Dormir en hoteles de lujo: el turismo kilómetro cero es tendencia

Azotea del Four Seasons
En la imagen, terraza del Hotel Four Seasons /Foto: Four Seasons

El hecho de no poder viajar fuera de nuestra ciudad no implica que no podamos viajar o dormir en hoteles de lujo.  A veces no es necesario recorrer cientos de kilómetros para realizar un viaje. La propia ciudad nos permite viajar sin ni siquiera coger el coche o el avión. Un día libre en nuestra ciudad es un auténtico lujo y una buena excusa para hacer turismo. Con esa idea son muchos los hoteles que quieren hacer vivir esa sensación a los habitantes de cada ciudad. Muchos madrileños están disfrutando de rincones de la capital poco descubiertos hasta entonces. ¿Por qué no hacer la experiencia completa durmiendo en hoteles de lujo? El turismo kilómetro cero ya es una realidad.

Desde la cadena Eurostars -con hoteles en Madrid, Barcelona o Sevilla por mencionar algunas ciudades-, Barceló u hoteles de lujo emblemáticos -a pesar de su novedad- como el Picalagartos o el Four Seasons apuestan por esta nueva tendencia en viajes: el turismo kilómetro cero. Cada una de las ciudades españolas en su esencia guarda recovecos que no conocemos. Está claro que este año nos ha servido a muchos para hacer turismo por aquellos restaurantes, plazas, calles, avenidas o tiendas a las que no solemos ir por entrar dentro del plan cotidiano. Enamorarse del lugar donde vivimos debería ser obligatorio en este año de pequeños lujos.

Hoteles Eurostars

Montserrat Fillo, del departamento de comunicación de la cadena explica «Es increíble porque todo el mundo sabe cómo lo estamos pasando desde el sector turístico y, aun así, nos está apoyando. En este punto, estamos muy felices con los madrileños o los barceloneses». Desde la cadena apostaban por un plan especial que incluía cenar, dormir en una de sus habitaciones en uno de sus hoteles de cinco estrellas y desayunar. Este plan está disponible en ciudades como Madrid, Toledo, Sevilla o Barcelona. En Sevilla el hotel Eurostars tiene las mejores vistas de la ciudad del Guadalquivir. Un buen plan en cualquier de sus hoteles de lujo repartidos por toda la península. En cualquier lugar es posible hacer turismo de kilómetro cero.

NH Collection Gran Vía

El hotel, ubicado en una de las arterias más emblemáticas de la capital, es perfecto para despertarse con vistas, precisamente, a la Gran Vía. Proponen ir a comer o a cenar en su restaurante -Picalagartos, uno de los place to be de las capital con unas vistas ya icónicas en redes sociales- y después, quedarte a dormir aquí, uno de los hoteles de lujo de NH Collection con mejor ubicación. ¿Existe un mejor despertar que abrir los ojos y ver la icónica Gran Vía bajo nuestros pies? Absolutamente no. ¿El plan del día siguiente? Perderse por La Casa del Libro, un primer vermut en el Museo Chicote y el siguiente en Casa Clavel.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Picalagartos (@picalagartosmad)

Four Seasons

Es la apertura en mayúscula en la capital española y tienen claro que quieren que sea un hotel para el uso y disfrute de los madrileños. Es uno de las grandes aperturas de los hoteles de lujo de la cadena Four Seasons. Dormir en una de sus habitaciones, en una de las plazas más icónicas de Madrid, es un buen plan para cualquier noche. Un plan que antes, o después, puede acabar en Dani Brasserie con su hamburguesa estrella en la terraza más bonita de Madrid. Obligatoria la visita a la tienda de Hermès. Y hacerse la foto de cortesía.

Hoteles Barceló

Barceló ha abierto las puertas de los hoteles de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Valencia y Bilbao a los residentes de todas estas ciudades. Dormir en una cama con sábanas blancas, disfrutar de un gran desayuno de hotel -porque no es lo mismo un desayuno en casa que en un hotel-… Son placeres que solo disfrutamos cuando viajamos y que podemos realizar solo viajando de un lado a otro de la ciudad. Uno de los hoteles Barceló está ubicado en una de las esquinas más icónicas de Plaza de España, una vista ideal para levantarse cualquier mañana. Su restaurante Somos Garra es un buen plan para antes o después de dormir. Está claro que el turismo kilómetro ha llegado… para quedarse.