‘La forma del tiempo’, el documental de Mazda que une a Japón y a Italia

MX-81
MX-81 en un fotograma del documental / Foto: Mazda

Dos países tan antagónicos con un nexo en común. Y ese nexo lo demuestra la marca de coches Mazda en su último documental: ‘La forma del tiempo’. Durante unos 13 minutos, podremos ver esa unión entre ambos países, con un pensamiento -sobre todo en cuanto a pensamiento se refiere- muy distinto. Pero es lo que suele pasar, que los polos se atraen. Es lo que vamos a descubrir en este documental.

Mazda
MX-81 / Foto: Mazda

El documental comienza con dos protagonistas muy diferentes: un niño y el muevo Mazda MX81. Y alguien habla y cuenta: «No creo que exagere cuando digo que los coches son toda mi vida». Y sigue el protagonista, japonés: «Este objeto representa uno de los momentos más importantes de toda mi vida, el abrecartas de Enzo Mari«, explica Ikuo Maeda, Head of Global Design de Mazda. Su padre era el responsable de estilo de Mazda y siempre tenía ese abre cartas encima de su mesa. Y según explica Maeda, representa a la perfección cómo es el diseño italiano: práctico y funcional.

Hideyuki Miyakawa en un fotograma del documental / Foto: Mazda
Hideyuki Miyakawa en un fotograma del documental / Foto: Mazda

En el documental también habla el periodista especializado en motor Hideyuki Mikawa, que partía desde Japón en una ruta por diferentes ciudades hasta llegar a Turín, la ciudad del automóvil por antonomasia. Mikawaya llega en 1960 a esta ciudad italiana -él habla en italiano-, donde cuenta, vio todas las novedades de la industria. Unas novedades que con una clara importancia al diseño. Allí conoce al diseñador italiano Giorgetto Giugiaro, que estaba trabajando en el modelo Mazda Luce.

Es en este momento cuando desde la empresa japonesa empiezan a trabajar con Bertone -otro diseñador italiano- y Giugiaro. Momento en el que se fusionan las ganas de trabajar y el objetivo de hacer un buen diseño. Todo esto plasmado en automóviles. Desde el equipo japonés destacan «ese entusiasmo típico italiano» a la hora de comunicar las cosas. Porque está claro que en un equipo, cuantas más fuerzas, más se suma. Siempre cada uno aporta lo mejor de sí mismo.

Mazda
MX-81 / Foto: Mazda

El propio Giorgetto Giugiaro también habla en este documental, que habla de la importancia en la cultura de italiana de la pintura, a la que él se siente ligado. Él, desde joven, mientras sus amigos jugaban al fútbol o hacían cosas propias de los niños de su edad, diseñaba. Y Giugiaro, que nos cuenta su versión de la historia, nos cuenta que Mazda en los años 60 no se llama así, era Toyo Kogyo.

Fotograma del documental/ Foto: Mazda
Fotograma del documental/ Foto: Mazda

El documental continúa hablando de este coche, el Mazda MX81 y de esta unión de fuerzas entre países tan diferentes. Un documental que se disfruta mucho y que surge gracias al descubrimiento de una foto en las oficinas de Roma. Aquí surge un cruce de preguntas entre Hiroshima y la capital italiana para recuperar este concepto de coche, tan futurista. Da igual si eres un amante del diseño o del motor. 13 minutos de contenido audiovisual para disfrutar de la historia de este magnífico coche lleno de diseño internacional.