Estas son las tendencias viajeras para 2021

Atardecer en Shanghái
En la imagen, atardecer en Shanghái / Foto: Unplash

El 2020 nos ha cambiado de muchas maneras. Nos ha obligado a darle a pausa y a disfrutar de lo que verdaderamente importa. Los detalles, los pequeños lujos, el día a día. Esta nueva filosofía, que esperemos se mantenga, también nos ha cambiado la forma de viajar. Tendremos que esperar a 2021 pero ya podemos hablar de estos nuevos. «Es difícil predecir cómo viajaremos, pero probablemente seguiremos huyendo de la masificación» explica Elena Ortega, periodista especializada en viajes. Probablemente, habrá tendencias fijas. ¿Y cuáles son las tendencias viajeras para el próximo año? Toma nota.

Adiós turista, hola viajero

La figura del turista se irá perdiendo en 2021. En los viajes del año desearemos conectar con la cultura local que visitemos. Empaparnos del día de los que viven la ciudad. Ser un romano más, un parisino más, un barcelonés más, un pekinés más… No es una tendencia nueva, pero sí es una sensación aflorará el año que viene. Estamos necesitados de experiencias nuevas que nos recuerden lo valioso que es viajar. Si disfrutamos de nuestro día a día, sin elementos demasiado extraordinarios -hemos redescubierto nuestras propias ciudades-, hacerlo en un país que no es el nuestro con esos estímulos hacen que nos convirtamos en uno más. Viajaremos como viajeros. Nada de hacer maletas o listas como turistas.

La Pedrera, Barcelona

Turismo sostenible

«Si algo nos ha enseñado esta pandemia es a apostar cada vez más por el turismo sostenible», explica la periodista Elena Ortega. Igual que en la industria de la moda la sostenibilidad ya es un valor en alza -y algo que se da por descontando en muchas de las marcas-, también ocurrirá en el turismo y en nuestra forma de viajar. Intentaremos viajar minimizando el impacto en el medio ambiente. «Hemos aprendido a apreciar lugares que tenemos a la vuelta de la esquina y a encontrar en nuestro país lugares que no imaginábamos que existían. También hemos cambiado destinos urbanos por aquellos rodeados de naturaleza«, insiste Elena. La naturaleza estará presente en nuestros viajes el próximo año. ¿Un ejemplo de hotel sostenible? Aire de Bárdenas, en Navarra. El turismo sostenible es lo más importante dentro de las tendencias viajeras.

Turismo made in Spain

En esa misma línea, en 2021 es probable que sigamos visitando España. Y que como explica la periodista Elena Ortega: «Creo que los novios tendrán que reinventar sus soñadas lunas de miel o posponerlas un poquito más». Destinos como Lanzarote o Menorca seguirán siendo posibles opciones para disfrutar de una Luna de Miel más pequeña. Precisamente Lanzarote será uno de los destinos más demandados el próximo año. La Playa del Papagayo o el legado de César Manrique ya son reclamos para los nuevos viajeros. Los nuevos reclamos de lujo también son apetecibles para quedarnos en nuestro país, como el Hotel Four Seasons, o la ya icónica Finca Cortesín en Málaga. España está dentro de estas tendencias viajeras.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Alava Suites (@alavasuites)

Roadtrip, de tendencia

Eurostars Hoteles hacía una encuesta a sus clientes acerca de los nuevos modos de viajar, y conoces así las tendencias viajeras, y uno de los datos interesantes era que el 55% de los encuestados confirmaba que realizaría escapadas cercanas a las que poder ir en coche. Esto implica que los roadtrips vuelven a ser tendencia. Carretera y manta, como se suele decir. Evitar estar con más gente y disfrutar del camino es algo que tendremos en cuenta a la hora de viajar. Un roadtrip por el norte de España, por el sur de Francia… Cualquier opción nos parece perfecta.

Mapa en el coche

Dolce far niente

Echamos de menos esos momentos en los que no hacíamos nada y en nuestras próximas vacaciones, querremos eso. ¿La mejor opción? Resorts para descansar y no hacer absolutamente nada. ¿Algunos ejemplos? Anantara Vilamoura en el Algarve o Marbella, Kapari Natural Resort en Santorini, Maalifushi by COMO en Maldivas… La idea es ir a un lugar remoto para no hacer nada. Porque nos hemos dado cuenta de que es importante cuidarnos por fuera pero también por dentro. Una de las tendencias que más nos gusta.