Ana Ribalta: la banquera sostenible que conquistó a Inés Arroyo

RRR'biocosmetics
Lavado de los envases de RRR'biocosmetics./Foto: RRR'biocosmetics

La sostenibilidad es tendencia. Afortunadamente, cada vez son más las personas que apuestan por productos y prendas de ropa que respetan nuestro planeta incluso cuando se trata de hacer deporte. La conciencia eco en el campo de la cosmética ha llegado también para quedarse y son muchos los farmacéuticos que ya recomiendan productos 100% naturales. Empresarias como Ana Ribalta saben que que el consumo consciente será la máxima de nuestro futuro. Por eso ha fundado con su hermana Vicky RRR’biocosmetics, una firma de cosmética sostenible made in Spain que da trabajo a jóvenes con diversidad funcional y que aterriza en el mercado con tres productos de cosmética corporal: un champú y acondicionador, un gel de baño y una loción corporal. Hemos tenido el placer de hablar con Ana Ribalta y esto es lo que nos ha contado.

RRR'biocosmetics

Los productos de RRR’biocosmetics. /Foto: RRR’biocosmeticsPregunta: ¿Qué es RRR’bicosmetics?

Respuesta: RRR’biocosmetics empieza porque mi hermana se ponía de muy mal humor cuando iba a los hoteles por la cantidad de plástico que tiramos con todas las amenities que empleamos y porque muchas veces el producto que contienen no es ecológico ni biodegradable. Por no hablar de lo que sufre nuestro propio cuerpo. Además, nuestro padre era un hombre muy avanzado. En el año setenta y pico, cuando terminaba el cole, nos hacía separar la arandela de los cuadernos y el plástico de las tapas para reciclar. Entonces no había contenedores como ahora pero él se hacía los kilómetros que hicieran falta para llevar cada cosa a su lugar. Yo en ese momento pensaba que mi padre estaba loco pero ahora sé que fue una suerte. Mi padre era ingeniero e inventó un sistema para aprovechar el agua de la ducha para tirar de la cadena, por ejemplo. Y creo que ese aprendizaje lo hemos ido integrando. Además nos dimos cuenta de que la gente piensa que lo ecológico tiene que ser caro y «cutre». Y no es así. Por otro lado, muchas veces nos venden como ecológicos productos que no tienen buena formulación. Así que nosotras queríamos hacer algo muy potente en todos los sentidos.

Además mi hijo mayor es autista, tiene una discapacidad del 77% y por lo tanto el Gobierno considera que no es apto para trabajar. Por eso decidimos hacer un producto ecológico con certificado Ecocert de alta gama hecho en España con una imagen chula sin utilizar plástico, sin perfumes, que oliese bien y cuya producción pudiera emplear a gente con diversidad funcional. Tardamos 11 meses en formular esto porque mi hermana trabajó en Natura Bissé mucho tiempo y es muy exigente. Además quisimos apostar por la economía circular. Así, el consumidor devuelve el envase y se le hace un descuento en su próxima compra y lo llevamos a la fundación Aspasim.

P: De esta manera desde RRR’biocosmetics dais un trabajo digno a los chicos con diversidad funcional, ¿no?

R: Claro. Nuestros envases son de colores reconocibles y tamaños pensados para que los chavales que aquí trabajan, que tienen dificultades motrices puedan manejarlos fácilmente, desinfectarlos y clasificarlos. A los envases que se han abollado se les da una creativa segunda vida. Se hacen aceiteras, lámparas… Apostamos totalmente por el concepto zero waste (gasto cero).

RRR'biocosmetics
Javier de RRR’biocosmetics./Foto: RRR’biocosmetics

P: ¿Cómo concibes tú el futuro de esa propuesta de hábitos de consumo de la 3R (reducir, reutilizar y reciclar) que da nombre a vuestra marca? ¿Crees que estamos llevando el rumbo correcto o en España vamos por detrás de otros países?

R: En Holanda y otros países es completamente normal. La gente devuelve los envases porque lo tienen incorporado en la cultura. Para nosotros es pronto pero tenemos que empezar a hacer el camino y yo creo que si el producto es bueno cada vez hay más gente dispuesta a ello. Yo lo que sí estoy notando es que gente muy influyente, como es el caso de Inés Arroyo o Judit Mascó ya han confiado en la marca y nos han dicho, sin nosotras habernos puesto previamente en contacto con ellas, que les ha gustado mucho el producto.

P: ¿Es posible que también la pandemia nos haya hecho retroceder un poco en términos de sostenibilidad?

R: Totalmente. Por eso hemos hecho algo que no estaba previsto. Hemos sacado el gel hidroalcohólico con envase de aluminio. Luchar contra lo que está pasando es muy difícil pero eso no quita que cada cual ponga su granito de arena.

P: Háblanos del proceso de distribución de RRR’biocosmetics y vuestro efecto red para crecer en tiempos de COVID. ¿Comercio online y partners a la vista?

R: Actualmente vendemos en Veritas, Ecorganic y próximamente en El Corte Inglés y Amazon. Hemos hecho una selección de otros canales pero es complicado porque para nosotras es básico que, por un lado, el envase sea retornable y, por otro, que el comercio tenga un perfil sostenible. Tiene que haber coherencia.

RRR'biocosmetics
El equipo de RRR’biocosmetics./Foto: RRR’biocosmetics

P: ¿Cuántas personas sois en RRR’biocosmetics?

R: Actualmente somos seis en la empresa y tenemos también personal externo pero ¡como sigamos a este ritmo tendremos que ampliar el equipo!

P: ¿Cuántas mujeres trabajan en RRR’bioosmetics?

R: Somos cuatro mujeres y dos hombres.

P: Llevas, además, 17 años en un puesto de responsabilidad en una importante entidad bancaria. ¿Cómo ves el papel de la mujer dentro de la empresa en este momento?

R: En el banco se tronchan. Me llaman «la banquera sostenible». A mi la banca me ha dado una muy buena visión de lo que necesita el mercado. Además tener la visión de lo que está sucediendo en otros países también favorece mucho eso que hablábamos de adelantarnos. El banco para mi es full time. A la marca le dedico entonces muchas veces mis noches y mis fines de semana. Respecto al papel de la mujer, a mi me ha tocado defenderlo mucho porque en banca somos muy pocas mujeres directivas y creo que esto es una pérdida de valor tremenda para el mundo. La labor del hombre y la mujer son complementarios. Igual me gustan las causas difíciles como la sostenibilidad y la igualdad pero creo que son cosas que tenemos que luchar mucho.

P: La agenda de Ana Ribalta podría dar entonces para un artículo aparte.

R: (Risas). Las secretarias que he tenido a lo largo de la vida me dicen que nunca han visto una agenda como la mía. Si es cierto que yo la cuento por minutos. A mí me parece normal pero la gente me dice que no es muy normal. Requiere mucha planificación, eso sí. A mí me gusta.

P: Para terminar, ¿cuál dirías que es el próximo reto al que se enfrenta RRR’biocosmetics?

R: Yo diría que seguir creando producto novedoso que cubra las necesidades del mercado como puede ser una línea para bebés. Nos parece que cuando cuidas el planeta, no plantearte cuidar a los más pequeños es incongruente. Se lo debemos.

P: Es la herencia que dejamos.

R: Exacto. Cuidarlos y que entiendan que con pequeños actos se puede cuidar el planeta.