Cuando la escultura y la alta joyería se besan de la mano de Bibi van der Velden

Bibi van der Velden
Imagen de campaña de Bibi van der Velden. /Foto: Bibi van der Velden

Bibi van der Velden es una diseñadora y escultora holandesa que en 2006 lanzó su homónima marca de joyas preciosas. La artista se inspira en la naturaleza y la retrata con una sensibilidad sin igual. La joyería minimalista que ha sido tendencia en los últimos años está dejando paso paulatinamente a los accesorios sofisticados en gran formato y en este sentido Bibi van der Velden puede ser considerada una auténtica maestra.

Bibi van der Velden
Imagen de campaña de Bibi van der Velden. /Foto: Bibi van der Velden

Van der Velden ha sacado a la luz diferentes colecciones inspiradas en animales, insectos, flores y plantas de diferentes rincones del planeta. El nexo común de todas ellas es sin duda la imperfección perfecta. La artista emplea oro de comercio justo de 18k, diamantes y perlas barrocas. Considera que las joyas son capaces de infundir una energía especial en quien las lleva. Por eso, el proceso de fabricación de las piezas es absolutamente artesanal. Se cuida cada detalle para que, como ocurre en el caso de la escultura, cuando uno observe las joyas sea capaz de vibrar y recibir el mensaje que se quiere transmitir. Es más, Van der Velden describe sus piezas de joyería como «esculturas en miniatura».

Bibi van der Velden
Imagen de campaña. /Foto: Bibi van der Velden

La holandesa trabaja con materiales sostenibles e inesperados, entre ellos colmillo de mamut de 60.000 años, huevos de avestruz y alas de escarabajo, La diseñadora dibuja y talla a mano cada pieza en cera. A continuación te mostramos algunas de las joyas que más nos han gustado. Cada una de ellas pertenece a una colección diferente. ¿Con cuál de todas te quedarías?

Bibi van der Velden
Scarab Pop Art Ring de Bibi van der Velden. /Foto: Bibi van der Velden

El escarabajo era considerado, ya en la época del antiguo Egipto, como un símbolo auspicioso. De buen augurio, esperanzador, favorable, halagüeño, y lisonjero. El anillo Scarab Pop Art es la versión moderna de este amuleto sagrado. El anillo está elaborado en oro rosa de 18k y plata esterlina y engastado con un ala de escarabajo real, con el escarabajo salpicado de elegantes zafiros en una fila a lo largo de su parte posterior. Esta pieza crea un anillo de cóctel maravillosamente inesperado. Tiene un precio de 7,045 euros.

Bibi van der Velden
Melting Ice Cap Ring de Bibi van der Velden. /Foto: Bibi van der Velden

Este hermoso anillo es un conmovedor recordatorio de los efectos del cambio climático. Diseñado en plata esterlina ennegrecida, el anillo está realizado con una capa de hielo de cuarzo blanco texturizado, que se asienta sobre una base de esmalte para darle un tono azulado y fresco. El cuarzo está adornado con una astilla de oro blanco puro de 18k y decorado con diamantes, para evocar el agua que se derrite en el hielo. Tiene un precio de 19,800 euros.

Bibi van der Velden
Monkey Banana Bunch Earrings de Bibi van der Velden. /Foto: Bibi van der Velden

Confeccionados en oro amarillo de 18k, estos aretes de racimo de plátanos se sienten ligeros en los lóbulos, pero crean una apariencia llamativa y glamurosa. Elaborados como plátanos individuales que se mueven suavemente, los aretes colgantes están colocados en postes con motivos de hojas de palmera, que brillan con tsavoritas verdes. Tienen un precio de 16,990 euros.

Bibi van der Velden
Big Tulip Ring – Coloured Stones de Bibi van der Velden. /Foto: Bibi van der Velden

Inspirado en la extravagante belleza del Parrot Tulip, el Big Tulip Ring florece en la mano de quien lo luce. Los pétalos del anillo están diseñados en oro blanco y amarillo de 18k con detalles en oro ennegrecido y adornados con zafiros rosados y rojos y diferentes tonos de tsavoritas verdes. Y una gran cantidad de vida vive dentro de los pétalos. Una diminuta cabeza humana plateada ennegrecida se encuentra entre los pistilos de la flor, mientras que una piedra lunar simboliza una gota de agua, y un gusano de cristal de roca tallado y hormigas plateadas ennegrecidas se arrastran por encima y debajo de los pétalos, con una de las hormigas cuidando sus huevos de perlas de semillas. El vástago en forma de tallo del anillo también está detallado, adornado con tsavoritas verdes, con una piedra lunar para representar dónde se ha cortado el tallo. Desde cualquier ángulo que se vea, este anillo encanta. Tiene un precio de 30,360 euros en la web de la marca.

En España, influencers como Eugenia Osborne o Sofía Paramio ya han sucumbido al poder enérgico de las joyas escultóricas de  Van der Velden.

La propia diseñadora posa a menudo en las redes sociales con las joyas que ella misma crea.