La receta del turrón saludable por Elisa Blázquez

Turrón saludable
En la imagen, dos niñas comiendo chocolate. /Foto: Getty

¿Quién dijo que tuviéramos que renunciar al turrón si queremos cuidar nuestra alimentación y llevar una dieta sana y equilibrada también en Navidad? ¡Nada más lejos de la realidad! El turrón saludable también puede ser sabroso y de hecho es uno de los que más preserva el sabor natural de los ingredientes que lo conforman. Además tiene cantidad de propiedades y lo puedes preparar en casa. ¿Cómo? Muy sencillo. Siguiendo la receta fácil de la dietista- nutricionista Elisa Blázquez, directora del departamento de nutrición  de la clínica IQtra. ¡Toma nota!

Turrón saludable
En la imagen, varias onzas de chocolate negro. /Foto: Unsplash

Ingredientes para dos raciones de turrón saludable

  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 250 gramos de chocolate negro 85%
  • 1 cucharada de crema de avellanas
  • 50 gramos de quinoa hinchada
  • 60 gramos de almendras crudas
Turrón saludable
En la imagen, un bol de frutos secos. /Foto: Unsplash

Preparación del turrón saludable (20 minutos)

  1. Encendemos el horno a 200º y tostamos durante 10 minutos las almendras en el caso que estén crudas. Las dejamos enfriar.
  2. Troceamos el chocolate y lo derretimos al baño maría con la cucharada de aceite de coco. Después añadimos la crema de avellanas y lo mezclamos bien, dejamos que se temple.
  3. Cuando la crema de chocolate esté casi fría, añadimos la quinoa hinchada. Es importante que el chocolate no esté muy caliente para que el cereal no se ablande.
  4. Cogemos un molde de silicona y lo untamos con un poquito de aceite, después incorporamos la mezcla y colocamos encima las almendras enteras y tostadas para que decoren el turrón.
  5. Mete el turrón saludable a la nevera y deja enfriar toda la noche.
Turrón saludable
En la imagen una tableta de chocolate negro. /Foto: Unsplash

Tal y como nos cuenta Blázquez, este turrón saludable es rico en magnesio, el mineral relajante por excelencia. Además, nos aporta las grasas saludables y energéticas del coco, las proteínas de la quinoa, los antioxidantes del cacao y el calcio de las avellanas. No contiene azúcar refinada, gluten ni lácteos. ¿Qué más podemos pedir?