Yogonchelo: la elegancia del nuevo yoga

En la imagen, la modelo Stella Maxwell. /Foto: Getty
En la imagen, la modelo Stella Maxwell. /Foto: Getty

¿Has oído hablar del yogonchelo? Se trata de una disciplina que, con el paso del tiempo, gana adeptos a pasos agigantados al rededor del mundo entero. Una clase de yogonchelo se puede definir como una experiencia que surge de la fusión de música y movimiento y cuya nomenclatura encuentra su origen en la combinación de las dos palabras que le dan sentido: el yoga y el chelo. Así nace un nuevo yoga.

Imágenes cedidas por Notabene
En la imagen, la chelista Penny /Foto: cedida por Notabene

Paula (@pennydean) y Mariana (@marianamoreno.nana), las chicas de Nimu Hood, un proyecto enfocado a la creación de experiencias en clave wellness a las que llaman “despertares” para empresas y particulares imparten clases de yogonchelo. Ellas han sido quienes nos han explicado que el Yogonchelo combina Yoga y Qi Gong. El Qi Gong alude a una diversidad de técnicas habitualmente relacionadas con la medicina tradicional china, que comprenden la mente, la respiración y el ejercicio físico. “Como profesoras de yoga, al construir las secuencias a veces nos encontrábamos con que faltaba el complemento musical. Conocíamos los beneficios que tienen las vibraciones en nuestro cuerpo y decidimos diseñar este nuevo concepto que aúna yoga y chelo”, dicen desde Nimu Hood. Así nació este nuevo yoga.

Imágenes cedidas por Notabene
En la imagen, la chelista Penny y la yogui Mariana Moreno /Foto: cedida por Notabene

Según Paula y Mariana, en la actualidad, todos, sin excepción, tenemos la mala costumbre de exigirnos demasiado. Tanto es así que no es extraño ver caras serias durante una clase de yoga. Nos empeñamos en alcanzar la perfección con cada postura y nos olvidamos de disfrutar de los beneficios de la práctica en si misma. Esto es precisamente lo que el Yogonchelo quiere recuperar. “Lo que conseguimos ofreciendo Yogonchelo es que el público experimente el movimiento y el fluir de su cuerpo con la música sin juicios, haciendo un ejercicio libre y para todo el mundo. Salimos del orden del Yoga para que surja la creatividad”, dicen Paula y Mariana sobre este nuevo yoga.

Si nunca has practicado Yoga, quizá lo más acertado es que te acerques a la disciplina por medio de las clases online que tanto Nimu Hood como otros centros pueden ofrecerte en el escenario extraño de la desescalada. Paula y Mariana son partidarias de alternar estas sesiones virtuales con las presenciales porque es la única manera de poder saber si de verdad estamos desarrollando las posturas de manera correcta. El verano puede ser un buen momento para iniciarnos en la práctica porque es un periodo de parón en el que nos cuidamos y dedicamos tiempo de manera consciente.Practicar Yoga durante esos días te va a acompañar en ese camino, aumentar tu consciencia y poder disfrutar más del momento y analizar tu día a día que a veces vuela.¡Además no necesitas nada más que tu cuerpo! Pocos deportes implican tan poco atuendo y complementos”, nos dicen las chicas.

Los mejores looks de deporte para practicar el nuevo yoga

¡Y hablando de atuendo! Lo que sí es esencial según Paula y Mariana es que nos sintamos cómodas. “Necesitamos prendas que nos acompañen en esa libertad de movimiento que hablamos, no necesitamos más restricciones, pero siempre buscamos calidad y diseño”, sostienen. Para la clase de Yogonchelo las chicas han confiado en la marca Born Living Yoga. Sostienen que sus leggings “son brutales porque parece que se ajustan como una segunda piel y te olvidas de que llevas nada puesto”. Te mostramos algunos de los modelos de la firma a continuación para que compruebes por ti misma que el éxito de la marca no radica solo en la comodidad de sus prendas sino también en la belleza de sus diseños.

Los mejores looks para practicar el nuevo yoga
En la imagen, mejores looks para practicar el nuevo yoga. /Foto: Cortesía de Börn Living Yoga

Believe Athletics y Lululemon son otras firmas exclusivas en las que puedes confiar para practicar yoga no solo de una forma cómoda sino también cargada de glamour y estilo.

Believe Athletics es una firma creada por dos hermanas catalanas que además contribuyen por medio de la venta de ciertas prendas de su colección a ayudar a las mujeres de la India por medio del envío de packs higiénico-sanitarios que contribuyen a la normalización de la menstruación que a día de hoy es aún un tema tabú en esta población. Es una firma sostenible creada por mujeres para mujeres y parte de la máxima de que es necesario que cada día nos dediquemos un ratito a nosotras mismas. 

Lululemon por su lado es una marca canadiense fundada por Dennis Chip Wilson en 1998 y hoy cuenta con un prestigio internacional sin precedentes. Rara vez rebaja sus prendas y sin embargo es líder en ventas. Tiene más de 200 tiendas en todo el mundo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Your one-stop sports bra for yoga, run, and train. Discover bras for any and all your sweatiest pursuits — link in bio. Featured: The Energy Bra

Una publicación compartida de lululemon (@lululemon) el

Una vez tengas las ganas y el atuendo solo queda practicar, practicar y practicar. “Nuestra recomendación sería eliminar cualquier prejuicio,  objetivo o presión sobre tu práctica”, nos dicen Paula y Mariana. “Como decía Patthabi Jois “Practice and all is coming”, sostienen. “Déjate llevar, tu cuerpo irá mejorando en fuerza y flexibilidad y poco a poco las posturas llegarán cuando tengan que llegar. Cualquier práctica, hasta la más básica es divertida si sabes disfrutarla”, dicen a modo de consejo final.

Las dos ashtanguis nos animan a buscar la modalidad que más nos guste. Pero no cabe duda de que el Yogonchelo es algo que tienes que probar. El término fluir encuentra su sentido cuando cierras los ojos y te centras en fluir y escuchar. En moverte y saludar al sol al ritmo de la música. La relajación es tan brutal que apenas experimentamos cambio mental alguno cuando entramos en savasana al final de la sesión. Nos hemos esforzado en nuestras posturas pero hemos estado tan inmiscuidas en la práctica que apenas nos hemos dado cuenta del transcurso del tiempo. ¡Ha sido maravilloso!