¿Por qué Paula Ordovás guarda espirulina en su despensa?

En la imagen, alga espirulina
En la imagen, alga espirulina

Por su alto contenido en proteínas. Porque es una interesante fuente de hierro. Por su elevado aporte de vitamina A. Porque es rica en antioxidantes. Porque tiene mucha fibra. Porque nos ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico y no contiene grasas saturadas por ser un alimento de origen vegetal. Por estas razones y otras muchas la espirulina es un alga que se ha convertido en un “superalimento” de moda. Paula Ordovás reconoció en el siguiente vídeo, en el que explica cómo distribuye su despensa, que la consume de vez en cuando con sus populares batidos verdes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Os cuento cómo organizo mi nevera y despensa, que ingredientes no faltan nunca y mis básicos esenciales para crear platos WOW! Una advertencia: no pretendo decir que mi nevera sea perfecta. Pero vuestros deseos son ordenes y aquí tenéis el video que tanto me habéis pedido. Mi objetivo es que creéis esa nevera apetecible. La mayoría de nosotros tenemos cerebros perezosos, por lo que no es tentador esforzarse por abrir un recipiente opaco. Ayuda a eliminar el desorden visual. Organiza bien la nevera por grupos de alimentos, aprovecha bien el espacio y ten todo listo para que cocinar o picar tus ‘snacks’ sea más fácil y apetecible. Y recuerda, no podemos comer saludable si no tenemos los ingredientes, así que haz que las frutas y las verduras predominen en tus baldas y cajones y sitúa lo que vas a comer pronto o se estropee antes, en las baldas centrales. No almacenes en el fondo de cajones de manera que te olvides de las cosas. También debo mencionar que tengo mi despensa llena de legumbres, nueces, semillas, etc. ¡La nevera no es toda la historia!

Una publicación compartida de Paula Ordovás (@paulaordovas) el

La espirulina se vende en polvo y en cápsulas. Se puede añadir a batidos y smoothies o bien tomar como condimento de un yogur o un puré si escogemos la versión en polvo. Tiene un sabor bastante potente que no agrada a cualquier paladar. Es por eso por lo que muchos prefieren la espirulina en pastillas. Además, tiñe bastante así que te recomendamos volcarla en un frasquito de cristal que puedas conservar en un armario oscuro, fresco y seco y que emplees una cuchara para servirla porque si la guardas en su propio sobre es posible que te manches cada vez que la utilices.

Aunque en principio no está contraindicada hay que advertir que puede estar contaminada por metales pesados así que tenemos que tener en cuenta la procedencia y asegurarnos de que compramos una espirulina pura y ecológica. Lo mejor es acudir a un herbolario y dejarse guiar por un profesional. Además para empezar a consumir suplementos no sirve el libre albedrío. En el caso de la espirulina tienen que tener especial cuidado las personas con problemas de tiroides, las embarazadas y lactantes.

¡Cuidado con los superalimentos!

Tenemos que tener en cuenta que ningún alimento por si solo debería ser considerado un “superalimento”. No hay un solo producto, por natural que sea, que confiera a nuestro organismo todas las propiedades nutritivas necesarias para su correcto funcionamiento. Nuestra maquinaria interna marcha bien cuando el conjunto de los alimentos que ingerimos constituyen una alimentación sana y equilibrada. No hay alga, planta, verdura, fruta, carne, pescado o cereal que sea la panacea. Está bien conocer ingredientes nuevos, variados y exóticos para incorporarlos a nuestra alimentación y gozar de una dieta variada pero… los milagros, ¡a Lourdes! Pues la inclusión en la dieta de alimentos aislados no está justificada. La espirulina es completamente prescindible dentro de una dieta sana y equilibrada porque sus valores nutricionales solo son interesantes si tenemos en cuenta las propiedades que contienen 100 gramos de producto e ingerir 100 gramos de producto al día ni es sencillo ni se recomienda. Como mucho podemos tomar tres gramos de espirulina al día así que imagina lo cortos en nutrientes que nos quedamos. Además es interesante decir que tal y como desmintió la famosa dietista- nutricionista Victoria Lozada, más conocida en las redes sociales como @nutritionisthenewblack, la espirulina no es fuente de B12. Como sabes, las personas vegetarianas suelen tener déficit de esta vitamina. Muchos creen que satisfacen esa carencia con el consumo de B12 pero es importante advertir que no es así.