Receta de la semana: milanesa de pollo sin gluten

Receta de la semana: milanesa de pollo sin gluten
Pollo milanesa

 Como cada semana, en COOLthelifestyle te traemos una receta fácil y rápida que puedes hacer en casa este fin de semana para sorprender a tus familiares y amigos. En esta ocasión se trata de una receta que nos proporciona el equipo de Flavia. Un restaurante que reinventa el concepto de trattoria contemporánea, comida artesanal, sin gluten cócteles, música… todo lo que necesitas en un buen restaurante. Hoy Flavia nos enseña a preparar una milanesa de pollo deliciosa.

Como sabes, llamamos milanesa de pollo al filete empanado pero ¿por qué razón? Muy sencillo. La de la milanesa es una receta típica de Milán. En un comienzo se suponía que había nacido en Viena, de donde proviene el schnitzel o escalope vienés, un plato muy parecido a la milanesa. Pero luego se dijo que la receta original proviene de Milán, donde se preparaba el escalope, comida muy popular en Europa, con huevo y pan rallado. Hoy se prepara en todo el mundo y Flavia nos da las claves para que quienes no toman gluten también puedan disfrutar de su sabor. ¡Toma nota!

Milanesa de pollo
Milanesa de pollo

Ingredientes de la milanesa de pollo sin gluten:

  • Filete de pollo
  • Tomatitos cherry
  • Huevo
  • Perejil
  • Queso parmesano rallado
  • Sal
  • Pimienta
  • Salsa pomodoro
  • Orégano
  • Ajo
  • Pan rallado Flavia Gluten Free Mix
Milanesa de pollo
Milanesa de pollo. /Foto: Unsplash

Modo de elaboración de la milanesa de pollo sin gluten:

  • Empanamos el filete de pollo con la mezcla de huevo, pimienta, una pizca de sal y perejil y después lo pasamos por el pan rallado.
  • Freímos y ponemos a escurrir.
  • Una vez bien bien escurrido, lo metemos al horno con queso parmesano rallado y mozzarella, salsa pomodoro, unos tomatitos cherry, ajitos y orégano.
  • Es importante precalentar el horno a 180 grados y lo metemos cuatro minutos para gratinar y que quede crujiente por fuera y tierno por dentro.
  • Además es recomendable servirlo encima de una cama de spaghetti pomodoro. ¡Delicioso!