Concierto de Año Nuevo en Viena: cómo ha sido en 2021 y otras curiosidades

Concierto de Año Nuevo
En la imagen, un divertido coro de niños. /Foto: Getty

Los amantes de la música saben que el 1 de enero de 2021, el director italiano Riccardo Muti toma la batuta para dirigir el célebre Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena, que cumple su 80 edición en su tradicional ubicación, la Sala Dorada del Musikverein en la capital austriaca. Se trata de uno de los acontecimientos más esperados del año y por primera vez en la historia no ha contado con público, por las restricciones del Coronavirus. Esto no ha impedido que se escuchen los  aplausos en la «Marcha Radetzky», esta vez a través de internet.   El concierto tiene 70 años de antigüedad (el primer Concierto de San Silvestre de Viena tuvo lugar el 31 de diciembre de 1952).

¿Cuánto costaban las entradas del Concierto de Año Nuevo hasta 2020?

Aunque este año no se pueda disfrutar en directo, estamos seguros de que si eres un amante de la música clásica esta información te interesa para el próximo concierto. Lo primero que debes saber es que conseguir entradas para este evento no es tarea fácil. De hecho normalmente ante la gran demanda las entradas, estas se otorgan por sorteo entre quienes lo han solicitado. Las solicitudes se recogen desde el día 2 de enero hasta el 23 de enero. Lo bueno es que el programa del 1 de enero se toca previamente en dos ocasiones: durante el ensayo general que tiene lugar el día 30 de diciembre y el día de fin de año, en el que se conoce como el Concierto de Fin de Año de Viena o el Concierto de San Silvestre de Viena. En el caso del ensayo general, los precios oscilan entre los 20 y los 495 euros y para el concierto de Nochevieja, entre los 25 y los 800 euros. Los precios más altos son los del día de Año Nuevo. La entrada más cara alcanza los 1.090 euros, pero, por suerte, la más barata ronda los 35 euros. El ensayo general se abrió al público en 1962, con una interpretación reservada a miembros del ejército austríaco. En 1998 se permitió la entrada a dicho ensayo del público en general.

Más curiosidades sobre el concierto de Viena

El Concierto de Año Nuevo, además, es transmitido, desde 1959, por televisión a más de 1000 millones de personas en 54 países de los cinco continentes. En el caso de España, el Concierto se puede ver cada año en Televisión Española. También se puede escuchar en Radio Nacional y Radio Clásica. Suele comenzar sobre las 11:00 horas de la mañana y termina más o menos a las dos de la tarde porque el concierto tiene dos partes con un intervalo de unos 25 minutos. La primera parte suele ser algo más seria y convencional. De hecho, hasta 1992 no se retransmitía más que la segunda parte, que acostumbra a ser más vistosa y atractiva.

Al margen de todas estas cosas, el Concierto de Año Nuevo encierra muchas otras curiosidades. Estas son algunas de ellas:

  • Tradicionalmente se interpretaban obras de la familia Strauss (Johann padre, Johann hijo, Josef y Eduard), aunque a partir de 1991 comenzaron a saltarse esta norma introduciendo algunas piezas de otros compositores.
  • El nombre definitivo de «Concierto de Año Nuevo de Viena» se le dió en su segunda edición, la del año 1941.
  • La primera obra de Mozart se interpretó en 1991 con motivo de los 200 años de su fallecimiento. Los homenajes musicales son un clásico en este evento por eso en 2013, con motivo del bicentenario de los nacimientos de Verdi i Wagner, el programa incluyó obras de los dos compositores.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Andris Nelsons (@andrisnelsons)

Curioso, ¿verdad? Desde 1987 el concierto ha sido dirigido por una persona diferente cada año. El primero en hacerlo fue Herbert von Karajan. El año pasado fue el turno de Andris Nelsons. Te dejamos el vídeo del cierre del Concierto de 2020 a continuación.

La costumbre de interpretar la Marcha Radetzky se ha mantenido siempre, a excepción del año 2005. Ese año, en señal de duelo por las víctimas del terremoto y posterior tsunami del Índico, el director Lorin Maazel decidió no hacerlo. Este 2021 guardará sin duda alguna sorpresa con motivo de la pandemia del coronavirus. Será, sin duda, una buena manera de dar la bienvenida a un año en el que todos haremos borrón y cuenta nueva.