La hipnosis, por Carlos Pérez-Carracedo

  • Carlos Pérez-Carracedo
Carlos Pérez-Carracedo
Carlos Pérez-Carracedo

Quizá a muchos de vosotros os sorprenda este artículo. Entre otras cosas, vamos a tumbar falsas interpretaciones, informaciones y tabúes que a lo largo de los tiempos se han construido alrededor de esta especialidad de la Psicología.

La Hipnosis primitiva quizá tiene sus primeras interpretaciones por los egipcios y los griegos. Los egipcios construyeron Templos del Sueño a los que se llegaba a través de túneles pintados de colores y llenos de antorchas. Los griegos adoraban al Dios del Sueño Hypnos.

Después, en tiempos mas modernos, uno de sus mayores maestros y divulgadores allá por el 1760 fue el Dr Franz Mesmer, médico alemán que descubrió el magnetismo animal y que dio las primeras claves al Dr. James Braid en los años 1842/5 de lo que hoy conocemos como Hipnosis.

Unos años más tarde, en 1920, el gran psicólogo Emile Coué desarrollo técnicas ya específicas que más tarde Freud, Jung y muchos otros de las diferentes escuelas y corrientes psicológicas, utilizaron y perfeccionaron en sus tratamientos, como fue el Profesor y Catedrático de Neurología Charcot en el Hospital de la Salpatriere, donde coincide también con el gran Dr. Guillame Duchenne, ambos considerados los padres de la neurología moderna y grandes médicos franceses de la época.

Carlos Pérez Carracedo
Carlos Pérez Carracedo

A medida que nos vamos adentrando en nuestra época moderna aparece el Dr. Milton Erickson, considerado el Padre de la Hipnosis clínica moderna tal y como la conocemos hoy, y que la desarrolló a lo largo de su vida hasta 1980. Era Psicólogo y Psicoterapeuta en Phoenix, en el estado de Arizona, donde hoy existe una de las escuelas de Hipnosis más importantes del mundo.

Como veis, la Hipnosis nace en el seno de la medicina y fue desarrollada por neurólogos y médicos de especialidades en Psicología y Psiquiatría y que fue utilizada por las mentes más brillantes, lúcidas y privilegiadas del mundo.

La Hipnosis es…

  • Un estado de relajación donde la atención sensorial aumenta un 30%
  • Un estado alterado de conciencia
  • Un lenguaje especifico de comunicación con el hemisferio derecho, el inconsciente
  • Un estado de pensamiento primitivo no censurado por niveles superiores

¿Qué utilidad tiene como herramienta terapéutica o clínica?

  • La técnica se utiliza a nivel clínico en tratamientos contra el dolor
  • En reforzar emocionalmente al paciente
  • En tratamientos de procesos de miedo y fobias
  • En tratamientos contra estados de ansiedad severos Distress
  • En tratamientos de cambio o modificación de patrones de comportamiento
  • En tratamientos antitabaco para fumadores
  • En tratamientos de relajación, incluidos los de auto hipnosis
  • En tratamientos de obesidad y sobrepeso como el Hipnoslimmer

Las terapias y los tratamientos tienen aplicaciones clínicas y terapéuticas. Incluso en los últimos años se están utilizando técnicas para deportistas profesionales como parte de su “mind gym” y preparación mental especialmente previos a la alta competición con una técnica que llamamos “visualizaciones”.

Es una práctica que últimamente se está introduciendo en el mundo de la psicología deportiva, de los atletas y deportistas de alta competición con resultados extraordinarios. Además, se ha introducido el Mindfulness-Training, mental training, “one breath, one mind” en el baloncesto profesional americano y uno de los pioneros fue el entrenador de Los Angeles Lakers Phil Jackson, cuyos resultados en su etapa como director deportivo del equipo lo avalan con suficiencia, y cuyos métodos han sido copiados por muchos otros equipos de la NBA.

Como veis, la Hipnosis vista desde un punto médico y clínico con aplicaciones prácticas y muy eficientes en clínica y tratamientos psicoterapéuticos, tiene muy poco que ver con la “Stage Hipnosis”, o la conocida como Hipnosis de Espectáculo.

¿Lo que vemos en un espectáculo es realmente ‘hipnosis’? Sí, lo es

¿Seguro que os estaréis preguntando si lo que veis en un espectáculo bajo la etiqueta de ‘Hipnosis’ realmente es verdad? Os tengo que decir que SÍ. Las personas que aparecen en un espectáculo de Hipnosis sobre un escenario o en un auditorio son escenas reales donde las personas, antes de que comience el show, son previamente inducidas a la hipnosis bajo consentimiento y por voluntad propia.

Previamente se tiene que hacer un trabajo entre la persona y el hipnotizador y una vez que la persona ha realizado la sesión previa, ya está preparada, sigue en estado de Hipnosis pero con plena consciencia. En el momento de la actuación, el hipnotizador puede, en cualquier momento a través del anclaje (que puede ser o bien un movimiento o bien una palabra) hacer que la persona hipnotizada entre y salga de los distintos estados de hipnosis para realizar y formar parte del espectáculo. Existen otras técnicas de hipnosis que no requieren preparación previa, pero sí una sincronización entre la persona y el hipnotizador.

Quizá otra de las preguntas que más me han hecho es si una persona hipnotizada puede permanecer en ese estado para siempre. Lo de “para siempre”, “forever”, no creo que tenga mucho recorrido ya que no hay nada que sea para siempre, y en el caso de la hipnosis mucho menos. No se puede dejar hipnotizada a una persona durante mucho tiempo, lo cierto es que si el hipnotizador no interviniera, la persona al poco tiempo recuperaría plena consciencia de su persona e identidad.

Otra pregunta muy frecuente es si la persona hipnotizada realizada todo y cuanto el hipnotizador le sugiere. Y la respuesta es contundente: ¡NO! En términos generales no se puede, no se debe hipnotizar a una persona sin que ella nos ofrezca su consentimiento expreso, ¡en principio no se puede hipnotizar a quien no quiere ser hipnotizado! Creo que con esta frase despejo las grandes dudas y preguntas que mucha gente me transmite.

La hipnosis, ya sea clínica o de espectáculo, solo es efectiva si existe la voluntad de la persona, y una vez que está hipnotizada solo hará aquello a lo que está dispuesta por voluntad propia y siempre prevalecerán sus valores, sus principios, su ética y por ende, su voluntad. Lo que ocurre es que al tener su estado de conciencia alterado en un estado hipnótico hay ciertas barreras que ya no están, sin que ello signifique que harían algo en contra de lo anteriormente dicho.

Por tanto, cuando en un espectáculo y en estado hipnótico las personas hacen las cosas que el hipnotizador sugiere, es porque en realidad no hay nada que ofrezca resistencia consciente, caerse al suelo, dormir, cantar pensando que uno es Freddie Mercuri o pensar que uno es una estrella de Hollywood en un momento determinado del espectáculo, no es algo que a la persona no se le haya pasado por la cabeza en algún momento, por lo que no tiene problema en asumir esa realidad como propia.

Como ya os habréis imaginado después de leer esto, la hipnosis no tiene nada de magia, nada de ocultismo, nada de engaño, es ciencia y parte de la psicología humana de nuestro inconsciente. No quiero en este artículo hacer más revelaciones y descubrir más secretos.

Lo cierto es que la Hipnosis fuera del espectáculo es una herramienta muy muy efectiva para tratar muchos aspectos psicológicos y traumas, dolor y miedos, también es una herramienta muy útil para niños mayores de 8 años y adolescentes con problemas de distinto orden, donde la hipnosis puede llegar donde otros no llegan.

Como conclusión

Si tenemos en cuenta que el inconsciente siempre gana, sería interesante tener una buena comunicación y relación con ese lado derecho de nuestro hemicerebro, y tanto la meditación, el mindfulness, técnicas de relajación y la hipnosis son un buen lenguaje para establecer esa comunicación fluida.