Dormir como turista en nuestra ciudad en un hotel de 5 estrellas

Vistas desde la habitación del Eurostars Torre Sevilla / Foto @eurostarshotel
Vistas desde la habitación del Eurostars Torre Sevilla / Foto @eurostarshotel

La oferta hotelera que tenemos en Madrid es magnífica, y lo mejor, tenemos de todo. Pero no ha sido hasta ahora cuando los que vivimos en esta ciudad nos hemos dado cuenta de estos alojamientos. Hemos ido a nuestros hoteles a comer, a merendar, a cenar, a disfrutar de sus vistas… Pero pocas veces hemos ido a dormir. Ahora que echamos de menos hacer una maleta y despertarnos en una noche de hotel, hemos podido disfrutar de la sensación de ser turistas en nuestra propia ciudad. ¿Cómo es dormir como turista en un hotel de 5 estrellas? Te lo contamos en primera persona.

El hotel

Uno de los hoteles en los que se puede disfrutar de dormir en una cama de sábanas blancas, de una manera más especial, es el Eurostars Tower Madrid. El hotel más alto de la capital te invita a que vengas a cenar para que luego duermas y disfrutes del desayuno. Hacer una pequeña bolsa por la tarde para llegar a la hora de cenar es igual que cuando nos vamos de viaje a París, Londres o Nueva York. Y lo mejor es que apenas necesitamos tiempo para hacer esa maleta, porque apenas vamos a estar un día.

Vistas desde el restaurante Volvoreta / Foto: Paloma Herce
Vistas desde el restaurante Volvoreta / Foto: Paloma Herce

La cena

Una de las cosas que más nos gusta de viajar es poder olvidarnos de pensar en qué cenar o qué comer. Para eso viajamos, para alejarnos de la realidad. En este hotel es fácil, porque el restaurante Volvoreta está en la planta 30 del edificio, a muchos metros sobre el cielo. Tomarse una copa de vino sabiendo que estás a pocos metros de tu habitación es una sensación especialmente placentera. Además del restaurante, siempre se puede terminar la velada en el lobby del hotel. El toque de queda se puede llevar al límite porque apenas tenemos que movernos. Disfrutar de un vino en el cielo de Madrid, merece la pena.

El baño

Uno de los mayores placeres cuando viajamos es disfrutar de un buen baño de espuma. Desconectar, ponerse música, llenar la bañera de jabón y quedarse un buen rato sin pensar en nada es una gran experiencia. Algo que parece que solo podemos disfrutar fuera de nuestra ciudad, y que sin embargo, está mucho más cerca de nosotros. Un placer sencillo que nos gusta cuando estamos de viaje.

La cama

Da igual que tengamos una cama comodísima en casa y las mejores sábanas del mundo, dormir en una cama de hotel es una experiencia diferente. Quizás es porque estamos fuera de casa, porque nos da la sensación de estar en otro lugar, porque las sábanas blancas siempre nos embriagan… En este caso el Eurostars Tower Madrid tiene las habitaciones alrededor de la planta 20, por lo que ver todo Madrid antes de irse a dormir. Cambiar de vistas al despertarse y al irse dormir no viene mal de vez en cuando.

Pasillo de Eurostars Tower Madrid / Foto: Paloma Herce
Pasillo de Eurostars Tower Madrid / Foto: Paloma Herce

El desayuno

¿Hay algo mejor que el desayuno de hotel? Absolutamente no. Poder dar rienda a nuestra gula es obligatorio en el buffet de un hotel. En el caso del Eurostars Tower Madrid, tenemos absolutamente de todo. Y gracias a unas pinzas de madera de bambú, podemos elegir lo que queramos de manera segura. Un café caliente, un zumo de naranja, un pincho de tortilla, un poco de queso fresco, pavo, un croissant, una napolitana de chocolate, fruta de todo tipo, yogur, cereales, jamón ibérico… Y lo mejor, que disfrutamos de un desayuno en la planta 30 del edificio, con Madrid a nuestros pies.

Desayuno de Eurostars Tower Madrid / Foto: Paloma Herce
Desayuno de Eurostars Tower Madrid / Foto: Paloma Herce

La experiencia

Esta experiencia de hotel está disponible hasta finales de marzo bajo el título «Ven a cenar y te invitamos a dormir» y está disponible no solo en Eurostars Tower Madrid, también en otros hoteles de Eurostars a lo largo de la geografía española.