«La pasión no tiene edad, es una actitud ante la vida», Olga Córdoba

George y Amal Clooney
George y Amal Clooney / Foto: Getty

¿Cómo te ves dentro de unos años? Si tienes pareja, ¿crees que serás capaz de mirarla o mirarlo a los ojos con la actitud con la que hoy lo haces? ¿Haber superado una larga vida juntos será ventaja o inconveniente? La doctora Olga Córdoba, psicoterapeuta en el Hospital Universitario Gregorio Marañón y experta en psicoterapia de pareja, nos habla sobre «la edad para amar» y nos explica qué deben aprender los adultos de los jóvenes y los jóvenes de los adultos en este sentido. Deja claro que la vida es un viaje y que existen una serie de factores determinantes para vivirlo de forma positiva.

Carmen Lomana
Carmen Lomana / Foto: Instagram

Pregunta: Partimos del concepto. ¿Qué es la pasión?  

Respuesta: La pasión es una emoción que se siente muy intensamente, hasta el punto de vivirla un poco al límite, con sensación de “perder la cabeza” dejándose llevar por la emoción. Vivir algo con pasión nos hace vivir la experiencia en plenitud. Existe la pasión en la pareja, pasión por la vida, pasión por el trabajo…

P: ¿Hay una edad para la pasión?

R: La pasión no tiene edad, es una actitud ante la vida. Vivir con pasión significa incorporar emociones a nuestro día a día, ponerle amor y dedicación a lo que hacemos, a las relaciones personales, a nuestra pareja, a nuestra familia y disfrutar en cada momento de las pequeñas cosas, de las más cotidianas. 

«La pasión y el deseo se mantienen vivos a lo largo de la vida»

Harrison Ford y Calista Flockhart
Harrison Ford y Calista Flockhart / Foto: Getty

P: ¿Por qué una vez alcanzada cierta edad la pasión se convierte en  tabú?

R: Existe la falsa creencia de que la pasión desaparece conforme cumplimos años, y nada más lejos de la realidad. La pasión y el deseo se mantienen vivos a lo largo de la vida, pero la sociedad tiende a invisibilizar a las personas de cierta edad, es como si el fin de la etapa “productiva” o “fértil” marcara el fin del placer, del deseo y del amor. Y nada más lejos de la realidad porque es a esas edades cuando las personas se sienten generalmente más plenas, más confiadas, más realizadas, más liberadas de obligaciones, lo cual les predispone y facilita poder dedicarse a vivir con mucha más pasión y entusiasmo todo aquello que hasta entonces no pudieron.

«Cuidar la relación de pareja debe estar presente cada día de sus vidas juntos si quieren llegar al final y al mirarse a los ojos descubrir que ha sido un placer ese largo viaje juntos»

Jane Fonda y su exmarido Ted Turner
Jane Fonda y su exmarido Ted Turner / Foto: Getty

P: Como experta en terapia de pareja, ¿qué crees que deberían  aprender los jóvenes de las parejas adultas? 

R: Mucho. La experiencia en la vida es un grado y las parejas adultas con largo recorrido cuentan con experiencias vitales que no encontrarán los jóvenes en ningún otro lugar. De lo que más aprendemos en la vida es de nuestros errores e intentamos repararlos y no repetirlos. Los jóvenes viven en el presente y en la inmediatez, pero los de más edad sabemos que tenemos que ir sembrando para recoger frutos en el futuro, y en el amor existen claves muy importantes para la vida en común que deben permanecer a lo largo del camino en común: el respeto en la pareja en cualquier situación (sin excusas, ni justificaciones, la intimidad (incluida la sexual), el amor-cariño-ternura y cuidado mutuo. Cuidar la relación de pareja es algo que los jóvenes deben saber que es una actitud que debe estar presente cada día de sus vidas juntos si quieren llegar al final y al mirarse a los ojos descubrir que ha sido un placer ese largo viaje juntos.

P: ¿Y los adultos de los jóvenes? 

R: También. Los jóvenes en general son mucho más intensos, espontáneos y entusiastas. Ellos viven el momento, disfrutan el presente sin proyectarse excesivamente en el futuro. Tenemos que aprender a disfrutar este momento presente y dejar de lado las preocupaciones por el futuro que nos impiden disfrutar el aquí y ahora. Vivir con pasión como si no hubiera un mañana es una actitud a incorporar en nuestras vidas.

Robert Redford y su mujer Sibylle Szaggars
Robert Redford y su mujer Sibylle Szaggars / Foto: Getty

P: ¿Qué le dirías a quien crea que una pareja a los 60 o más sólo  perdura por la costumbre? 

R: Las hay que efectivamente sólo perduran por costumbre porque han ido acumulando deudas pendientes del pasado sin resolver. Esta situación es muy triste y difícil de mantener porque se generan dinámicas de relación muy tóxicas o patológicas. Saber terminar aunque la relación sea muy duradera, es darse la oportunidad de ser feliz en esta etapa de la vida que actualmente es muy larga y se puede disfrutar intensamente.

Afortunadamente también existen parejas que llevan juntos más de 20-25 años, han ido superando sus crisis de pareja (algunas normales del ciclo vital) que les han servido para crecer como pareja e ir aceptando sus diferencias. Si se han respetado, han resuelto sus discrepancias negociando desde la igualdad y el respeto a la individualidad de cada uno, si a pesar de los avatares de la vida han sabido preservar un espacio de intimidad, de diversión, de humor, de sexo, se siguen gustando y atrayendo porque también se esfuerzan por ello y no se dejan llevar, seguramente llegados a este momento de la vida se sienten afortunados de lo que sienten.

Son parejas que entendieron que su relación y el amor que sienten había que cultivarlo día a día y ahora llegan a esta etapa de la vida mucho más tranquilos, con aceptación plena de cada uno, sin luchas de poder. A veces coincide con cambios importantes en la vida como la jubilación, o la salida de los hijos del hogar. Para muchas personas supone una tremenda crisis personal y familiar, sin embargo, para otras  es el momento de liberarse de sus obligaciones y disfrutar de la compañía de su pareja, sin prisas para hacer todo aquello que deseaban y no podían. Es el momento también del reencuentro entre ellos, un momento dulce, de orgullo por lo conseguido y satisfacción de poder continuar juntos el resto del camino. 

Pierce Brosnan y su mujer Keely Shaye Smith
Pierce Brosnan y su mujer Keely Shaye Smith / Foto: Getty

«Cuando estás con alguien a quien quieres es más fácil sentir que todo no son problemas, que merece la pena vivir y sentir lo que sientes»

P: ¿Crees que la vida en pareja ayuda a relativizar los problemas?

R: La vida en pareja si es plena nos ayuda a ser más felices en general. Cuando compartes con tu pareja tus penas, la sensación es de desahogo y descarga, ya no parece tan grave aquello que te preocupaba. Obviamente es importante el intercambio de roles para dar apoyo recíproco cuando lo necesite cada uno, en eso consiste la pareja. Además, cuando estás con alguien a quien quieres, es más fácil sentir que todo no son problemas, que merece la pena vivir y sentir lo que sientes.

P: ¿Influye la edad a la que nos conocemos en la relación de  pareja? 

R: Claro que influye. Cuando somos muy jóvenes la elección de la pareja puede hacerse desde distintos lugares. Tal vez inconscientemente buscamos a la pareja idónea con quien crear una familia, a veces en  la elección  pesa más cumplir las expectativas de nuestros padres o lo que se espera de nosotros o simplemente nos dejamos llevar por la intensidad de la pasión sin ser capaces de ver más allá.

Cuando se trata de parejas que se eligen ya a cierta edad, pasada la mitad de la vida por ejemplo, tras un divorcio, que ya no buscan como proyecto vital formar una familia sino encontrar a la persona idónea a la que amar y con la que compartir sus vidas para ser lo más felices posible, es muy diferente. Generalmente se filtra mejor, la propia experiencia de vida y la claridad sobre todo de lo que no quieres, te facilita la elección. A cierta edad se da más valor a la calidad de la relación, se valora mucho más la compañía, la ternura, la intimidad, la sensualidad, el amor. 

Kevin Costner y Christine Baumgartner
Kevin Costner y Christine Baumgartner / Foto: Getty

P: ¿Qué tres cosas no debe perder una pareja para que la llama siga viva a los 60?

R: Comunicación, respeto e intimidad. Estos tres ingredientes son los más potentes elixires de la pasión a partir de cierta edad.

Según el estudio Seniors, Pasión y Sexo realizado por Pikolin, el 78% de la Generación Boomer (+60) se sienten silenciados en temas como la pasión, el sexo o las relaciones y el 89% cree que a la gente joven le da vergüenza hablar de sexo con personas de su generación. El movimiento #parejaapasionada, impulsado por Pikolin, pretende acabar con este estereotipo.

El movimiento forma parte de la nueva campaña de Pikolin, “Injubilables” y busca acabar con los estereotipos y replantearnos una mayor diversidad en torno a la pasión, una reivindicación de lo que significa el término “pareja apasionada” para demostrar que la pasión no depende de la edad. Para ello, se invita a todo aquel que quiera sumarse a entrar en la web y compartir la imagen en redes sociales, ayudando así a hacer que aparezca en el top de las búsquedas de Google.

Con este movimiento y con “Injubilables”, Pikolin se convierte en altavoz de un colectivo muy silenciado por la sociedad, mostrando cómo los más mayores viven su vida con pasión e impulsando un cambio social.

“Queremos poner en el centro que las ganas de vivir cada momento con pasión, vitalidad y entusiasmo no entienden de edades, es una cuestión de actitud. Y no hay mayor pasión que mantener vivo el deseo de amar durante toda tu vida”, señala Ana Robledo, directora de Comunicación de Pikolin.

Robert De Niro y Grace Hightower
Robert De Niro y Grace Hightower / Foto: Getty