Alauda Airspeeder Mk3: el primer coche volador eléctrico de carreras

Airspeeder MK3 de Alauda Aeronautics.
Airspeeder MK3 de Alauda Aeronautics. /Foto: Alauda

Llegan las carreras futuristas de coches voladores. Alauda Aeronautics, la firma de aviación australiana, acaba de anunciar que el nuevo ‘Airspeeker Mk3′ comenzará a prepararse para competir a finales de 2021. Este modelo es anunciado como el «primer coche volador eléctrico de carreras del mundo», y con piloto, nada de drones .  El objetivo es fabricar alrededor de 10 modelos para los diferentes equipos que participarán en esta prueba, la cual se llevará a cabo en 2022 y en Australia.

La primera vez que se planteo construir vehículos de carreras eléctricos voladores, fue en 2017. Cuatro años después se ha hecho realidad y con una arquitectura rompedora.  Hay carreras de coches, de combustión y eléctricos, también las hay de aviones. La compañía Alauda se ha apuntado a carreras de «fusión» entre ambas. ¿El resultado? Una pequeña aeronave.

MK3

Pueden pensar que es ciencia-ficción, o por lo menos lo podíamos hacer cuando en 2017 se planteó la idea. Pero lo que en un principio parecía una idea disparatada, ya tiene un tamaño real y un nombre: Airspeeder MK3. Y parece ser que las primeras demostraciones llegan en este año. No es un deportivo al que le falten las ruedas, si no que en el lugar donde irían estos elementos podemos ver que lo sustituyen un motor eléctrico y hélices.

Airspeeder MK3 de Alauda Aeronautics.
Airspeeder MK3 de Alauda Aeronautics. /Foto: Alauda

La dirección se produce por control remoto, muy parecido a como lo son las carreras de drones que tan populares se han hecho. El vehículo de Alauda es un ‘VTOL’, cuyas siglas en inglés significan «avión de despegue y aterrizaje vertical», con propulsión eléctrica.

Airspeeder MK3 de Alauda Aeronautics.
Airspeeder MK3 de Alauda Aeronautics. /Foto: Alauda

Es fruto de más de un año de trabajo y tres de proyecto. Fabricado en fibra de carbono y con una propulsión de 130 caballos. Resulta un modelo muy ligero, 100 kilos, por esta razón las carreras serán muy cortas, al necesitar un pack de baterías bastante liviano. Con rondas de 30 minutos con parada en boxes para cambiar las baterías.

Puede llegar a una velocidad de hasta 160 kilómetros por hora, y ¡acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 2.3 segundos!

Más apasionante que la Fórmula 1

«Este será el deporte de motor más emocionante y progresivo del planeta. Las primeras carreras se efectuarán este mismo año».según afirma Mathew Pearson, fundador de Airspeeder, la serie de carreras.

Airspeeder MK3 de Alauda Aeronautics.
Airspeeder MK3 de Alauda Aeronautics. /Foto: Alauda

Al igual que un Fórmula 1, el MK3, puede superar curvas y ángulos cerrados. Y no solo eso, si no que cuenta con un sistema de anticolisión, por lo que los rivales podrán conducir a notable proximidad. Tiene una relación peso-potencia mejor que la de un monoplaza de Formula 1 o que la de un caza de combate, según la compañía. En el primer torneo, los coches voladores no estarán pilotados presencialmente y serán controlados a distancia por cada uno de los equipos.

Airspeeder MK3 de Alauda Aeronautics.
Airspeeder MK3 de Alauda Aeronautics. /Foto: Alauda

Pearson afirma que esta serie será «una revolución de la movilidad». Por el momento ya están en proceso de construir diez ejemplares MK3, pero su objetivo ya tiene puesto el ojo en el MK4 para 2022.