Dieta genética: qué es y cuáles son sus beneficios

Dieta genética
Dieta genética. /Foto: Unsplash

La genética presenta un papel clave sobre nuestra alimentación y ésta también puede condicionar la expresión de nuestra estructura genética. Por eso, conocer nuestro genoma puede ser interesante para conseguir llevar una dieta que se ajuste perfectamente a nuestras necesidades. Ya no hablamos de una dieta personalizada. Vamos un paso más allá. Y lo hacemos gracias a empresas como Made Of Genes. Laura Isús, Technical Director de esta empresa, nos ha contado un poquito más en profundidad en qué consiste la dieta genética, cuáles son sus beneficios y cuáles son los secretos de esa alta eficacia que ha hecho que rostros conocidos como es Carme Chaparro hayan confiado en esta rama de la ciencia. 

Dieta genética
Almendras para una dieta genética./Foto: Unsplash

Pregunta: ¿Cómo influye la genética en la alimentación?

Respuesta: La genética presenta un papel clave sobre nuestra alimentación, puede condicionar nuestras elecciones alimentarias debido a las diferencias de la percepción del gusto entre las personas e incluso puede provocar que seamos intolerantes a determinados alimentos o desencadenar hipersensibilidades provocando una serie de síntomas que pueden causar malestar en las personas.

Sin embargo, nuestra alimentación también puede condicionar la expresión de nuestra estructura genética haciendo que determinados alimentos puedan aumentar nuestro riesgo de sufrir alteraciones a nivel metabólico, comprometiendo nuestra salud.

P: ¿A qué llamamos dieta genética?

R: Una dieta o una alimentación genética consiste en una pauta alimentaria basada en la información que obtenemos a partir del genoma de un individuo. Esto nos permite identificar qué nutrientes limitar y cuáles favorecer para evitar la aparición de malestar en las personas e incluso obtener mejores respuestas al tratamiento nutricional como por ejemplo en una pérdida de peso o la mejora de determinados parámetros analíticos.

«Una dieta genética es un tipo de dieta personalizada, es el nivel más alto dentro de las dietas personalizadas»

Dieta genética
Alimentos naturales para una dieta genética. /Foto: Unsplash

P: ¿Qué diferencia hay entre una dieta genética y una dieta personalizada?

R: Una dieta genética es un tipo de dieta personalizada, podríamos decir que es el nivel más alto dentro de las dietas personalizadas si además se complementa con otros datos moleculares como una analítica de sangre reciente y está basada en una recogida de datos previa sobre hábitos de salud. Contar con toda esta información es imprescindible para conocer cómo eres, cómo estás y cómo te cuidas. De esta forma, en base a la medición y análisis integrativo de estos datos moleculares se pueden diseñar pautas totalmente adaptadas a las necesidades de cada individuo teniendo en cuenta su estado de salud actual y como se puede llegar a comportar su organismo frente a determinadas cantidades de nutrientes específicos. Con este conocimiento único, personalizado y preciso de ti, profesionales expertos cuentan con las herramientas para guiarte en los pasos más prioritarios para que mejores tu calidad de vida y así preservar tu salud en cada etapa vital.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Made of Genes (@madeofgenes)

P: ¿Cada cuánto habría que hacerse un test de ADN y modificar nuestra dieta?

R: En principio, un test de ADN podría ser para toda la vida, ya que nuestro ADN nunca cambia. No obstante, la evidencia científica avanza cada día con nuevos descubrimientos como nuevas regiones del ADN que pueden ser interesantes analizar, es por ello por lo que la recurrencia de realizar análisis de ADN dependerá de los avances científicos y de la capacidad que tengan las compañías de actualizar estos servicios para así obtener la mejor experiencia de usuario posible basándonos en evidencia científica actualizada y de calidad.

«Cuanto más conocimiento tienes de ti, mejor te cuidas».

Además, nuestra calidad de vida y salud no solo depende de la genética,  factores externos entre los que se encuentran por ejemplo la actividad física, la gestión y nivel de estrés o el ambiente (como la exposición solar), son muy importantes e impactan en ella. La adaptación personalizada de nuestros cuidados, depende por tanto de disponer de nuestra genética, y también de información molecular (como proteínas, hormonas, vitaminas, minerales, etc. ) que podemos valorar mediante una analítica de  sangre y que nos aportan un conocimiento único sobre nuestro estado vital actual. Por ello en Made of Genes hemos desarrollado el primer servicio que combina el análisis de los resultados genéticos con los valores obtenidos en una analítica de sangre adecuándonos a las necesidades específicas de cada individuo en el momento que adquiere uno de nuestros servicios. Porque cuanto más conocimiento tienes de ti, mejor te cuidas.

Dieta saludable
Dieta saludable. /Foto: Unsplash

«En base a tus potenciales, podemos conocer qué tipos de entrenamiento pueden ser más adecuados, cómo evitar lesiones e incrementar tu rendimiento»

P: ¿Debemos adaptar nuestro entrenamiento también a los resultados? ¿Y los cosméticos que empleamos?

La actividad física es esencial para una vida saludable, en el control del peso corporal así como para prevenir problemas de salud relacionados con el sistema cardiovascular, o mejorar la condición física, e incluso para un sueño saludable y mejorar el estado de ánimo. Nuestro estudio molecular, combinando genética con marcadores bioquímicos, nos aporta información valiosa y precisa sobre nuestras características y potenciales individuales, permitiéndonos adaptar nuestra actividad física para garantizar una práctica segura y a su vez optimizar el rendimiento. En base a tus potenciales, podemos conocer qué tipos de entrenamiento pueden ser más adecuados, cómo evitar posibles lesiones e incrementar tu rendimiento, además de las ayudas nutricionales que pueden ayudarte a conseguirlo.

De la misma forma, conocer los factores que impactan más en nuestro envejecimiento nos ofrece las herramientas necesarias para implementar estrategias de estilo de vida, que nos permitan mantenernos con salud y vitalidad ahora y en el futuro, evitando el envejecimiento prematuro. Mediante este conocimiento único de tus necesidades, como por ejemplo tu capacidad antioxidante, necesidad de determinados micronutrientes o respuesta de tu piel a determinados factores externos te ayudará a conocer cómo conservar el aspecto y la salud de tu piel, previniendo los signos del envejecimiento, adaptando tus necesidades precisas de nutrientes en tu alimentación y productos cosméticos y cuidados más adecuadas según las necesidades actuales de tu piel.

Sandía
Sandía / Foto: Unsplash

P: ¿Qué beneficios se obtienen a corto y largo plazo de todo esto y cómo los percibimos?

R: A corto plazo obtenemos el conocimiento de nuestros hábitos para mejorar o priorizar respecto a la información de nuestros genes y marcadores analíticos. Esto nos permite realizar los primeros cambios de hábitos para comenzar a obtener mejoras en nuestro estado de salud actual.

Por otra parte, los beneficios obtenidos a largo plazo son mayores incluso. Esto se debe a que, aparte de poder corregir las alteraciones actuales, también podemos determinar si existe alguna sensibilidad aumentada a algún nutriente específico que pueda provocar que se desencadene una alteración a nivel metabólico en caso de que no haya un control sobre el mismo. De esta forma no sólo detectamos y aplicamos cambios a esos hábitos nocivos, sino que además junto a unas recomendaciones accionables podemos disminuir el riesgo a que se desarrollen condiciones indeseadas.

P: ¿Se detectan con este estudio intolerancias y sensibilidades?

R: Efectivamente, gracias a estos estudios podemos determinar si existe un mayor riesgo de sufrir intolerancias a la lactosa o hipersensibilidades al gluten. Este tipo de intolerancias e hipersensibilidades presentan un componente genético muy importante. Muchas veces estas intolerancias e hipersensibilidades, sobre todo si uno no es consciente de su existencia, pueden causar sensación de malestar, dolor abdominal, mayor hinchazón, e incluso diarreas, entre otros. Normalmente este tipo de síntomas suelen causar gran molestia y por ello la detección precoz de este tipo de alteraciones es esencial para mejorar nuestra calidad de vida.

P: ¿Cómo hacéis seguimiento de los pacientes?

R: El cuerpo es un sistema orgánico donde no podemos trabajar un área específica sin perder de vista el conjunto. Realizar un seguimiento es sumamente importante, ya que nos permite evaluar el impacto de nuestros hábitos y factores externos y adaptar nuestras recomendaciones según nuestra etapa vital y necesidades. Por ello, acompañamos nuestros servicios con un estudio periódico para el seguimiento y control de tu salud, donde realizamos de nuevo un análisis de sangre para ver cómo estás evolucionado y adaptamos de nuevo las recomendaciones de hábitos de vida a tu estado actual mediante una visita de seguimiento con uno de nuestros Health Coaches.

El seguimiento viene más de la parte analítica (de los marcadores en sangre) ya que es donde podemos observar realmente si hemos obtenido una mejora de estos a partir de la adquisición de nuevos hábitos. Para ello estamos desarrollando el nuevo producto: Made of Genes NOW. Con este,  no solo volveremos a revisar los marcadores analíticos en sangre, sino que además los integraremos de nuevo con la información genética del usuario para que obtenga nuevas recomendaciones adaptadas al nuevo estado de salud del usuario.

La experiencia Made of Genes de Carme Chaparro