Rolex Submariner: el icono por excelencia

  • Pablo Cantos
El Rolex Submariner a través del tiempo
El Rolex Submariner a través del tiempo

¡Hola a todos!

Para los que aún no me conozcáis y estéis aterrizando en esta sección por primera vez, me llamo Pablo Cantos, economista y experto de relojes. Como ya os comenté en el que fue mi primer artículo en COOL, en esta sección hablaré de mi gran pasión: los relojes. En esta ocasión busco hacerle un homenaje al reloj que, bajo mi punto de vista, es el más icónico de la historia de la relojería de lujo. Una pieza que desde su nacimiento se convirtió en un superventas para la marca, y que ha acabado siendo el reloj deportivo por excelencia: el Rolex Submariner.

Probablemente sea el reloj más reconocido e imitado del mundo. No solamente en sus cientos de miles de versiones fake; además, un gran número de marcas relojeras se han inspirado en el Submariner para desarrollar sus propios modelos deportivos.

Rolex Submariner: el icono por excelencia

Este ejemplar supuso un cambio radical en la industria relojera en el año de su lanzamiento (1953). Bajo la referencia 6204, fue el primero que llevó inscrita la palabra ‘submariner’ en la esfera con una sola línea de texto sobre las 6. Fue, sin duda, el inicio de una tendencia en los relojes deportivos que se mantiene en la actualidad. Desde su inicio se convirtió en un reloj fácilmente reconocible y diferente a cualquier otro deportivo hasta entonces. Con su esfera negra lacada gilt dial (entre los entendidos) sus índices en forma de círculos fluorescentes -primero de  radio y posteriormente cambiados a tritio por los efectos radiactivos del primero-. Actualmente, y desde el año 2000, los índices luminiscentes son de un nuevo material llamado ‘luminova’. 

También destaca por su índice de triángulo a las 12, mientras que los de las 3, 6 y 9 lo hacen en forma de barras. Además, resulta un modelo singular por su bisel de aluminio negro movible con la señalización de los minutos (para controlar el tiempo de inmersión de los buceadores), su caja oyster resistente a 100m/330ft, su cristal de plexiglás ligeramente abombado, la corona de 6mm y su brazalete oyster ribeteado extensible que permite adaptarlo al traje de buceo y llevarlo por encima para una lectura más fácil.

Teniendo en cuenta el éxito que ha tenido este reloj, en principio hecho para tareas profesionales de submarinismo y no desde un punto de vista estético, es curioso que haya acabado vistiendo las muñecas de millones de hombres en el mundo que quizá no lo han sumergido nunca más de 2 metros.

Todo un símbolo

Su versatilidad, comodidad, facilidad de lectura, precisión y lo que simboliza, hacen de él un reloj único para el día a día. Es deportivo a la vez que elegante, lo puedes lucir en la playa por la mañana y, por la noche en una cena de gala. Ningún reloj se adaptará mejor a ambas situaciones y siempre es reconocido por quién se fije en tu muñeca. Al final es un status symbol de la relojería.

Muchas veces, entre aficionados y coleccionistas nos hacemos la siguiente pregunta: “Si solo pudieras tener un único reloj, ¿Cuál tendrías?”. Os puedo asegurar que un porcentaje altísimo respondería siempre de la misma manera: Un submariner

Ha habido pocos diseños en la historia de la producción industrial que sean capaces de perdurar 50 años introduciendo modificaciones tecnológicas y pequeños cambios en el diseño. Pero que sigan siendo perfectamente reconocibles por el gran público, y en esencia sigan transmitiendo exactamente las mismas sensaciones, diseños ‘redondos’, el Submariner sin duda, lo consigue.

Rolex/ Ref- 6536 año 1959
Rolex/ Ref- 6536 año 1959

 

 

Rolex/ Ref- 114060 año 2020
Rolex/ Ref- 114060 año 2020

Lo clásico que perdura

Extrapolando a otra industria, me viene a la cabeza el Porsche 911, un diseño que también se lanzó en 1963. Tan solo una década después que el reloj, este modelo también icónico y perdurable dentro de la industria automovilística, ha logrado mantenerse como otro diseño intemporal.

Si uno compara el primer submariner ref 6204 con el modelo actual ref 114060 o con un 911 inicial con la ultima serie 992, observará que los modelos actuales son más grandes, más voluminosos, con mayores avances tecnológicos, mejores materiales y con una maquinaria mucho más precisa y evolucionada. Pero, en esencia, son lo mismo que representaban hace medio siglo y las sensaciones que te trasmiten no han variado, simplemente se afianzan.

Rolex Submariner: el icono por excelencia

Ello hace que sean objetos de deseo para la mayoría de los hombres del planeta y los convierte en piezas de culto. Esto se traduce en que, probablemente, tampoco haya muchos objetos de producción industrial a gran escala, que mantengan el valor como un submariner dentro de la industria relojera o un 911 dentro de la industria automovilística.
Por lo tanto, si les gustan y pueden permitírselo, ¡cómprense uno! ¡No se
arrepentirán! Eso seguro.