Personaliza el coche de tus sueños a golpe de clic

Coches de lujo personalizados
Personalización de Ferrari/ Foto: ferrari.com

Los coches de alta gama personalizados son toda una realidad que está disponible en diversas marcas de automóviles. La última en incorporarse ha sido la italiana Maserati, pero hay otras que ya llevan tiempo ofreciendo este servicio. Una de las veteranas es Ferrari, aunque el coche de nuestros sueños puede ser una realidad también en el caso de Lamborghini o Porsche. A veces están limitados a modelos concretos y en la mayoría se pueden escoger materiales o colores según el gusto individual.

Maserati Fuoriserie

Entre las últimas novedades que ha incorporado Maserati destaca su nuevo servicio de personalización de coches. Para ello ha creado un programa que se llama Maserati Fuoriserie, de tal manera que cada cliente puede diseñar el vehículo a su gusto. De igual modo, se va a crear una nueva tienda de “car tailoring”, algo así como una “sastrería de coches”, en su sede de Módena (Italia), para que cada cliente viva una experiencia única.

Maserati Alfieri
Maserati Alfieri/ Foto: maserati.com

Con el objeto de orientarse a la hora de escoger entre la infinidad de opciones existentes, se han elaborado tres colecciones básicas como punto de partida. Se llaman Corse, Unica y Futura, y cada una de ellas expresa “el poder de la marca y representa sus valores”, añaden desde Maserati. Al mismo tiempo, en el desarrollo de cada modelo se buscará la fusión entre el rendimiento, la elegancia y la innovación.

Ad personam

Lamborghini dispone de su propio programa de personalización que se llama Ad Personam. Se aplica en dos modelos, el Huracán y el Aventador. El cliente puede crear su propio Lamborghini a medida a partir de ambos y según sus propios deseos. Se pueden combinar los colores y los materiales, siempre respetando los estándares de calidad de la casa. Es posible elegir por ejemplo la exclusiva piel semianilina Lambo Vintage, enriquecida con otros efectos y desarrollada por artesanos italianos, o el Forged Composite, material innovador de fibra de carbono, entre otros.

Ad Personam Lamborghini
Servicio Ad Personam/ Foto:lamborghini.com

Ad Personam se gestiona directamente en el departamento específico situado en la sede de Sant’Agata Bolognese (Bolonia, Italia). Aquí podemos encontrar muestras de pieles, materiales, asientos, llantas, colores, etcétera. Además, es posible realizar una simulación digital del resultado final con las combinaciones que escojamos gracias a un configurador para coches.

Configurador de coches

Porsche también incorpora este servicio y permite dar el toque personal que queramos a nuestro modelo. Desde su propia página web ofrecen esta posibilidad a través de un método llamado Car Configurator. A través del mismo se escoge el modelo a personalizar, después se elige la carrocería, la caja de cambios (manual, Triptronic, PDK o cambio de dos velocidades), el número de asientos, la propulsión y el tipo de combustible.

Car Configurator
Car Configurator / Foto: porsche.com

Hasta el detalle más nimio

La marca Ferrari, asegura que desde la creación de sus primeros modelos a finales de 1940 y principios de 1950, sus clientes han insistido en dar un toque personal a sus adquisiciones. Esto es algo que siempre se ha tenido en cuenta por la compañía, pero con el tiempo ha ido evolucionando en este servicio así como en otros aspectos. Ahora posee varios programas que permiten hacer propios los detalles más nimios del equipamiento de cada Ferrari. En un principio se usa un configurador y después se recurre a desarrollos específicos para que los requerimientos personales se materialicen.

Coches de lujo personalizados
Taller de personalización/ Foto: ferrari.com

Al mismo tiempo está el Atelier Ferrari, un estudio especial donde se puede afinar aún más si cabe. Está diseñado de tal manera que los clientes son el verdadero centro de atención. Se trata de un espacio exclusivo y sofisticado, donde se cuenta con el asesoramiento de expertos para fabricar el verdadero Ferrari de nuestros sueños.