Cereales: recetas fáciles y rápidas para celebrar su día internacional

Cereales
Bol de granola casera. /Foto: Unsplash

Hoy, día 7 de marzo, celebramos el Día Internacional del Cereal. Los cereales, por su elevado contenido en antioxidantes, vitaminas, minerales y carbohidratos (idóneos para los deportistas), constituyen, junto a otros alimentos indispensables, la base de esa pirámide que todos conocemos en la que queda representada la estructura y distribución de una dieta equilibrada. Así, en COOL THE LIFESTYLE hemos preparado un recopilatorio de recetas saludables que llevan cereales como la avena y pseudocereales como la quinoa entre sus ingredientes. ¡Te las mostramos!

Cuscús con pesto, champiñones, salmón y huevo escalfado

Cereales
Bol de quinoa y salmón. /Foto: Unsplash

Ingredientes (para dos personas)

  • 200 gramos de quinoa
  • Sal (puedes probar a utilizar la sal de trufa Sabatino Tartufi disponible en Bonvoli para darle un toque gourmet)
  • Una nuez de mantequilla (o ghee o mantequilla clarificada si queremos apostar por una versión de esta receta más saludable)
  • Aceite de oliva virgen extra eco Spiritu Santo (disponible en Bonvoli)
  • Vinagre
  • Media cucharadita de pimentón dulce
  • Dos dientes de ajo
  • Un puñado de albahaca fresca
  • Un puñado de piñones
  • 100 gramos de queso curado
  • Una guindilla
  • 250 gramos de champiñones
  • Medio vaso de vino blanco (puedes emplear el Vino Verdejo Pepa, de Atelier del Vino disponible en Bonvoli para darle un toque especial a tu receta)
  • Salsa de soja
  • 300 gramos de salmón fresco sin espinas
  • Dos huevos camperos Pazo de Vilane

Preparación

  1. Cuece la sémola según indica el fabricante, con mantequilla y sal.
  2. En una sartén aparte, calienta dos o tres cucharadas de aceite de oliva y añade un pelín de pimentón dulce y un diente de ajo muy muy picado. Incorpóralo al cuscús.
  3. Para hacer la salsa pesto: en un mortero machaca unas hojas frescas de albahaca, piñones, aceite de oliva, sal, ajo y un queso curado (parmesano u otro).
  4. En la misma sartén del pimentón, sin lavarla, añade aceite, unos dientes de ajo, y una guindilla y saltea unos champiñones limpios. Puedes añadir un chorrito de vino blanco y reducir a fuego fuerte. Reserva.
  5. Descongela salmón fresco, hazlo taquitos y deja macerar cinco minutos en una buena salsa de soja. Escurre y lleva al plato.
  6. Emplata: en un lado el cuscus, en el centro el pesto, los champiñones a otro lado, el salmón en otro.
  7. Prepara un huevo escalfado: hierve abundante agua, añade un chorrito de vinagre y ve cascando los huevos camperos uno a uno en un bol. Con una cuchara haz un remolino en el agua y, aprovechando esa inercia, y con cuidado, vierte los huevos, uno a uno. En cuanto estén recogidos sobre sí mismos, escúrrelos con una espumadera y ve sacándolos.
  8. Corona el plato con el huevo.

Granola casera

Cereales
Bol de granola casera. /Foto: Unsplash

Ingredientes

Para la granola

  • 25 gramos de aceite de coco
  • Dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Dos cucharadas de sirope de agave
  • La ralladura de la cáscara de un limón
  • 300 gramos de copos de avena
  • 75 gramos de copos de trigo sarraceno
  • 50 gramos de ralladura de coco
  • 75 gramos de semillas de girasol
  • 25 gramos de semillas de sésamo
  • 50 gramos de semillas de lino
  • 100 gramos de nueces pecanas
  • Dos cucharadas de cacao puro en polvo
  • Una cucharadita de canela
  • Una pizca de sal

Para el desayuno:

  • 300 mililtros de yogur Oat Start de Abbot Kinney’s
  • Ocho cucharadas de granola de cacao
  • Una cucharada de ribs o pepitas de cacao
  • Un puñado de arándanos
  • Hoja de menta (opcional para decorar)

Preparación

  1. Precalentar el horno a 170 grados y forrar la bandeja con papel para hornear.
  2. Calentar el aceite de coco en una cacerola y retirarlo cuando se derrita. Agregar el sirope de  agave y el aceite de oliva, revolver y reservar para después.
  3. Rallar la cáscara de limón en un cuenco grande. Agregar también y mezclar bien: la avena, los copos de trigo sarraceno, la ralladura de coco, todas las semillas, las nueces pecanas, cacao puro en polvo, la canela y una pizca de sal.
  4. Agregar el contenido de la cacerola al cuenco con todos los ingredientes y revolver hasta que todo esté muy bien mezclado.
  5. Extender la mezcla de granola de manera uniforme sobre el papel de hornear y hornear durante unos 30 minutos. Es muy útil programar una alarma porque necesitaremos abrir el horno y revolver cada 10 minutos para que se dore todo por partes iguales. A nadie nos gusta la granola quemada
  6. Dejar que la granola se enfríe por completo y almacenarla en un recipiente hermético.
  7. Colocar un poco de yogur de avena Oat Start de Abbot Kinney’s en dos cuencos y echar alrededor de 4 cucharadas de granola en uno. Decora con los ribs de cacao, arándanos y con algunas hojas de menta.
  8. ¡Disfrutar de esta deliciosa granola casera!

Porridge BFIT con Q

Cereales
Porridge. /Foto: Unsplash

«El porridge es una preparación a base de avena, fruta y frutos secos muy consumida como desayuno en los países anglosajones. Lo que caracteriza a estas gachas, que serúa el nombre en castellano para este tipo de elaboraciones, es la consistencia pastosa que adquiere el cereal».

Es una explicación de la dietista-nutricionista Paloma Quintana. La encontramos en el nuevo libro que acaba de lanzar y cuya portada te mostramos bajo estas líneas. Se llama Cocina, come y pierde grasa: recetas deliciosas para una vida saludable y es un manual ideal para entender cómo funciona el proceso de pérdida de grasa y cuáles las vías adecuadas para mejorar nuestra composición corporal. Un manual para ponerte en acción y lograr tus objetivos que incluye además 60 recetas deliciosas, fáciles y saludables. A continuación te mostramos la manera de hacer un rico porridge con una de esas recetas.

Ingredientes

  • 30 gramos de copos de avena integral
  • 200 mililitros de agua
  • 200 gramos de fruta
  • 30 gramos de nueces
  • Cinco gramos de semillas de lino
  • 10 gramos de pipas de girasol y calabaza
  • Media cucharadita de café de cacao puro

Preparación

  1. Hierve el agua en un cazo o en un hervidor o microondas.
  2. Tuesta las pipas en una sartén a fuego bajo y resérvalas.
  3. Pon en un bol la avena, el lino y el cacao y añade el agua hirviendo.
  4. Remueve hasta que quede bien mezclado y con una consistencia más bien pastosa.
  5. Trocea la fruta como, por ejemplo, manzana, y añádela.
  6. Por último añade las pipas tostadas y las nueces, que aportarán un toque crujiente.

«Te recomiendo elegir copos de avena integrales gruesos», dice Paloma. «Ya que algunos de los comercializados son demasiado finos o vienen muy desmenuzados», detalla. «Para dejarlo listo la noche anterior y consumirlo frío por la mañana, puedes dejar los copos y las semillas reposar toda la noche en un tarro de cristal o taza con la correspondiente cantidad de agua, leche o bebida vegetal, dentro del frigorífico«, sostiene. «Sin necesidad de calentarlo, por la mañana puedes añadirle la fruta que te guste y los frutos secos», apuntala.

Crema de cacao y avellanas

Cereales
Crema de coco y avellanas. /Foto: Unsplash

Ingredientes

Preparación

  1. En un vaso de batidora, pon las avellanas (sin piel) así como el yogur griego.
  2. Tritura hasta obtener una especie de manteca.
  3. Añade entonces los copos de avena solubles, el cacao y la miel y vuelve a batir hasta que la masa esté homogénea. 

Natillas caseras

Cereales
Natillas caseras. /Foto: Unsplash

Ingredientes

  • 500 mililitros de leche entera
  • Tres yemas de huevo
  • 125 gramos de azúcar
  • Una vaina de vainilla
  • Una rama de canela
  • La piel de medio limón
  • Media cucharada de harina de maíz
  • Muesli de avena miel y frutos secos Kölln
  • Almohadillas crujientes Kölln

Preparación

  1. Pon las yemas en un cuenco y bátelas junto con el azúcar hasta que este último se haya disuelto completamente. Reserva. Disuelve la harina de maíz en 50 mililitros de leche fría y reserva también.
  2. Por otro lado, pon 450 mililitros de leche en un cazo junto con la esencia del interior de la vaina de vainilla, la canela y la piel de limón. Calienta a fuego medio y sin dejar de remover durante cinco o seis minutos.
  3. Pasado ese tiempo, retira la canela y el limón y añade la leche reservada, así como las yemas de huevo. Éstas hay que añadirlas muy despacio y sin dejar de remover para que no se cuajen de golpe.
  4. Remueve unos minutos más para que la crema espese ligeramente y retira del fuego.
  5. Pon una cucharadita de muesli en el fondo de varios tarros individuales y sirve encima las natillas.
  6. Deja refrigerar durante un mínimo de tres horas y sirve con almohadillas crujientes Kölln por encima.