El restaurante COOL de la semana: Fayer

Interior del restaurante Fayer
Interior del restaurante Fayer

Comenzamos sección con uno de los últimos restaurantes que ha abierto en Madrid en los últimos meses: Fayer. Un nuevo local en la zona de Almagro que poco tiene en común con otros restaurantes de la zona. Incluso de Madrid. Fayer es una nueva propuesta gastronómica que mezcla dos cocinas diferentes y en continentes distintos: la argentina y la israelí. «De sur a norte, de Buenos Aires a Madrid. De este a oeste, de Jerusalén a la península», así explican el concepto desde Fayer.

Barra de Fayer
Barra de Fayer / Foto: Fayer

La dirección

Se encuentra en una de las zonas más de moda de Madrid, a pocos metros de Las Salesas. Se encuentra cerca de restaurantes icónicos como La Parra, Benares o nuevas aperturas como La Fonda Lironda. ¿La calle? Orfila. Una vía tranquila y silenciosa donde se esconde -porque el local es imperceptible- Fayer.

La decoración

Está a cargo de Alejandra Pombo, que se ha podido inspirar en el edificio, en la propia calle y en el entorno. El local es vecino de la Galería Marborough. Sillas de ratán, mármol Travertino… El minimalismo respira por cada rincón de este local que a su vez, y aunque parezca difícil, es hasta cálido. En el centro de local, una gran barra donde encontramos las mesas centrales. La cocina, con amplios ventanales para disfrutar del vaivén de sus parrillas. Los tonos neutrales, y sobre todo el gris, impera en todo el local.

Interior de Fayer
Interior de Fayer / Foto: Fayer

La cocina

«FAYER significa fuego y el fuego es nuestra inspiración. Un lugar único con una cocina por descubrir. Aquí se encuentran Israel y Argentina» explican desde el restaurante. Su cocina es una mezcla de platos de parrilla argentina y otros icónicos de la cocina de Israel. El babaganoush, la bureka de queso, el lajmayín… Pero también podemos encontrar, fuera de carta, unas riquísimas alcachofas a la plancha. Y en la parrilla, el ojo de bifé, la picaña o las koftas de cordero. ¿Lo mejor? Dejarse aconsejar para disfrutar al máximo de la cena. Se nota que Ansón & Bonet han sido han sido asesores estratégicos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de FAYER Madrid (@fayermad)

El plato

Hay muchos platos que merecen la pena, y si hay indecisión, siempre es buena opción cualquier plato de parrilla. Interesantes el falafel, servido con labneh y tahina o el sándwich de pastrón -no olvidemos la carne argentina-, con mostaza antigua, cebolla caramelizada y pepinillos y pan de amapolas. Imprescindible su pastrón con hueso, «hecho con un corte clásico argentino, costillar de novillos alimentados a pastura, y macerado durante 10 días en una mezcla de 13 especias. Después lo ahumamos en frío durante 8 horas y lo terminamos a baja temperatura durante 1 día» explican desde Fayer.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de FAYER Madrid (@fayermad)

Pero hablemos de otros platos también interesantes, como el hummus de chocolate, para los más golosos, o la baklawa con almendra, nueces y pistachos.

El servicio

Como debe ser. Atento, con buenas recomendaciones. ¿Lo mejor? Dejarse aconsejar en platos y vinos, teniendo especial ojo en los que tienen uva Malbec, que no se nos olvide que estamos en un restaurante con primera sede en buenos Aires.

Cocinero en la cocina de Fayer
Cocinero en la cocina de Fayer / Foto: Fayer