Cómo disfrutar del vino o la cerveza con platos que nunca pensaste

En la imagen, una pareja se sirve una copa de vino. /Foto: Unsplash
En la imagen, una pareja se sirve una copa de vino. /Foto: Unsplash

¿Y si te contásemos que hay quien adora tomar el rosado espumoso con sushi? Quizá no te chocase tanto como saber que los hay que toman queso curado con té. Es posible que nunca hubieras imaginado el sabor del Verdejo con comida india. ¿Y qué nos dices del tinto joven con un montadito de arenque?

Son cada vez más los expertos partidarios de combinar alguna bebida con libertad. Es el caso, por ejemplo, de Camino Pardo, Ceo y winemaker de Bodegas Nexus & Frontaura. “Maridar es armonizar”, dice la experta. “La libertad tiene que ser lo principal para disfrutar de nuestras experiencias gastronómicas”, defiende. Nos confiesa que suele ajustar la comida al vino que le apetece beber y se muestra convencida de que ña cultura influye mucho en la mesa. “Hoy en día reglas se han reinventado abriéndose un mundo de sensaciones por contraste”, apunta la especialista.

La propuesta que nos presenta Camino Pardo es experimentar como combinación perfecta esa experiencia en la que cada bocado nos pida vino, nos limpie el paladar y nos prepare para disfrutar del resto de sabores. Admite que normas nos conducen a maridajes clásicos, pero defiende lo distinto, lo innovador, lo sorprendente.

Maridaje: Langosta y vino tinto
En la imagen, langosta y vino tinto. /Foto: Unsplash

Por las razones expuestas, una de las propuestas de Camino Pardo pasa por combinar una langosta cocinada con mantequilla o salsa rica en grasa con un buen crianza. “Me parece un capricho de dioses”, dice la bodeguera. Además sostiene que “una experiencia inolvidable, es cuando conoces la pareja del mole mejicano picante con un buen tinto crianza, que tiene un punto a chocolate y especiado que ensalza esas notas en el vino”.

Maridaje: nachos mexicanos con mole y vino crianza.
En la imagen, nachos mexicanos con mole y vino crianza. /Foto: Unsplash

Pero no solo podemos combinar con vino. ¿Has probado alguna vez la torta de aceite con esencia de naranja con un medallón de foie y mermelada de higos? El embajador de marca de Larios, Antonio Aranda, nos recomienda maridarlo con un cóctel de Larios 12, higos y Pedro Ximénez para «compartir momentos únicos, vivir la vida bien vivida y recuperar el espíritu mediterráneo, disfrutando de los pequeños placeres del día a día». 

En la imagen, una tapa de foie- gras con ginebra y mermelada de higos. /Foto Getty- Cortesía de la marca.
En la imagen, una tapa de foie- gras con ginebra y mermelada de higos. /Foto Getty- Cortesía de la marca.

¿Y qué nos dices de combinar con cerveza? ¿Se te ha ocurrido alguna vez probar la vieira acevichada con la ahora tan popular cerveza IPA? Se trata de una cerveza alta graduación alcohólica con amargor y aroma intensos y cierta complejidad en el paladar. La vieira acevichada, tal y como nos dicen desde Moustache, marca de cerveza sofisticadamente Artesana elaborada con ingredientes selectos y métodos tradicionales, «es una bomba de sabor y de texturas». «Una delicada crema de aguacate, la vieira laminada cruda y encima una vinagreta acevichada de chalota con cítricos y la hoja de lima Kaffir que le dan al plato un aroma inolvidable», sostienen. La IPA con su carácter amargo y lúpulado, combina a la perfección. 

En la imagen, vieira acevichada con cerveza IPA. /Foto: Cortesía de la marca.
En la imagen, vieira acevichada con cerveza IPA. /Foto: Cortesía de la marca.

Terminamos con sabor dulce. Un lingote de dos chocolates con garrapiñada de panceta ahumada y la Negra Marinera de MoustacheEn la base un bizcocho sin harina y por encima una crema inglesa de chocolate negro. También una garrapiñada de beicon ahumado, como si fueran almendras, crujientes, acarameladas. «Con la Negra Marinera marida a la perfección, con el amargor del chocolate negro y el toque ahumado del beicon», dicen desde la empresa.

En la imagen, lingote de chocolate con cerveza negra. /Foto: Cortesía de la marca.
En la imagen, lingote de chocolate con cerveza negra. /Foto: Cortesía de la marca.

Por último, recuerda que cualquiera de estas bebidas marida con tu pareja, con tus amigos, con los buenos momentos. Bebe con moderación y disfruta de cada sorbo. En el término medio está la virtud y todo está mejor en la medida justa.