Un reloj diferente, el Zeitwerk de A. Lange & Söhne, por Pablo Cantos

  • Pablo Cantos
Un reloj diferente, el Zeitwerk de A. Lange & Söhne, por Pablo Cantos

Justo antes de la pandemia tuve la ocasión de visitar los talleres de la marca de relojes de lujo A. Lange & Söhne en Glashütte, en la Sajonia alemana. Fue una visita inolvidable, en un entorno idílico donde tuve la oportunidad de apreciar la excelencia de los maestros relojeros de la manufactura, en búsqueda permanente del cénit relojero.

Actualmente, la gran marca de relojes de lujo alemana es propiedad de Lange Uhren GmbH, y perteneciente al grupo suizo Richemont. Sus relojes se encuentran entre los más apreciados del mundo y su rango de precios y calidad están entre los de las más prestigiosas firmas suizas como pueden ser Patek Philippe & Co o F.P.Journe.

Un poco de historia

La sede de A. Lange & Söhne es el lugar donde se escribe la historia del tiempo en Glashütte, desde su inauguración en 1873 hasta su destrucción parcial en los últimos días de la guerra en 1945. A lo largo de los años, también es el símbolo arquitectónico de la pequeña ciudad en el este de Erzgebirge.

Un reloj diferente, el Zeitwerk de A. Lange & Söhne, por Pablo Cantos

La firma Lange fue fundada en 1845 por Ferdinand Adolph Lange en la pequeña ciudad alemana de Glashütte (Sajonia) y con el tiempo sería una de las principales firmas germanas. Lange, junto a IWC, Stowa, Laco y Wempe fue una de las 5 firmas que hicieron los famosos «B-Uhr» o relojes de observador para los pilotos de la Luftwaffe alemana en la Segunda Guerra Mundial.

En 1945 los bombardeos aliados destruirían la fábrica. El edificio principal de producción de la compañía es destruido en un bombardeo en la última noche de la guerra en 1945. Un poco mas tarde, en 1948, la administración comunista de la República Democrática Alemana expropió la compañía y la nacionalizó, dejando de existir Lange como firma, que pasaría a integrarse en un conglomerado con otras firmas relojeras de Glashütte.

En noviembre de 1989, Alemania celebra la caída del Muro de Berlín, un acontecimiento histórico conmovedor. Los días de separación y división llegan a su fin. Y también es el final de una pausa involuntaria de más de 40 años. Walter Lange inmediatamente comienza a pensar en la oportunidad de un nuevo comienzo para su empresa familiar en Glashütte y hace realidad su sueño. En 1990, Walter Lange y el exitoso gerente de relojes Günter Blümlein hacen un plan para establecer de nuevo la fábrica de Lange. “En ese momento, no teníamos mucho”, recuerda Walter Lange. “No teníamos relojes que pudiéramos fabricar y vender, no teníamos empleados, instalaciones ni maquinaria. Solo teníamos la visión de los mejores relojes del mundo que queríamos volver a construir en Glashütte ”. A. Lange & Söhne vuelve a la vida. Ferdinand Adolph Lange no es solo el fundador, su personalidad y sus valores son la esencia espiritual de la marca y llevan a la empresa a nuevas alturas en la relojería. La nueva Lange Uhren GmbH presenta su primera patente ya en 1992: la fecha de gran tamaño. Se utiliza dos años más tarde en tres de los cuatro primeros relojes Lange. La fecha enorme se convierte en una característica distintiva de muchos de sus relojes. La creación de relojes con una funcionalidad excepcional es una segunda motivación de la fábrica. Inspirado por Ferdinand Adolph Lange, cada reloj se desarrolla hoy con el objetivo de mejorar la precisión del reloj, haciéndolo más legible o más fácil de operar.

En 1994, la firma presenta sus primeras colecciones modernas con el lanzamiento del Lange 1, convertido desde su lanzamiento en seña de identidad de la marca, con su gran fecha y números separados.

Un reloj diferente, el Zeitwerk de A. Lange & Söhne, por Pablo Cantos

Cuando el reloj, elogiado con innumerables premios, se presentó por primera vez hace 25 años, los diseñadores se preguntaron cómo los entendidos recibirían el entonces inusual concepto que definía el estilo. Desde el principio, su calidad técnica obtuvo calificaciones entusiastas, pero las innovaciones de diseño pioneras del LANGE 1, como su diseño de dial poco ortodoxo descentrado, dieron lugar a numerosas discusiones. Atrajo tanta atención que el nombre A. Lange & Söhne volvió a ser famoso prácticamente de la noche a la mañana.

Un reloj diferente, el Zeitwerk de A. Lange & Söhne, por Pablo Cantos

Desde entonces, todos los relojes Lange son mecánicos y manufactura relojera esto es, con mecanismo diseñado y elaborado por la propia firma.

El 7 de diciembre de 2001, A. Lange & Söhne regresa al edificio histórico y continúa la tradición. En 2007, un año después de la presentación de LANGE 1 TIME ZONE, A. Lange & Söhne abre su primera boutique en Dresde y un año después lanza el reloj sobre el cual os quiero hablar

La nueva era del reloj mecánico perfecto: El Zeitwerk

Un reloj diferente, el Zeitwerk de A. Lange & Söhne, por Pablo Cantos

Se han realizado muchos intentos para desarrollar el reloj digital mecánico perfecto. Pero ninguno de los diferentes enfoques produjo una solución confiable y fácilmente legible. De modo que los maestros de Lange tuvieron que explorar caminos totalmente nuevos. El enfoque más simple en ese momento se basaba en pantallas rastreras con discos que giraban continuamente. Sin embargo, la legibilidad de tales relojes se vio seriamente comprometida debido a los diminutos números, a menudo mostrados en ángulo, y la escala de disco de minutos muy fina.

Sin embargo, el mecanismo de números saltantes ideado por Lange, organiza los números de los minutos en dos discos separados, lo que les permite formatearlos de manera mucho más generosa. Ya en el siglo XIX, las pantallas digitales se integraron en los relojes de bolsillo, por ejemplo, según los principios de Pallweber o Dürrstein. Debido a limitaciones técnicas, la hora se mostraba verticalmente, con los minutos debajo de las horas en una configuración bastante extraña. Pero la mayor debilidad de este diseño fue su susceptibilidad al desgaste: las fuerzas considerables involucradas en la acción de conmutación causaron marcas notables.

Un reloj diferente, el Zeitwerk de A. Lange & Söhne, por Pablo Cantos

Zeitwerk es una palabra compuesta alemana artificial formada por los sustantivos Zeit y Werk: «tiempo» combinado con una segunda palabra con varios significados diferentes, entre ellos «movimiento (de reloj)», «trabajo» o incluso «opus». La marca deja esa interpretación en manos de cada individuo para discernir el significado real para sí mismo.

Un reloj diferente, el Zeitwerk de A. Lange & Söhne, por Pablo Cantos

Una pantalla de reserva de marcha «auf und ab» sonríe al usuario desde la parte superior de la esfera, mientras que los segundos secundarios equilibran la esfera a las 6 en punto, elementos familiares que adornan muchos de los otros relojes de A. Lange & Söhne. La fuente original de los números digitales grandes y legibles también era la misma que la fecha grande de dos dígitos introducida en el Lange 1. El aspecto de estos elementos se basa en el famoso reloj de cinco minutos de Gutkaes que cuelga sobre el escenario de la Ópera Semper de Dresde. Los diseñadores de A. Lange & Söhne se apegaron a sus códigos de diseño establecidos, sin mirar a relojes antiguos u otros relojes digitales. El diseño del Zeitwerk mantiene los números en un flujo de lectura orgánico. La caja, disponible solo en metales preciosos, es más grande de lo que Lange había emitido hasta ese momento con 41,9 mm de diámetro. Dentro de los metales preciosos que se utilizan para este modelo, destacaría el ‘Honey Gold’ una aleación de oro de 18KT que consigue una tonalidad mas apagada que el oro normal, un color miel, realmente espectacular.

Un reloj diferente, el Zeitwerk de A. Lange & Söhne, por Pablo Cantos

Cuando desarrollaron el ZEITWERK, los ingenieros de Lange cuestionaron todo, excepto el paradigma mecánico. El resultado es un reloj con pantalla digital que sin duda se encuentra entre los relojes más innovadores de nuestra época. Su concepto pionero con números que saltan con precisión, impulsados ​​mecánicamente, no tiene paralelo en la relojería y atrae incluso a las personas que no podían imaginar que alguna vez usarían un reloj digital.

El ZEITWERK es por tanto el primer reloj de pulsera mecánico que muestra horas y minutos con números saltantes. Su concepto innovador pasa a primer plano con un diseño inimitable. El puente del tiempo es uno de los elementos distintivos más destacados de su esfera. Forma parte del movimiento y constituye el escenario de todas las indicaciones de tiempo. Las aberturas para las horas y los minutos están ordenadas de izquierda a derecha; los números son grandes y claramente legibles. Con su icónico concepto de pantalla digital, el ZEITWERK se distingue de la plétora de relojes mecánicos analógicos, estableciendo una categoría propia. Pantalla digital – movimiento mecánico.

Un reloj diferente, el Zeitwerk de A. Lange & Söhne, por Pablo Cantos

Por tanto, el ZEITWERK es el primer reloj de pulsera mecánico que muestra la hora digitalmente con números saltantes que permiten una legibilidad inequívoca en todo momento. Además de un disco de decenas y unidades por minuto, el mecanismo de números saltantes está dotado de un gran anillo horario que abarca casi todo el diámetro del movimiento. Todos los números son idénticos en tamaño y están dispuestos para una lectura natural de izquierda a derecha.

Un reloj diferente, el Zeitwerk de A. Lange & Söhne, por Pablo Cantos

En el pasado, el concepto de reloj digital mecánico se implementó en varias ocasiones, pero nunca en una manifestación realmente confiable. Los maestros de Lange resolvieron el desafío conceptual con un mecanismo de números saltantes que consta de tres discos. La tremenda fuerza necesaria para hacer avanzar los discos es proporcionada por un barril de resorte principal patentado, y la sincronización precisa está controlada por un escape de fuerza constante patentado.

Como podéis apreciar, el resultado en la muñeca es espectacular, un tamaño muy equilibrado y una esfera impecablemente simétrica que le confieren un carácter único y diferente. Para mi, posiblemente el modelo mas único y representativo de la marca. Sin duda alguna una buena opción para el que se lo pueda permitir! Yo por ahora lo incluyo en mi “Wishlist! Soñar es gratis