Secretos del Albariño, el vino que debes probar

En la foto, copa de vino y atardecer. /Foto: Pexels
En la foto, copa de vino y atardecer. /Foto: Pexels

La riqueza vinícola de España en todas sus regiones es incuestionable. Del norte nos llega el Albariño, que en realidad se refiere a la variedad de uva blanca de grano pequeño y dulce, autóctona de Galicia. Este vino suele enmarcarse en la D.O. Rías Baixas, rías gallegas situadas más al sur. Bien frío y condimentado con los alimentos adecuados está riquísimo.

En la imagen, un hombre se sirve una copa de vino. /Foto: Pexels
En la imagen, un hombre se sirve una copa de vino. /Foto: Pexels

¿Cómo es y a qué sabe un buen Albariño?

Suelen ser más dulces y afrutados que otros vinos y se toman especialmente frescos, por lo que el verano y el otoño son épocas perfectas para su degustación aunque su consumo se extiende a lo largo de todos los meses del año. Es un vino amarillo pálido, con pinceladas verdes y doradas, con cuerpo y acidez. Su uva está considerada una de las mejores de España para elaborar vinos blancos. Desde COOL te proponemos una selección de Albariños elegantes para disfrutar este otoño:

  1. La Comtesse, de Pazo de Barrantes 2016.
  2. Pazo Señorans, Selección de Añada.
  3. Albariño Cepas Vellas.

¿Con qué lo maridamos?

Puedes sentirte libre para maridar el Albariño con los alimentos que más te gusten pero la recomendación generalmente del sumiller es tomarlo con pescados, mariscos o quesos. De este modo resaltará aún más su sabor. Además, lograrás apreciar más el vino que, por cierto, ya está siendo reconocido más allá de nuestras fronteras.

En la imagen, un racimo de uvas. /Foto: Pexels
En la imagen, un racimo de uvas. /Foto: Pexels

¿Cuándo nace el Albariño?

Se cree que el Albariño data de la Edad Media, gracias a los monjes de Cluny que llevaron esta uva al monasterio de Armenteira ya en el siglo XII. Con el tiempo se ha expandido de Galicia a Portugal. Desde hace algunos años, varias bodegas portuguesas expanden la marca y llevan a lo más alto las peculiaridades del Albariño.

En la foto, una copa de vino y fresas con chocolate. /Foto: Pexels
En la foto, una copa de vino y fresas con chocolate. /Foto: Pexels

Ventajas del Albariño, más allá de su sabor

Apostar por este vino blanco podría ofrecer varias ventajas. Si tenemos en cuenta su elevado contenido en antioxidantes, el Albariño puede mejorar, si lo consumimos con moderación, el aspecto de nuestra piel pues prevendría el envejecimiento prematuro. Además, el Albariño puede contener cantidad de vitaminas y minerales, tales como la vitamina B3, el calcio, el fósforo y el potasio, entre otros. Por si fuera poco, como habrás escuchado en más de una ocasión, el vino en general, consumido en pequeñas cantidades, puede mejorar la salud cardiovascular. Eso sí, no olvides que hay alimentos sin alcohol que logran esto mismo. Por otro lado recuerda que no es bueno abusar de las bebidas espirituosas pero que, frente a otros tipos, el vino es una de las más saludables según los expertos.

En la imagen, sobremesa con vino blanco. /Foto: Pexels
En la imagen, sobremesa con vino blanco. /Foto: Pexels