Jordi Canela y por qué el yoga también es para ellos

Yoga
Jordi Canela, fundador de Yoga One./Foto: Jordi Canela

Promesa, proyección y herramienta. Eso y mucho más es el yoga en palabras de Jordi Canela, fundador de Yoga One, la plataforma online que hace posible la práctica para todos y todas a partir de 37 centros repartidos en 14 ciudades de todo el país. Hemos tenido el placer de charlar con él y hemos comprendido por qué esta disciplina, que no entiende de género ni edad, goza cada vez más del don de la ubicuidad.

Yoga
Haciendo yoga / Foto: Jordi Canela

Pregunta: ¿Cuándo empezaste a interesarte por el yoga?

Respuesta: Fui a una conferencia en Estados Unidos sobre gestión emocional y asistí a una clase de yoga que me conmovió. Vi todos los beneficios que tenía la práctica y empecé a zambullirme en ella.

P: ¿Hace cuánto tiempo fue esto?

R: Hace unos 28 años.

P: Entonces en España apenas habíamos oído hablar del yoga, ¿no?

R: Había yoga en algunos gimnasios pero era una práctica incipiente.

P: ¿Cómo has visto el crecimiento del yoga desde entonces?

R: El yoga progresa constantemente. No ha sido un boom o una luz que se encienda y se apaga sino un flujo constante de crecimiento durante este tiempo. Cada vez está más reconocido y abierto en la sociedad. Antes era de difícil acceso, místico y escondido. Ahora es cada vez más común. Antes veíamos el yoga como una actividad destinada a un grupo determinado y no entendido dentro de la sociedad. Ahora es más accesible.

Yoga
Jordi Canela, fundador de Yoga One./Foto: Jordi Canela

P: ¿Crees que a pesar de esto se mantiene la parte espiritual del yoga o hay quien lo practica únicamente por buscar la asana perfecta?

R: Digamos que en la actualidad puedes encontrar todo tipo de yoga: desde un yoga más físico a un yoga más energético o espiritual. Hay algunos que lo contienen todo. Son más integrales. Pero de forma general podemos verlo como que existen varios tipos de yoga distintos que son como diferentes corrientes del mar que te ayudan a moverte hacia un lado u otro pero todas forman parte de un mismo mar.

P: ¡Qué bonito! ¿Y qué piensas del papel del hombre en la práctica del yoga?  Vemos que cada vez son más los que lo practican pero muchos siguen algo reticentes con este tema, ¿no?

R: Sí. Estados Unidos marca tendencia general en el mundo sobre estos temas.Por lo que he visto en este sector allí van unos 15 años por delante. Cuando yo empecé a ir allí hace como unos 20 años, la práctica era un 70% mujeres y un 30% hombres. Ahora ya están en un 50-50. Aquí nosotros estamos en un 80-20 aproximadamente y cada vez iremos tendiendo más a este 50-50.

Yoga
Yoga frente al mar / Foto: Jordi Canela

P: ¿Y cuándo crees que lo alcanzaremos?

R: (Risas) No lo sé. Depende del trabajo que hagamos.

P: Muchos piensan que hay que ser bastante elástico para practicar yoga. ¿Qué les dices a quienes piensan de esta manera?

R: Que hay que ser elástico en la mente.

P: Y a eso precisamente, entre otras cosas, nos enseña Yoga One. Háblanos de esta plataforma online.

R: En Yoga One hemos tratado de hacer accesible el yoga con muchas clases, estilos y horarios para que cada cual encuentre lo que le va bien. 

P: ¿Y es lo mismo practicar yoga online que hacerlo de forma presencial? ¿Crees que tiene los mismos beneficios?

R: Puede tenerlos en la medida en que el profesor, ya sea presencial u online, tenga la capacidad de hacer que conectes con la enseñanza y entres en el estado de consciencia en la práctica. Generalmente es más potente una práctica colectiva que una individual pero se puede tener una gran experiencia individual a través del online. La ventaja sobre todo es hacer accesible el yoga.

Yoga
Jordi Canela, fundador de Yoga One./Foto: Jordi Canela

P: Y quizá tenga otra ventaja más porque ahora muchas podrán por fin enganchar a su pareja y hacer que se atreva a practicar desde casa.

R: (Risas) ¡Claro! Es una gran oportunidad para hacer yoga en casa juntos y llegar a la gente a la que a lo mejor le es difícil desplazarse por los niños o falta de tiempo.

P: Porque además hay mucha gente a la que le da vergüenza iniciar una actividad nueva frente a personas que no conoce.

R: Sí, a veces puede ser un obstáculo ir a un centro y compararte con otros si no hay un profesor que te explique muy bien la importancia de que tú respetes tu propio proceso y no te compares. Que te diga que menos puede ser más y te enseñe a gozar el proceso. Eso sí, al estar en casa no hay ese componente comparativo. Puedes ir a tu ritmo y hacerlo a tu manera pero también es verdad que en casa hay más distracciones y no tienes la guía tan directa de un profesor.

P: Hablando de distracciones… para evitarlas, ¿cómo tiene que ser el espacio en el que practiquemos yoga en casa?

R: Un espacio sobre todo tranquilo. Si estás en medio del comedor, pasan los niños o está el televisor encendido, la práctica se hace más difícil. Es mejor estar en una habitación con la puerta cerrada. Una estancia de luz regulable donde puedas centrarte en las imágenes y la voz del profesor.

Yoga
Yoga en la montaña / Foto: Jordi Canela

P: Seguro que muchos tienen ya ese espacio asignado porque a raíz de la pandemia hemos tenido que acostumbrarnos a practicar ejercicio en casa y han surgido muchas plataformas que nos ofrecen la posibilidad de hacerlo. El abanico es amplio, de hecho, pero ¿qué hace a Yoga One diferente del resto?

R: Uno de los propósitos de la plataforma es transmitir la energía de Yoga One. Puedes encontrar muchos profesores distintos con muchos estilos para dar con el estilo que te va bien y disfrutar de diferentes tipos de prácticas para trabajar diferentes capacidades: fortaleza, agilidad, flexibilidad, presencia, consciencia… Además te puedes formar online y encontrar contenido orientado al conocimiento de las diferentes posturas y sesiones de introducción al yoga y una serie de entrevistas para aprender a llevar el yoga a la vida. En este último sentido, por poner un ejemplo, cabe mencionar la postura del árbol. Nosotros tenemos siete centros de consciencia a lo largo de la columna vertebral que desarrollan nuestro poder creativo. Tenemos una serie de capacidades creativas y podemos materializar la vida que nos imaginamos reflexionando sobre quién soy e imaginando quién quiero ser y qué puedo crear. Así, a través de la postura del árbol podemos imaginar que las ramas son esa proyección.

P: ¡Qué bonito Jordi! ¡Haces del yoga poesía!

R: (Risas) Sí es que el yoga no es solo algo físico sino mental y espiritual y precisamente las entrevistas que encuentras en Yoga One hablan de esto para ayudarnos a aplicar el yoga a la vida.