Six Senses Valle del Duero, el hotel mágico en el que desconectar rodeado de viñedos

Six Senses Valle del Duero, el hotel mágico en el que desconectar rodeado de viñedos
Vista exterior / Foto: Six Senses

En una zona de colinas cubiertas de viñedos, en pleno corazón del Valle del Duero, encontramos el Six Senses Douro Valley, un hotel lleno de encanto en el que poder desconectar del día a día frente al majestuoso río Duero. Localizado en la región vinícola demarcada más antigua del mundo, el Six Senses ocupa una casa solariega del siglo XIX renovada con jardines, bosques y unas espectaculares vistas panorámicas.

Six Senses
Six Senses

Este cinco estrellas de 2.200 metros cuadrados enhebra sostenibilidad, diseño, modernidad, confort y paz. A veces, cuando imaginamos un viaje, nuestra mente tiende a irse lejos, Maldivas quizá, para huir de la rutina, del ruido, de los problemas y de nuestro entorno, sin advertir que la maravilla puede estar cerca, en lugares próximos pero insospechados, en, por ejemplo, nuestro vecino Portugal.

Six Senses
Piscina exterior / Foto: Six Senses
Six Senses
Desayuno con vistas / Foto: Six Senses

El ambiente del Six Senses en el Valle del Duero es acogedor y moderno, predominando los colores pastel, blanco y marrón. Domina la tranquilidad y la comodidad sobre el snobismo. El lujo está en los paisajes. En esos que podemos ver mientras nos dan un masaje. Hacer yoga, disfrutar del spa, realizar actividades enfocadas a la mente y la respiración… Todo ello en un entorno privilegiado a apenas 75 minutos de Oporto.

Six Senses
Zona del spa / Foto: Six Senses
Piscina cubierta Six Senses
Piscina cubierta / Foto: Six Senses

Para los más activos, el valle del Duero no es solo para mirar: ¡sumérgete en él! Desde cruceros por el río hasta pisotear las uvas de vino de Oporto, desde sitios de arte rupestre prehistórico hasta barranquismo, ciclismo de montaña y recorridos en helicóptero. Degustar de un buen vino tras un día recorriendo la zona será lo que más te apetezca.

Six Senses
Vista exterior / Foto: Six Senses
Six Senses
Cata de vino / Foto: Six Senses

Sus cuidadas habitaciones cuentan con todo tipo de detalles, de esos que marcan la diferencia y recordamos cuando volvemos a casa. Baños sofisticados, camas con colchón artesanal, almohadas orgánicas y sábanas de algodón de máxima calidad. Todo ello, con unas impresionantes vistas desde la ventana al río Duero.

Habitación Six Senses
Habitación / Foto: Six Senses
Habitación Six Senses
Habitación / Foto: Six Senses
Habitación Six Senses
Habitación / Foto: Six Senses