Naturaleza y tiempo se unen en Grand Seiko ‘Shirakaba’

Gran Seiko Shirakaba. /Foto: Gran Seiko
Gran Seiko Shirakaba. /Foto: Gran Seiko

Grand Seiko, la marca relojera japonesa, agrega otro modelo a su Heritage Collection:  el Shirakaba SLGH005. Su esfera está inspirada en el reflejo de los bosques de abedules blancos que encontramos en Shizukuishi, Japón, muy cerca del lugar donde se fabrican los relojes mecánicos de la marca. El modelo es un antecesor de la colección de 1967. La pieza, de la Serie 9, estará disponible a partir de  finales de marzo de 2021, a un precio alrededor de 9.000 euros. Será el primer reloj con un calibre 9SA5 de edición no limitada.

Gran Seiko Shirakaba. /Foto: Gran Seiko
Gran Seiko Shirakaba. /Foto: Gran Seiko

Shirakaba

Perfecta ejecución, calibre de última generación, cambio de fecha instantáneo y 80 horas de reserva de marcha. Estos son algunos de los rasgos por los que destaca el Shirakaba.

Gran Seiko Shirakaba. /Foto: Gran Seiko
Gran Seiko Shirakaba. /Foto: Gran Seiko

La esfera texturizada de esta nueva pieza de relojería, SLGH005, está compuesta por un patrón estampado. Esto convierte al reloj en un modelo identificable e inimitable. El objetivo del patrón, suave a la vista, es el de reflejar la corteza blanca de los arboles altos y delgados que inspiran la pieza, con un delicado efecto brillante. La intención de la marca al representar estas texturas, es una estrategia para reflejar elementos del paisaje japonés. 

Destaca el segundero central azul, para conseguir un mayor contraste. El resultado es elegante, sutil y a la vez deportivo, y por supuesto, muy distinto a lo habitual.

Gran Seiko Shirakaba. /Foto: Gran Seiko
Gran Seiko Shirakaba. /Foto: Gran Seiko

Los acabados podríamos definirlos como perfectos, las superficies satinadas y pulidas son de acabado Zaratsu, arte de pulido característico de la marca. El diámetro de la caja es de 40 mm y 11,7 mm de altura, un poco mas delgado que el de Rolex Oyster Perpetual

Gran Seiko Shirakaba. /Foto: Gran Seiko
Gran Seiko Shirakaba. /Foto: Gran Seiko

El bisel superior cuenta con una superficie satinada, mientras tanto, la vertical está pulida: una novedad de diseño.

El calibre late a 36.000 alternancias la hora. Los puentes y la masa oscilante están dispuestos de tal manera que mejoran el movimiento. Mantiene los habituales 100 metros de hermeticidad y la corona roscada.

Gran Seiko Shirakaba. /Foto: Gran Seiko
Gran Seiko Shirakaba. /Foto: Gran Seiko

Pero hay más… este dial coleccionable alberga un nuevo motor 9SA5, el cual emplea un escape de impulso dual, equilibrio de resorte libre y una reserva de 80 horas de marcha. Esto le convierte, a pesar de ser más delgado que las encarnaciones anteriores, en uno de los modelos más marcadores. 

 

Grand Seiko

Tradicionalmente Grand Seiko se ha inspirado en la naturaleza local para diseñar sus relojes, en concreto las esferas. Los relojes de Grand Seiko son piezas reconocidas de alta joyería en todo el mundo. Es el referente en las esferas con textura. Sus cajas son más complejas y trabajadas que otros competidores, como Rolex u Omega.

En Shizukuishi, localidad de Japón, es donde nacen las creaciones mas elitistas de Gran Seiko. Es allí donde encontramos los bosques de Shirakaba (白樺), en japonés: abedul blanco. Una obra de la madre naturaleza, peculiar y especial, como lo son las piezas que allí se fabrican, de la mano de los mejores expertos relojeros.