Dani García vuelve con una de las terrazas más codiciadas de Madrid

Plato de Dani Brasserie
Plato de Dani Brasserie

Ya se sabe, de Madrid al cielo. Y Dani García lo sabe muy bien. El Four Seasons también. La temporada pasada se convirtió en una de las terrazas más codiciadas y ahora vuelve a pasar: la azotea de Dani Brasserie vuelve a abrir sus puertas.

Rincón de la terraza / Foto: Dani Brasserie
Rincón de la terraza / Foto: Dani Brasserie

Con unas espectaculares a la plaza de Canalejas y con la presencia gastronómica del chef andaluz, la terraza de Dani Brasserie se convierte en auténtico objeto de deseo. Uno de esos lugares especiales a varios metros sobre el suelo. El hotel Four Seasons se ha convertido en uno de los place to be de Madrid y la terraza, por ende, también. Y no nos extraña. Es absolutamente espectacular.

Aguacate a la brasa, ventresca de atún y crema agria
Aguacate a la brasa, ventresca de atún y crema agria

La terraza se encuentra en el séptimo piso del Centro Canalejas y se encuentra separada en dos ambientes, según lo que nos apetezca. Para disfrutar de un cóctel, un picoteo… Todo va a merecer la pena en un sitio de altura. Y nunca mejor dicho.

Cóctel en la terraza / Foto: Óscar Romero
Cóctel en la terraza / Foto: Óscar Romero

La terraza vuelve con novedades de cara a la nueva temporada. Miguel Pérez, head bartender de Four Seasons Madrid, ha realizado una nueva y refrescante selección de cócteles. En un homenaje a la ciudad, se llaman como algunos de los barrios de la capital que se pueden ver desde las alturas. «Cada uno toma su nombre de los barrios que se avistan desde la terraza, con tragos como Sol, elaborado con ron, manzanilla pasada, mango y flor de sauco, Austrias con tequila, falernum de piña y Chartreuse verde, Chamberí con vodka, kumquats y jengibre, Malasaña con ginebra, verdejo, tomillo, limón y manzana verde, o Salamanca con fino, piña clarificada y camomila», nos explican. Un cóctel que los jueves, los viernes y los sábados podremos disfrutar con música gracias a sesiones dj.

Vistas de la terraza / Foto: Dani Brasserie
Vistas de la terraza / Foto: Dani Brasserie

Las dos zonas

Las dos zonas se separan según las vistas. La zona que da a la calle Sevilla es más informal, con snacks que se pueden disfrutar a cualquier hora. Es la zona a la que se puede acceder sin haber reservado. Podemos disfrutar de su sándwich mixto en costa de parmesano havarti y láminas de jamón ibérico, su cangrejo Benedict en un croissant tostado -que se ha convertido en uno de los más icónicos en lo que lleva de apertura-, su sándwich de lomito ibérico de bellota con queso brie fundido o los nuggets de pollo con foie gras y trufa negra. Para regar este picoteo, los cócteles con el sello de Luca Anastasio.

Dani Sándwich / Foto: Dani Brasserie
Dani Sándwich / Foto: Dani Brasserie

La zona de la calle Alcalá es un poco más formal. Como ellos explican es una extensión de Dani Brasserie, y a ella hay que acudir en horario de comida o cena con reserva previa. Así nos lo explican ellos: «Es un rincón mágico en plena ciudad donde disfrutar de referencias imprescindibles del chef como su Tomate Nitro –indudable icono del que fue el buque insignia de Dani García que obtuvo tres Estrellas Michelin en 2018–, la tortilla de erizo, o los carabineros crujientes en honor a quien fue uno de los maestros de su cocina: Joël Robuchon, o la cigala de Motril con helado de ajoblanco y cebolla al PX, éxito en el repertorio de Dani García desde 2002″. Y nos explican que no hay que perderse la sección dedicada al atún de Barbate,  o  su Hamburguesa Rossini -que se ha convertido en una de las más codiciadas de la ciudad – o los tagliatelle de cangrejo real con crema de oloroso. La terraza más exclusiva de la capital… Sin ninguna duda.

Cangrejo benedict / Foto: Dani Brasserie
Cangrejo benedict / Foto: Dani Brasserie