Vivood Landscape Hotel, el hotel nórdico de Alicante

Vivood Landscape Hotel, el hotel nórdico de Alicante
Hotel Sant Frances, en Palma

Por su arquitectura podríamos estar en cualquier país nórdico, pero no… Vivood Landscape Hotel se encuentra en la sierra de Guadalest, en la provincia de Alicante. Un oasis en mitad del mundanal ruido para conectar con la naturaleza y con uno mismo. Y para hacerlo, sus instalaciones y sus caminos en mitad de los olivos. Al fondo, el embalse de Guadalest, la llamada joya esmeralda de Alicante.

Vistas a Guadalest / Foto: Vivood Landscape Hotel
Vistas a Guadalest / Foto: Vivood Landscape Hotel

El proyecto

El proyecto nació en 2015, gracias al arquitecto Daniel Mayo Pardo. Comenzó realizando un proyecto de casas sostenibles en 2013 y dos años después, surgió la idea de Vivood con la misma filosofía. Porque Vivood es un hotel sostenible con la naturaleza. Un hotel paisaje perfecto para desconectar y mejorar tu bienestar.

Vivood se adapta a la topografía del paisaje, está construido de tal manera que cada suite sea privada y aporte intimidad, está orientado al lujo perceptivo, su base es ecológica y sostenible y además, está libre contaminación lumínica. Todo esto para conseguir que nos sintamos en mitad del campo pero que no nos falte ni un solo lujo.

Vistas desde una de las villas / Foto: Vivood Landscape Hotel
Vistas desde una de las villas / Foto: Vivood Landscape Hotel

El hotel

Encontramos suites y villas según el nivel de lujo que queramos. La suite, cubículos forrados de madera con cristales, tienen vistas a la montaña y cuentan con una ducha panorámica. Son 25 suites que se van repartiendo por el camino en toda la ladera de la montaña. La sensación de estar casi solo está asegurada. Son habitaciones minimalistas, que respiran tranquilidad, en las que se cuela la naturaleza de manera sutil.

Suite de Vivood Landscape Hotel / Foto: Vivood Landscape Hotel
Suite de Vivood Landscape Hotel / Foto: Vivood Landscape Hotel

Además de las suites más sencillas, encontramos la Pool Suite -hay cuatro en total-, con una pequeña piscina de hidromasaje privada. Y por último, sus villas, con piscina privada, y las que conforman el paisaje arquitectónico que distingue a Vivood Landscape Hotel. Diez santuarios privados de lujo y relax, como las describen desde el hotel, para desconectar de absolutamente todo. Habitaciones minimalistas, oscuras, con grandes ventanales y una gran piscina exterior para bañarse con el silencio del paisaje.

Vista de las villas de Vivood Landscape Hotel / Foto: Vivood Landscape Hotel
Vista de las villas de Vivood Landscape Hotel / Foto: Vivood Landscape Hotel

Además, Vivood Landscape Hotel cuenta con dos piscinas panorámicas con vistas al valle de Guadalest, para todos los huéspedes del hotel… Y además, Vivood SPA, un centro de tratamientos para desconectar del todo. Refleja las tradiciones orientales de Ayurveda -con más de 5.000 años de antigüedad-, y en él podemos disfrutar de masajes, rituales y terapias naturales. Además, encontramos un circuito terapéutico basado en los cinco elementos de la naturaleza: fuego, tierra, aire, agua y éter.

Una de las piscinas panorámicas / Foto: Vivood Landscape Hotel
Una de las piscinas panorámicas / Foto: Vivood Landscape Hotel

La filosofía

Te hemos hablado de la filosofía sostenible de Vivood Landscape Hotel, y eso en parte se produce porque los propios arquitectos del proyecto son los encargados de gestionar este alojamiento. Un proyecto de arquitectura modular, el primer hotel paisaje de España, que no solo respira diseño. Ese es uno de sus valores, además del lujo que desprende. La sosteniblidad, de la que no dejamos de hablar estos días, ya estaba presente en Vivood hace más de cinco años. Por algo ha recibido numerosos premios de arquitectura y turismo en su corto periodo de vida.

Los módulos, que son prefabricados, están hechos en fábrica. Eso ha permitido no dañar apenas el paisaje. Estos se han colocado sobre pilares que ya estaban en el terreno, elevados sobre él para poder disfrutar de las vistas. Se minimiza la incidencia, y encima, logramos mejores vistas. Las fachadas que dan al camino son opacas, y aquellas que lindan con el valle, están formadas de grandes ventanales para disfrutar de la luz. El baño se encuentra en la zona más íntima, pero también tiene vistas a los olivos. La madera, que es el material más utilizado, ejemplifica a la perfección esa conexión con la naturaleza. El mayor lujo no es solo Vivood Landscape Hotel, es dormir casi bajo las estrellas.