Cena para perder peso: ¿siempre proteínas?

Cena para perder peso
En la imagen un plato saludable / Foto: Unsplash

Son muchos los mitos con los que podemos encontrarnos en el campo de la nutrición. Creencias “de toda la vida” que consideramos sanas y que llevamos a la práctica con los ojos cerrados. Véase por ejemplo la necesidad de tomar un zumo de naranja todas las mañanas. Recién exprimido, eso sí, para que las vitaminas no “se vayan”. Por suerte, cada vez se hacen más estudios y los más expertos dietistas-nutricionistas se esfuerzan por estar actualizados. De ahí que vayan proliferando teorías nuevas y que, siempre desde una perspectiva personalizada (porque cada cuerpo es un mundo), sintamos la necesidad de ir poniéndolas paulativamente en práctica. Ahora sabemos que tomar ese zumo no es tan bueno como parece. De hecho, somos conscientes de que la fruta, mejor entera. De esta forma aprovechamos toda su fibra. Además logramos sentirnos más saciados. Al fin y al cabo ¿quién sería capaz de comerse a mordiscos las tres naranjas que caben exprimidas en el zumito del desayuno? Así, también somos conocedores de que una cena para perder peso no siempre tiene que llevar exclusivamente proteínas.

Cena para perder peso: no siempre proteínas
En la imagen un ejemplo de cena saludable./ Foto: Unspslash

La nutricionista Laura Jorge, dice que esto no es estrictamente necesario. “Es cierto que el hidrato de carbono da más energía y que realmente si nos vamos a ir a dormir no vamos a necesitarla”, comenta la experta. “Además, la proteína hincha menos y es más digerible que el hidrato de carbono, así que también nos puede ayudar a dormir mejor”, agrega. Sin embargo, nos cuenta que “no tiene por qué estar prohibido cenar hidratos de carbono si nos apetece”. No es por lo tanto necesario que una cena para perder peso lleve solo proteínas.

Cuando pienses en tu dieta para perder peso, preocúpate también de disfrutar para mejorar tu relación con la comida / Unsplash
En la foto, un ejemplo de mesa que puede aydarnos a perder peso. / Foto: Unsplash

Lo importante, como nos dice Jorge, es que se cubran las necesidades de dar a nuestro organismo la cantidad diaria recomendada de cada grupo de alimentos. “Cómo distribuyas a lo largo del día los alimentos, no importa en principio pero siempre depende de la persona”, asevera la experta. “No es lo mismo un deportista de élite que una persona como tú y como yo”, ejemplifica. “En realidad, si hacemos deporte y llevamos un patrón de vida activa y saludable no vamos a encontrar problemas”, dice a modo alentador.

Cena para perder peso: lo importante es que estén presentes todos los grupos de alimentos y cenemos ligero /Unsplash
En la foto, una cena variada que puedes preparar en casa. / Foto: Unsplash

De esta manera, llegamos a la conclusión que, si bien es cierto que lo ideal es que incluyamos una porción de cada grupo de alimentos en cada una de nuestras comidas, en caso de que no hayamos tomado mucho hidrato a lo largo del día y siempre y cuando no hayamos pasado ocho horas sentados en una silla, no es ningún delito cenar un platito de pasta. Eso sí, recuerda que siempre es mejor tomar cosas (verduras, carne, pescado) con pasta que no pasta con cosas. No olvides, por otro lado, que para perder peso lo que importa es estar en déficit calórico. Es decir, que las proteínas ingeridas sean inferiores a las consumidas. ¡El ejercicio en este sentido es la clave del éxito!