presenta como un estilo de vida que serán icónicas hasta el fin de los días.