Mesoterapia: todo lo que tienes que saber

En la imagen, una mujer cuida de sus piernas. /Foto: Pexels
En la imagen, una mujer cuida de sus piernas. /Foto: Pexels

¿Has oído hablar de la mesoterapia? Se ha convertido en uno de los tratamientos faciales y corporales más demandados. Sin embargo ¿Sabemos de verdad en qué consiste, hasta qué punto ha evolucionado, qué usos se le dan y cuándo comenzó a utilizarse como técnica de belleza? A lo largo de este artículo respondemos a estas y a otras preguntas de la mano de una experta.

La mesoterapia se emplea sobre todo en las caderas.
En la imagen, una modelo posa en bikini y presume de abdomen plano. / Foto: Unsplash

”En su origen la mesoterapia fue inventada como una técnica de medicina alternativa para tratar dolencias de tipo crónico, allá por 1952”, cuenta Blanca Díaz Ley, Dermatóloga Centro Felicidad Carrera. Ella ha sido precisamente quien nos ha explicado que su uso en el campo de la estética consiste en la aplicación de microinyecciones de medicamentos convencionales, homeopáticos, vitaminas, minerales y aminoácidos con dos finalidades básicas:

  • Mejorar y rejuvenecer el aspecto de la piel del rostro
  • Reducir los acúmulos de grasa localizada en determinadas zonas del cuerpo: en este ámbito estético también se alude a la mesoterapia como microneedling.

En teoría, esas microinyecciones, según nos cuenta la dermatóloga, se pueden hacer en todas las zonas del cuerpo exceptuando las plantas de los pies y las palmas de las manos. La doctora asegura que, al margen de rostro, cuello y escote, las áreas más demandadas son las caderas, los brazos y los muslos. Además, te sorprenderá saber que la mesoterapia es útil también sobre el cuero cabelludo porque nos ayuda a aumentar, en palabras de Díaz Ley, el espesor de la melena. Por si fuera poco, la mesoterapia podría favorecer el crecimiento del cabello. Pero ¿sabes lo que es aún más fascinante? Que la mesoterapia puede ayudarnos a acabar con la grasa submentoniana y combatir el envejecimiento del dorso de las manos o las zonas genitales.

¿Es útil la mesoterapia para combatir la celulitis?

“Para la celulitis, como los problemas son los tractos fibrosos que encapsulan la grasa, la mesoterapia no es del todo eficaz”, asegura la doctora. “Es más eficaz para el acúmulo de grasa que para la celulitis, ya que los cócteles que se inyectan contienen vitaminas que suelen activar el metabolismo de la grasa, la lipolisis”, nos explica. “La mesoterapia es eficaz para mejorar el volumen, pero no la celulitis en sí misma”, dice tajante.

La mesoterapia no elimina la celulitis pero nos ayuda a reducir volumen.
En la imagen, dos amigas posan frente al mar./ Foto: Unsplash

Preguntada por cuántas sesiones de mesoterapia necesitamos a grandes rasgos para notar mejoría, la experta nos dice que todo depende de la zona a tratar, pues los resultados se notan con más inmediatez en unas zonas que en otras. Sin embargo, señala que en general tres sesiones suelen ser suficientes. “No hay estudios que certifiquen cuántas sesiones se necesitan para que la mesoterapia sea eficaz, pero suelen recomendarse unas tres”, dice la doctora. «Aunque en muchos casos ya desde la primera sesión se notan resultados, que se hacen especialmente visibles a los tres meses”, nos cuenta.