El capricho de la dieta de la Reina Isabel II

Tarta de chocolate / Foto: Pexels
Tarta de chocolate / Foto: Pexels

La Reina Isabel II lleva 67 años al frente del trono real británico y ha contado siempre con los mejores chefs del país. Cuidar su salud ha sido primordial, y por eso, no vive para comer, come para vivir. Le gusta saborear cada bocado y disfrutar de los más nutritivos platos, así que se puede permitir diariamente saltarse la dieta puntualmente con un pequeño manjar. ¿Sabrías decirnos cuál es el capricho de la dieta de la Reina Isabel II para la eterna juventud?

La dieta de la Reina Isabel II
Imagen de archivo de la reina Isabel II. /Foto: Getty

Los alimentos prohibidos son aquellos que más deseo suscitan. Cuanto más nos dicen “no puedes” más pensamos “me apetece”. Esto puede ser el inicio de un sentimiento de frustración que dispare en nuestro organismo el cortisol, una hormona relacionada con el estrés que nos impide perder peso. Por eso, la Reina Isabel decidió no privarse hace tiempo. Al fin y al cabo, todas sus elecciones son saludables. ¿Por qué no hacer a lo largo del día una pequeña excepción? Te contamos los detalles de la dieta de la Reina Isabel II.

Té con pastas / Foto: Pexels
Té con pastas / Foto: Pexels

La Reina Isabel desayuna té con pastas y después leche con cereales. Así lo ha revelado Darren McGrady, el chef oficial de la Reina en una entrevista para la revista inglesa Recipes Plus. El cocinero contaba que para comer, Isabel II suele tomar carne con verduras hervidas o a la plancha. Lo mismo que por la noche. A media tarde se toma un té con pequeños sándwiches, cumpliendo con la tradición inglesa. Pero además, cae también en la tentación de… ¡tomar un pequeño trozo de tarta de chocolate! En palacio la preparan exclusivamente para ella. Cada día, la Reina toma una pequeña porción de esta tarta hasta que queda un trozo diminuto. Así, la dieta de la Reina Isabel II nos demuestra que en el equilibrio siempre reside el éxito.