Hotel Kasiiya Papagayo, el resort de lujo de Costa Rica

Suite Laughing Whale de Kasiiiya Papagayo / Foto: Kasiiya Papagayo
Suite Laughing Whale de Kasiiiya Papagayo / Foto: Kasiiya Papagayo

Encontrar un hotel de lujo es complicado en Costa Rica, un país en el que la gente viaja para hacer otro tipo de viajes. Sin embargo, es posible dormir en plena naturaleza, y enamorarse de los paisajes de este país, durmiendo en un hotel de lujo. ¿Cómo? Reservado una villa en Hotel Kasiiya Papagayo, el resort de lujo de Costa Rica con 7 estrellas.

Pero este hotel no es un alojamiento cualquiera, es un hotel boutique ecológico ubicado en la provincia de Guanacaste, una provincia ubicada al noroeste de Costa Rica. Limita por el Pacífico y al norte de la República de Nicaragua y es reconocida por la naturaleza que contiene. Sus playas y sus parques son de las más impresionantes del país, entre ellas destaca Playa Hermosa, Playa Blanca y Playa Papagayo, donde se encuentra Kasiiya Papagayo, a 40 minutos en coche del Aeropuerto Internacional de Liberia.

Kasiiya Papagayo desde lejos / Foto: Kasiiya Papagayo
Kasiiya Papagayo desde lejos / Foto: Kasiiya Papagayo

La arquitectura

Quien está detrás de este espectacular hotel, que se funde con la naturaleza, es el estudio de arquitectura AW2, uno de los estudios más icónicos de París. En el hotel encontramos villas colgadas de los árboles, villas que vuelan sobre plataformas para dar la sensación de que estamos durmiendo en mitad de la naturaleza… Y de manera literal.

El Hotel Kasiiya Papagayo es pequeño, solo para unos pocos huéspedes afortunados que reserven en algunas de sus siete villas, villas en las que la madera y la naturaleza es protagonista. Amplias, con más de 100 m2, nos permiten ver el atardecer desde lo alto o bañarnos en plena selva de Costa Rica desde nuestra bañera particular. Podemos disfrutar del paisaje o disfrutar de los sonidos de la jungla leyendo un libro. El verdadero lujo es complacernos con unas vacaciones en uno de las últimos bosques tropicales secos del mundo.

Una de las villas / Foto: Kasiiya Papagayo
Una de las villas / Foto: Kasiiya Papagayo

Las villas

Las suites, además de la zona de la villa, tienen tiendas de campaña… Para vivir una experiencia aun más original. De hecho, han sido galardonadas con el International Architecture Award 2020. Además de la habitación -realizada a mano-, tenemos nuestra tienda para disfrutar de la sensación de dormir en un camping de lujo. Estas eco-suites no son fáciles de encontrar en otros lugares del mundo.

Habitaciones con ropa de cama de lujo y unas vistas inmejorables al Pacífico que convierten Kasiiya Papagayo en un lugar muy especial. Encontramos tres suites diferentes: Floating Bird -con acceso directo a la playa, ducha interior y exterior, terraza con hamacas y vistas al mar-, Lazy Turtle -con las mismas características pero mucho más cerca de la jungla- y Laughing Wale -en lo alto de la montaña, la suite más romántica y más recóndita, con bañera exterior, con vistas 365 días al atardecer, y con oportunidad para ver a las ballenas nadando desde la habitación-.

Interior de una de las suites / Foto: Kasiiya Papagayo
Interior de una de las suites / Foto: Kasiiya Papagayo

Las experiencias

Además de dormir en un resort de lujo, Kasiiya Papagayo también nos ayuda a disfrutar de la naturaleza, una de las principales razones por las que se viaja Costa Rica. Además del bosque tropical, este resort se encuentra muy cerca de playas vírgenes que nos hacen sentir perdidos en un lugar lejano del mundo. Más allá de bañarnos -muchas de las villas tienen acceso directo a las aguas turquesas del Pacífico-, podemos pescar, hacer buceo, surf, yoga… Porque la desconexión se debe realizar por dentro y por fuera. También se puede disfrutar de un paseo por la jungla para conocer la fauna autóctona.

Kasiiya Papagayo no está ubicado en esa zona por casualidad, sin ser una isla, el resort está completamente aislado de todo. De hecho, las villas también están aisladas entre unas y otras. Si queremos, podemos sentirnos completamente solos. Y de hecho, podemos estarlo si reservamos Kasiiya Papagayo para nosotros solos, algo que podemos hacer si nos apetece.

Uno de los rincones del hotel / Foto: Kasiiya Papagayo
Uno de los rincones del hotel / Foto: Kasiiya Papagayo