Mukul Beach, una joya en la paradisíaca Costa Esmeralda nicaragüense

Playa de Mukul. /Foto: Mukul
Playa de Mukul. /Foto: Mukul

En Nicaragua, en su magnífica Costa Esmeralda, se esconde este paraíso: Mukul Beach, Golf & Spa. Un resort ecológico fruto del deseo de Don Carlos Pellas, hombre más rico del país. Mukul ha sido reconocido como uno de los cinco mejores resorts del mundo. El objetivo del empresario era situar Nicaragua en el mapa turístico mundial y no solo eso, sino también aumentar las oportunidades de trabajo y las infraestructuras de este lugar y, parece ser que lo ha conseguido… déjate llevar y sueña con tu próximo destino, una extensión de hospitalidad que te hará sentir como un autentico rey.

El buen tiempo asoma con la llegada de la primavera y, con sus primeros rayos de sol, todos ansiamos cada día con más furor un momento para desconectar. Para evadirnos de la ciudad, del trabajo, de la rutina. Hoy en COOL queremos proponerte un plan que no te dejará indiferente. Vuelve a soñar con playas paradisiacas, arena blanca, el sonido del mar, un coctel bien frío… Mukul Beach, Golf, & Spa tiene todo esto y más. ¡Siéntete como la única persona en la tierra!

Mukul Beach, Golf, & Spa

El lujoso Mukul Beach, Golf, & Spa, se encuentra situado en una comunidad de playa privada a lo largo de la Costa Esmeralda. El precio que supuso su construcción es de nada más y nada menos que ¡250 millones de euros! Esta ocupado por 37 villas, cada una de ellas con espectaculares vistas al mar, piscina y personal privado para sus visitantes.

Playa de Mukul. /Foto: Mukul
Playa de Mukul. /Foto: Mukul

Su interior fue diseñado por Paul Duesing y con numerosos artistas locales. Su objetivo era transmitir en cada una de las estancias la unión de lo moderno con lo tradicional. Dentro de las 37 villas hay tres tipos de alojamientos. Doce del total cuentan con uno o dos dormitorios con vistas a la playa de arena blanca y al océano, concretamente la Playa Manzanillo. Cada una de las villas transmite lujo y paz, completando su hermosa decoración y estructura con una piscina, terraza, jardín secreto y ducha ¡al aire libre!

Villa de Mukul. /Foto: Mukul
Villa de Mukul. /Foto: Mukul

Las 23 villas restantes de Mukul se encuentran anidadas dentro del follaje que compone la colina que rodea al resort. Se inspiran en las casas de árboles, ya que están construidas en madera de teca y pino. Sus paredes de cristal se abren a una especial y hermosa terraza.

Villa de Mukul. /Foto: Mukul
Villa de Mukul. /Foto: Mukul

Y nos queda una villa… La Casona Don Carlos: lujo y exclusividad. Abarca un total de alrededor de 2.000 metros cuadrados y cuenta con total de cuatro suites, una terraza de piedra y cómo no, con piscina privada. En el caso de que la familia Pellas no este utilizando la mansión podrá estar disponible para huéspedes.

Villa de Mukul. /Foto: Mukul
Villa de Mukul. /Foto: Mukul

Espera y sigue leyendo que viene lo mejor…

Spa

En lugar de recibir un masaje o una sesión relajante en una habitación compartida por otros huéspedes, Mukul ha añadido seis suites personalizadas para los huéspedes. Podrás reservar estas habitaciones durante horas y sin cruzarte con el resto de visitantes. Las propias estancias tienen sus nombres: Secret Garden, Hamman, Rain Forest, Crystal Temple, Healing Hut y Casita Mukul.

Villa de Mukul. /Foto: Mukul
Spa de Mukul. /Foto: Mukul

Golf

Un extenso campo de golf en el que poder disfrutar durante horas bajo el sol y el agradable viento del pacífico. Diseñado por el arquitecto David McLay Kidd se encuentra perfectamente situada en la pendiente del recinto. Es un campo compuesto por 18 hoyos de todos los niveles y tratado con un sistema de agua filtrado.

Campo de Golf de Mukul.
Campo de Golf de Mukul. /Foto: Mukul

Gastronomía

Parece mentira pero nuestro resort tiene una política un tanto especial en cuanto a la gastronomía. El desayuno y las comidas están incluidos en el precio inicial, así como bebidas complementarías, entre ellas incluso cocteles locales.

Restaurante de Mukul. /Foto: Mukul
Restaurante de Mukul. /Foto: Mukul

Sus platos son propios del equipo culinario y el resultado son creaciones innovadoras con esencia local. Puedes elegir entre una comida informal, en la playa con los pies en la arena blanca, o una experiencia relajante bajo una palapa escuchando el delicioso sonido del mar. Y también podrás reservar el elegante comedor para una velada íntima y especial.

Piscina de Mukul. /Foto: Mukul
Piscina de Mukul. /Foto: Mukul

En resumen… un resort único en su clase