María San Martín: «una retirada a tiempo es una victoria»

Cuadros abstractos
Cuadro abstracto de María San Martín. /Foto: María San Martín

Los cuadros abstractos de María San Martín encierran, como buena obra de arte, un proceso y un misterio. A ella personalmente tuvimos el placer de conocerla en una de sus exposiciones en Madrid. Preguntada en aquella ocasión por el desafío de enfrentarse a un lienzo en blanco, San Martín nos reveló que en muchas ocasiones el éxito no reside en saber empezar sino en encontrar el momento de terminar. En aquel preciso instante supimos que charlar con ella era una oportunidad magnífica para aprender un poquito más sobre el mundo del arte. Así, bajo estas líneas plasmamos la conversación que con ella mantuvimos y esperamos que la disfrutes tanto como nosotras. Te invitamos a descubrir por qué hoy los cuadros no solo se pintan.

Escultura
Una escultura de María San Martín. /Foto: María San Martín

Pregunta: ¿Cuándo empezaste a pintar cuadros abstractos y por qué?

Respuesta: En realidad empecé con la escultura. Fue en el año 88. Me gustaba mucho todo lo manual y me metí en la escuela de arte Kroom a recibir clases por las tarde-noche. Cada vez iba más y cuatro compañeros de Kroom y yo decidimos alquilar el local de al lado como estudio para trabajar allí. Años más tarde empecé también con  la pintura y ahora me dedico a ambas disciplinas aunque más a la segunda.

P: ¿Conservas tu primer cuadro?

R: Por suerte, conservo mi primer cuadro y mi primera escultura. Yo, no los tengo en mi poder pero sé cuáles son y quién los tiene.

Cuadros abstractos
Obra pictórica circular de María San Martín. /Foto: María San Martín

P: ¿Qué es más complicado enfrentarse al lienzo en blanco o decidir cuándo terminar?

R: Es más difícil dar por terminada una obra que empezar. Una retirada a tiempo, es una victoria. A veces sigues y sigues retocando porque no te convence del todo y lo estropeas. Pero por otro lado, tienes que quedar totalmente satisfecho con cómo ha quedado para poder darlo por terminado.  En algunos, es muy difícil tomar esa decisión. En otros lo ves muy claro. A veces, he aparcado una obra porque no sabia si sí o si no y cuando la he retomado, lo he visto todo muy claro. Es importante a veces, desconectar y empezar con otra obra para después volver a la que no sabías cómo seguir.La pintura abstracta, al revés de lo que la gente cree, es muy difícil. Para que un cuadro abstracto funcione, tienes que tener en cuenta las tensiones, el equilibrio, la composición y el cromatismo. Y tienes que mirarlo todo a la vez, no centrarte solo en una zona. Tiene que funcionar todo el conjunto. 

Cuadros abstractos
Cuadro de María San Martín. /Foto: María San Martín

P: Tenemos entendido que últimamente te has decantado por una pintura más sensorial e introduces otros elementos como cuerdas en tus cuadros abstractos, ¿es así? ¿qué consigues con ello?

R: En la pintura, introduzco diferentes materiales como arena, marmolina, collage, planchas de metal y  óxidos  para darle mas valor pictórico a la obra. Los óxidos son una técnica que utilizo y que es muy original y única porque me la he inventado yo tras años de investigación. Es mi valor más preciado.  Por mucho que me preguntan, no desvelo el secreto. (Risas).  Aunque tengo que decir que he aprendido muchísimo de mi maestro pintor y grabador Mario Marini, al que le debo mucho de mis conocimientos pictóricos.

P: ¿Qué esperas que sienta una persona que cuelga en su casa uno de tus cuadros abstractos?

R: Cada  persona que tenga una obra mía tiene parte de mi alma, de mis sentimientos, de las emociones que estoy viviendo en ese momento y lo que me ha motivado a realizarla. Es parte de mi. Son como hijos míos.

P: ¿Qué cosas son las que más te inspiran?

R: Me inspiro en la naturaleza y en el día a día. Las cosas que me pasan y veo. Soy muy observadora y se me van encendiendo lucecitas para mi próxima obra.

Cuadros abstractos
Obra de María San Martín. /Foto: María San Martín

P: ¿Qué hay que tener para dedicarse al arte?

R: Para dedicarse al arte hay que tener sensibilidad, constancia y mucha tolerancia a la frustración porque no siempre te salen las cosas como quieres y a veces hay que luchar mucho hasta que encuentras el camino. También es un mundo muy difícil donde lo de triunfar y  tener un sueldo fijo no es posible. Hay épocas buenas y épocas que no vendes nada. Eso muchas veces te hace decir «tiro la toalla, me voy a dedicar a otra cosa». El artista de verdad, no puede hacerlo porque es su vida y es feliz creando. Hablo de mi misma . Yo, no podría dedicarme a otra cosa.

P: Si tu colección de cuadros sonase, ¿qué canción sería?

R: Cualquier tema del pianista  Ludovico Einaudi sería mi obra  si esta sonase.

P: ¿Cuál es para ti el mejor lugar para colgar un cuadro abstracto?

R: Cualquier sitio donde quieras mirar y encontrar paz y serenidad… ahí podrían estar mis cuadros o esculturas.

P: ¿Haces cuadros bajo pedido?

R: Hago cuadros y esculturas bajo pedido.

P: ¿Para cuándo la siguiente exposición?

R: La siguiente exposición será en primavera.

P: No nos la perderemos.