¿Quién es el artista africano Amoako Boafo?

Pintura de Amoako Bofao
Pintura de Amoako Bofao / Foto: Mariane Ibrahim

Amoako Boafo ha sido situado en el mundo de la cultura gracias a su colaboración con la casa Dior. Al menos, a los que conocemos la industria de la moda. Lo conocimos el año pasado, pero es ahora cuando podremos disfrutarlo porque su colaboración surgió para la primavera-verano de 2021. Dior Men le realiza un pequeño homenaje a este artista de Accra, en Ghana, uno de los pintores más importantes de la Diáspora Africana. El documental «Portrait of an Artist» nos ayuda a conocerlo mejor. Amoako Boafo ha sido nombrado como uno de los artistas más influyentes del 2020.

Estudió en la Academia de Bellas Artes en Viena, y en el año 2017 recibió el Premio de Arte Walter Koschatzky. ¿Dónde podemos encontrar obras suyas? En el Museo de Arte Hessel, el Museo Albertina de Viena, el Museo Rubell, el Museo Salomon R. Guggenheim, el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, el Bard College… Su obra podemos encontrarla en numerosas partes del mundo. Amoako Boafo sigue expandiéndose.

Pintura de Amoako Bofao / Foto: Mariane Ibrahim
Pintura de Amoako Bofao / Foto: Mariane Ibrahim

¿Cómo es su obra?

Así la describe Mariane Ibrahim, comerciante de arte somalí-francesa: «Los retratos de Boafo son atractivos por su lucidez. Las pinceladas son gruesas y gestuales, los contornos del cuerpo casi se suavizan en la abstracción. Las figuras acentuadas y elevadas a menudo se aíslan sobre fondos de un solo color, su mirada es el punto focal, para interrumpir las observaciones de la audiencia canónica. Las poses son serenas y la piel luminosa, su tableau vivants coloca a las figuras en un mayor reconocimiento, tanto físicamente en cuanto al tamaño como espiritualmente en cuanto a su grandeza».

La última exposición de Amoako Boafo es precisamente con ella, en Chicago. En 2019 expuso con ella en Art Basel de Miami, uno de los eventos de arte contemporáneo más icónicos del mundo. Fue aquí donde Kim Jones, de Dior, se fijó en él. Al crecer en África, gracias a sus cuadros el diseñador voló directamente a su infancia. Y aquí surgió la magia.

Pintura de Amoako Bofao / Foto: Mariane Ibrahim
Pintura de Amoako Bofao / Foto: Mariane Ibrahim

«Soy autodidacta» enfatiza Bofao en el documental de Dior. «De pequeño tenía muchos amigos a los que les gustaba dibujar y competíamos a ver quién era el mejor. Así comenzó todo». Amoako Boafo, como él mismo explica, hace retratos y arte figurativo. Obras a gran escala llenas de ese color propio de África. Aunque sus retratos son sencillos, el artista deja que captemos la expresión de las personas retratadas.

«Las personas que retrato son amigos y familiares, personas a las que admiro o personas que crean un espacio para que otras las compartan», explica el artista africano. Sus obras, como se pueden apreciar, siguen una técnica de pintura con los dedos. Los trazos se aprecian claramente en cada una de las pinturas, creando texturas y colores mágicos en la piel de sus retratados. «Me pongo los guantes y elijo los colores: azul y marrón oscuro y un poco de amarillo y rojo».

Nos gusta la vida que se respira en cada uno de sus retratos, por algo se ha convertido en uno de los artistas africanos contemporáneos más aplaudidos del mundo de la pintura. No solo por su CV artístico o por su colaboración por Dior, el pasado diciembre vendió una obra por más de un millón de dólares en Christie’s. Esta subasta ha convertido a Amoako Boafo en el segundo artista africano mejor calificado.