Los viajes de la redacción de COOL en 2021

Tegallalang, Bali
Tegallalang, Bali / Foto: Unplash

Ha comenzado 2021 y la lista de viajes que nos apetece hacer es interminable… Y por supuesto, apetecible. Hemos preguntado a la redacción de COOL cuáles serán los destinos de 2021. ¿Hacemos las maletas? Nos vamos de viaje.

Estefanía Cantos: Sudáfrica, Kenia y Tanzania

«Mi viaje para 2021 es a Sudáfrica, Ciudad del Cabo… Amanecer en un safari de lujo en Kenia o Tanzania -con vuelo en avioneta a lo Memorias de Africa incluido- y acabar unos días en la maravillosa isla de Zanzíbar«.

Tarangire National Park en Tanzania
Tarangire National Park en Tanzania / Foto: Unplash

Elisa García Faya: Bali, Indonesia

La isla asiática es lugar ocasional de la periodista, que ya la ha visitado previamente en dos ocasiones y a la que no le importa hacer más viajes. ¿El primer billete de 2021 sería para volver a Bali? Absolutamente sí. «He estado ya dos veces pero iría veces infinitas porque es un lugar del mundo en el que se respira una inmensa sensación de libertad».

«Bali me gusta por su gente y por la amabilidad de todos los locales. Me gustó mucho un hotel a pie de playa que se llama Dreamsea y que está en Uluwatu. Aunque eso sí, si vas con amigos lo mejor es ir a una villa y para eso recomiendo, sin duda, Villa Selina. Es espectacular. Para moverse lo ideal es coger una moto y explorar la isla», explica Elisa.

Ubud, en Bali
Ubud, en Bali / Foto: Unplash

«Yo me suelo quedar dos noches en una zona y después me muevo porque cada zona tiene lo suyo. Ubud tiene los campos de arroz y los mercadillos, Uluwatu el surf, Ulan Batur tiene un lago de agua caliente espectacular en el que puedes bañarte… Y el templo de Besakih, ¡es parada obligatoria! En Bali hay millones de cosas que ver, ¡daría para un artículo infinito!».

«Si te gusta el yoga, Meghan Currie tiene su escuela en el centro de Ubud y es una de las mejores profes del mundo, el único problema es que hay que reservar. Respecto al mundo gastro: no hay que dejar de probar todas las comidas especiadas con lemon grass, el capcai, el nasi goreng (nasi significa arroz) y los açais. En Canggu los hacen espectaculares y esta es la zona en la que yo me quedaría si decidiese no moverme por la isla».

Patricia Rodríguez: Oporto e Islandia

“Se me iluminan los ojos con sólo pensar en poder viajar, en volver a hacer maletas y montar en un avión.

A Oporto me encanta ir en coche y hacer una parada en Aveiro, conocido como la ‘Venecia portuguesa’ por sus canales. De ahí, apenas se tarda una hora hasta Oporto, donde aparco el coche y me pongo a recorrer sus calles (y sus cuestas), me tomo un vinho verde con bacalao dorado junto al Duero, visito su catedral y acabo el día en una de las bodegas de Gaia”.

Oporto/Foto: Unsplash
Oporto/Foto: Unsplash

«Ya un poco más lejos, este año iría a Islandia. Me daría un baño en el Blue Lagoon (unas aguas termales de color azul por los minerales de su suelo), visitaría sus mágicas cascadas, el Geysir (el padre de todos los géiseres del mundo), sus desiertos de lava y si hay suerte, una aurora boreal.»

Skogafoss / Foto: Unsplash
Skogafoss / Foto: Unsplash

Paloma Herce: Menorca, Perú y Shanghái

Más viajes para el 2021. En este caso, destinos internacionales y alguno nacional. «Tengo acumulados muchos billetes de viajes que no pude hacer en 2020 así que escogería varios lugares del mundo para viajar, y en este caso, esos sitios a los que la pandemia me dejó sin ir. Empezaría por Perú y volvería a reservar en los restaurantes donde iba a comer y cenar esos días. Lima es una ciudad con grandes proyectos gastronómicos que merece disfrutar así que iría a Maido, el restaurante número en la ciudad y en Latinoamérica. El mejor ejemplo de lo que es la comida nikkei. Indispensable también cualquiera de los locales de Gastón Acurio o Pescados Capitales. Me quedé con ganas de disfrutar del Museo de Mario Testino, de descubrir Cuzco y de visitar el Machu Picchu después de una semana gastronómica en la capital y muchos pisco sours a mis espaldas»

Centro de Shanghái
Centro de Shanghái / Foto: Unplash

«El siguiente viaje sería Shanghái, lugar que iba a visitar y que también tuve que cancelar por la situación. Una mezcla fantástica entre la China más tradicional y la modernidad que azota Asia y que es perfecta para descubrir en una semana. Perderse por la zona francesa por sus edificios shakumen o ir a algunos de sus locales de jazz -a los que me habían recomendado personalmente ir- era algunos de los planes que tenía en mente y que espero poder disfrutar en 2021″.

«El último viaje sería Menorca, mi segunda casa y la isla más bonita del Mediterráneo. Disfrutar de nuevo de una cena en Menorca Experimental, conocer Fontenille, una copa de el Bar Lemon, pegarme un baño en Cala Macarella, un café en el hotel boutique Ses Bruixes… Si alguien quiere ir este verano, que reserve en Can Faustino en Ciutadella o en Torralbenc, más cerca de Mahón. Menorca es siempre una buena idea».

Josefina Grosso: Argentina y Angra dos Reís, Brasil

«Como soy argentina de nacimiento, la verdad es que el primer destino al que iría -si se pudiera- sería a mi querido Buenos Aires. Ciudad que reboza cultura y belleza. Desde sus calles empedradas y las casas de multicolor de Caminito hasta los rascacielos más exclusivos y las creaciones de Calatrava en Puerto Madero… La ciudad del tango atrapa y sería mi primera elección».


«Y luego, si tuviera que seleccionar un lugar ‘premium’ al que escaparme… Sin lugar a dudas me iría a Brasil, a las zona de Angra dos Reís. Un paraje natural paradisíaco compuesto por 365 islas de ensueño y exclusivos hoteles con Spa que me harían escapar de la rutina de manera sin igual. Brasil es también un rincón especial porque es donde he veraneado de pequeña».

Angra dos Reis, cerca de Río de Janeiro (Brasil)
Angra dos Reis, cerca de Río de Janeiro (Brasil) / Foto: Unplash