Le Labo, la perfumería nicho con sede en Nueva York y Grasse

Algunos perfumes de Le Labo / Foto: Le Labo
Algunos perfumes de Le Labo / Foto: Le Labo

Si hay un lugar famoso conocido por la perfumería es Grasse. Este rincón en la Costa Azul es un icono y es el lugar de nacimiento de Le Labo. Nació en Francia pero se desarrolló en un laboratorio de Nueva York.

Le Labo, la perfumería nicho con sede en Nueva York y Grasse
Foto: @lelabofragances

Fueron Edouard Roschi y Fabrice Penot quienes fundaron Le Labo en 2006, aunque no es una perfumería nicho demasiado conocida. Fue en la calle Elizabeth, en Nolita, donde surgió la firma.

Selección de perfumes / Foto: Le Labo
Selección de perfumes / Foto: Le Labo

Desde hace un año Le Labo tiene ubicación en Madrid, y se ha convertido en el place to be en cuanto perfumería ser refiere. Sus perfumes tienen algo especial, son diferentes, originales, eclécticos. Tienen una historia detrás. En otros perfumes el frasco es importante, aquí lo importante es el interior. El packaging y todo lo que le rodea tiene un toque industrial. Podríamos decir que Le Labo es una fábrica, sofisticada, de perfumería.

Algunos de sus perfumes se han convertido ya en un clásico. Uno de ellos es Santal 33 -el favorito de Alexa Chung, por cierto-, que ha hecho que Le Labo se aun más conocido. Un perfume que huele a papiro de Egipto, cedro de Virginia,cardamomo, cuero… Entre otros ingredientes, aunque el cuero y la madera predominan por encima de todo. Una vez reconocida Le Labo, imposible no compartir su manifiesto: «Creemos que el futuro del lujo (por lo tanto, de la perfumería) radica en la artesanía. Creemos en el poder conmovedor de las manos reflexivas: rosas recogidas a mano, velas vertidas a mano, perfumes formulados a mano y acuerdos de apretón de manos».

Citron 28 / Foto: Le Labo
Citron 28 / Foto: Le Labo

Estos perfumes son especiales porque se quedan en la piel mucho más tiempo del normal. Esto se debe a que tiene una alta concentración de perfume, entre un 25 y un 32%. De ellos podemos elegir tres tamaños diferentes. Unos frascos que después de pueden volver a rellenar. Sencillos, dando protagonismo absoluto al perfume. ¿Otro detalle que nos gusta? Personalizan la etiqueta con tu nombre.

Creando un perfume / Foto: Le Labo
Creando un perfume / Foto: Le Labo

Muchos de sus perfumes son unisex, y no huelen a los perfumes clásicos de siempre. Lo mejor es que te dejes asesorar para que te cuenten la historia de cada uno de ellos. Tienen un perfume con olor a cuero, a tierra mojada… Todo con matices florales que han que cada uno de estos olores, sea absolutamente singular. ¿Algunos de nuestros perfumes? favoritos Rose 31, Vetiver 46, Thé Noir 29, Bergamota 22… Que por cierto, este último perfume tiene hasta 21 ingredientes diferentes.

Mousse de Chene 30 / Foto: Le Labo
Mousse de Chene 30 / Foto: Le Labo

Para los amantes de la perfumería más original, Le Labo es la dirección -en plenas Salesas- que debemos apuntar para oler, y ser, diferentes.

Tienda de Le Labo en Los Ángeles
Tienda de Le Labo en Los Ángeles / Foto: @lelabofragrances