Rutina de yoga para evitar las digestiones pesadas

Digestiones pesadas
Yoga contra las digestiones pesadas./Foto: Unsplash

El estrés del día a día, las comidas copiosas del fin de semana, la falta de descanso y las malas elecciones que hacemos para paliar el hambre cuando no tenemos tiempo de preparar una receta elaborada pueden provocar digestiones pesadas. Por suerte, existen disciplinas como el yoga que hacen las veces ora de método preventivo ora de medicina. Por eso, a lo largo de este artículo te vamos a presentar una rutina de yoga muy sencilla para evitar las digestiones pesadas. Asanas aptas incluso para quienes nunca hayan hecho yoga antes. ¡Toma nota!

Digestiones pesadas
Yoga para digestiones ligeras. /Foto: Unsplash

La rutina de yoga para una digestión más ligera

  1. RespiraciónPara comenzar la rutina preparamos un mat o una esterilla en el suelo y la primera postura consiste en permanecer sentados con las piernas cruzadas. De esta manera, se inicia la respiración consciente. Así, comienza la relajación y la conexión con nuestro cuerpo.
  2. Movimientos circulares sobre el abdomen: en la misma postura, se coloca una mano en el pecho y otra en el abdomen, para comenzar el siguiente movimiento. Se trata, sin despegarnos del suelo, de realizar movimientos circulares sobre nuestro cuerpo, comenzando el movimiento por la derecha y luego cambiando de sentido por la izquierda. El objetivo es sentir el movimiento circular en el estómago. En esta postura cerrar los ojos puede ayudar a la relajación. Este ejercicio se realiza durante dos minutos.
  3. Movimientos circulares con las manos en las rodillas: regresamos al centro y colocamos las manos sobre las rodillas. Desde esa postura, inhalamos, abrimos el pecho y después llevamos el pecho hacia dentro, curvando la espalda, y desde ese punto se realizan movimientos circulares, en un sentido y en el otro.
  4. Movimiento de brazos: Tras ello, llevamos la mano derecha al suelo como punto de apoyo y con el otro brazo realizamos movimientos circulares de manera amplia y despacio repitiendo lo mismo con el otro brazo. El objetivo es sentir ese movimiento fluido en el abdomen. Mantener siempre presente la respiración.
  5. Torsiones: Llevamos la mano derecha a la rodilla izquierda y la mano izquierda detrás del cuerpo formando así una torsión. Repetimos este movimiento también en el lado contrario. El sentimiento es una torsión suave en el abdomen.
Digestiones pesadas
Yoga contra las digestiones pesadas. /Foto: Unsplash

Con estas posturas el cuerpo se sentirá más liviano pues contribuyen, entre otras cosas, a la relajación del abdomen, lo cual, al tiempo, facilita la digestión. Recuerda también que existen alimentos pensados precisamente para evitar la sensación de pesadez tras las comidas. Es el caso de los yogures, quesos o leches de Kaiku Sin Lactosa, por ejemplo. La marca ofrece diferentes propuestas que pueden ayudar a tener digestiones más ligeras. No dejes de confiar en el poder de las infusiones carminativas como el hinojo y trata de comer hasta que estés saciada y nunca llena. El descanso y la hidratación son también cruciales.